©Todos los derechos compartidos

Hablemos de eso
Categoría: Salud

Un 0-800 de asesoramiento, violencia contra la mujer, abortos no punibles y mortalidad materna fueron algunos de los puntos que se trataron en unas jornadas nacionales a las que asistieron referentes de la Región Sanitaria I. En el encuentro se pautaron líneas de trabajo en la temática de la salud sexual y la procreación responsable.

Semanas atrás, en Capital Federal, se llevaron a cabo las Jornadas Nacionales de Salud Sexual y Procreación Responsable. De las mismas participaron los diferentes representantes provinciales y regionales que se ocupan de la salud sexual y reproductiva.
La doctora Sandra Bonavento (Mat. Prov. 53672), referente del Programa Materno Infantil de Región Sanitaria I, destacó como noticia importante el lanzamiento que se hizo en las jornadas de la línea de salud sexual 0800 222 3444 (0800 – SALUD – SEXUAL): “Es la línea para todo tipo de consultas, es anónima, gratuita, abierta a la población y se pueden hacer tanto consultas de orden práctico y técnico como de lugares o servicios donde se realizan ciertas prácticas o se entregan insumos del programa de salud reproductiva”.
Justamente acerca de los insumos, llámese preservativos, anticonceptivos y demás, la distribución en Bahía Blanca y la zona pasaba por Región Sanitaria I. Sin embargo, se han efectuado modificaciones y desde ahora se lleva a cabo a través del programa nacional Remediar: “Va desde Nación directamente a los centros de salud, al efector directo. Igual vamos a tener un stock como para complementar o suplementar a quienes se queden cortos con insumos”.
Retornando con el tema de la línea 0800, Bonavento señaló ante EcoDias que se trata de un sistema que funciona a nivel nacional y que es atendido por personas especializadas: “Algunas ya venían capacitadas en el programa de VIH y ahora avanzan con esto. Es gente preparada para contestar cualquier tipo de consultas o inquietudes. Se está haciendo un análisis de este primer mes para ir viendo cuáles fueron las mayores consultas que se hicieron y si les pudieron dar respuesta a todos”.
La información que se da a través del teléfono, los responsables la recogen a través de los datos que brindan desde las diferentes regiones. Es así que se pueden realizar consultas de cualquier tipo que pueden ir desde violencia sexual, dudas, o lugares donde solicitar anticonceptivos. Quienes atienden la llamada derivan a los lugares o instituciones más cercanos: “Si la persona que está atendiéndote, no tiene la respuesta