©Todos los derechos compartidos

Hacia una campaña exitosa
Con un invierno que se asoma bastante crudo, nada mejor que tomar medidas preventivas para evitar la bronquiolitis en los más chicos.
Categoría: Salud

Con un invierno que se asoma bastante crudo, nada
mejor que tomar medidas preventivas para evitar la bronquiolitis en los más
chicos.

La temporada de invierno arrancó hace muy poquitos días pero incluso semanas
antes de ese comienzo en Bahía Blanca ya se vivían jornadas de muy bajas
temperaturas que hacían presagiar que el invierno que se venía iba a ser muy
crudo. Y no solo presagiar sino que hacia también temer por los tiempos de frío
que se avecinaban. Y con el invierno vienen enfermedades e infecciones a las
que ya estamos acostumbrados en esta etapa del año pero hay una a la cual es
muy importante hacerle frente sobre todo porque ataca a los más chicos.
Estamos hablando de la bronquiolitis que según su definición es una enfermedad
que ataca con mayor frecuencia a lactantes y niños que transcurren sus primeros
años de vida. La bronquiolitis consiste en la afectación de los bronquios más
pequeños, los bronquiolos, que son los que llevan el aire a los pulmones. Cuando
esos bronquiolos son inflamados, se hinchas y se van llenando de mucosidad,
estado que afecta la respiración del pequeño. Los primeros síntomas de la
bronquiolitis son la congestión, la tos leve y la secreción de la nariz.
El doctor Federico Bugatti es el secretario de Salud de la municipalidad de
Bahía Blanca y dialogó con EcoDias acerca de esta problemática y de cómo se
está actuando al respecto en el ámbito publico local: “Se notó un leve
incremento en la cantidad de casos, todavía no en los valores de lo que
consideramos el pico. Como todos saben estamos con el programa Casa por Casa
tratando de en los hogares donde habitan menores de un año en condiciones de
mayor vulnerabilidad, hacer todas las medidas preventivas posibles para evitar
el contagio y un tratamiento precoz y todas las unidades sanitarias
transformadas en postas de salud de infecciones respiratorias bajas para
también hacer las medidas preventivas y un tratamiento precoz”.
Consultado acerca de si los valores pueden llegar a un pico, mencionó: “Este
tipo de enfermedad que se llaman estacionales porque justamente se observa en
pocas semanas un incremento exponencial de casos, hace una curva ascendente en
quince, veinte días y después empieza a descender que tiene que ver con la
duración de la enfermedad que es alrededor de 5 a 7 días cuando uno la padece
y la velocidad de contagio. Cuando ya eso como llega un punto de saturación que
no circula más el virus, empiezan a descender los casos”.
Existen sugerencias básicas para combatir la bronquiolitis, tales como abrigar
a los chicos de manera suficiente pero no excesiva, mantener los ambientes
aireados y limpios, mantener la lactancia materna, evitar los cambios bruscos
de temperatura y no fumar delante de los niños.
Por otra parte, se aconseja prestar atención en caso de que los chicos dejen de
comer, de dormir o no tienen ganas de jugar, si tienen resfrío con fiebre, si
manifiestan dificultad o ruido al respirar y si sufren de tos que no les
permite dormir o comer.

Prevenir es el mejor remedio
Acerca de cifras, estadísticas y comparaciones con lo ocurrido en años
anteriores, Bugatti señaló que durante 2013 hubo bastantes menos casos que en
2012: “Fue un fenómeno que se dio en toda la provincia y que tiene que ver con varios
aspectos, fundamentalmente un esquema de vacunación bastante completo que
tienen los chiquitos, también tanto el Ministerio de Salud de la Nación como de la provincia
y los municipios con acciones concretas en cuanto a las medidas preventivas y
esperamos que este año por lo menos llegar a ese número que tuvimos el año
pasado que fue un número aceptable de casos, sería una campaña de invierno
bastante exitosa”.
Más allá de esto último, obviamente siempre se apunta con este tipo de
estrategias a que haya cada vez menos casos de bronquiolitis: “En el caso de
las enfermedades virales tiene una complejidad cuando los virus de la
bronquiolitis no están contemplados en ninguna de las vacunas que existen en el
calendario, son de alta contagiosidad, sí lo que van generando es inmunidad año
a año, uno si tiene este año bronquiolitis, el año que viene al mismo virus va
a tener las defensas ya preparadas para no contagiarse. Por eso tiene alguna
dificultad, siempre va a haber casos de bronquiolitis, hay un piso que no se
puede descender, sí el techo y la idea es eso tratar de bajar ese techo. Lo que
sí sabemos es que de cada cien casos de bonquiolitis que hay diez requieren
internación entonces ese número que es fijo, esa relación del 10 por ciento que
requieren internación, necesitamos que haya menos casos”.
Más allá de las ya citadas, el doctor Bugatti brindó algunas recomendaciones a
tener en cuenta por la comunidad: “La medida por excelencia preventiva es el
lavado de manos, con un lavado de manos frecuente se evitan más de la mitad de
las transmisiones de este tipo de enfermedad. Después si hay algún adulto que
esté con un cuado respiratorio tipo resfrío o gripe y hay un menor de dos años
dentro de la casa, tratar de no tener un contacto cercano, ventilar los
ambientes, que no haya mucha diferencia de temperatura entre el interior y el
exterior y tener el calendario de vacunación completo”.

¿Qué es bronquiolitis?
La bronquiolitis
es una enfermedad bastante común y algunas veces grave, que expresa una
inflamación aguda de las vías aéreas inferiores (bronquiolos). Afecta
principalmente a los más pequeños, en especial a los bebés menores de 6 meses,
y es más frecuente en los meses fríos (otoño e invierno). Es una causa
frecuente de hospitalización de niños menores de un año durante el invierno y
comienzos de la primavera.

La causa más frecuente de la bronquiolitis es el virus sincicial respiratorio
(VSR). Más de la mitad de los bebés están expuestos a este virus en su primer
año de vida. Otros virus que pueden causar la bronquiolitis pueden ser:
Adenovirus, Influenza y Parainfluenza.

¿Cómo se contagia?

El virus se transmite de una persona a otra por el contacto
directo con las manos contaminadas con secreciones nasales o a través de
gotitas aerotransportadas generadas al toser o estornudar, por aquellos que
presentan la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?
La bronquiolitis suele comenzar como un resfrío. Luego de dos
o tres días de ese cuadro, algunos niños pueden tener pocos síntomas o síntomas
menores y otros desarrollar más problemas respiratorios, como sibilancias
(ruido similar a un silbido en el pecho, al respirar) y tos.

El niño con bronquiolitis puede presentar alguno de los siguientes síntomas:
● Tos
● Fatiga
● Fiebre
● Respiración muy rápida (taquipnea)
● Aleteo nasal o retracción de los músculos del tórax en un esfuerzo por
respirar.
● Cansancio.
● Color azulado en la piel, las uñas o los labios debido a la falta de oxígeno
(cianosis): en este caso necesita tratamiento urgente.

¿Cómo puede prevenirse?

Mantener la lactancia materna.
No exponer a los niños al humo del cigarrillo.
Lavarles las manos a los niños con agua y jabón con frecuencia.
Mantener alejados a los bebés de aquellas personas que están resfriadas o
tienen tos.
Si alguien en la familia tiene alguna infección de las vías respiratorias, debe
lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes de manipular al niño.


¿Cómo se trata?

Los antibióticos no son efectivos contra las infecciones virales. El tratamiento incluye broncodilatadores administrados con un
aerosol y una aerocámara (generalmente denominados como «paf»).

Fuente: Ministerio de Salud

facebook
Twitter
Follow
2014-06-30 08:20:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp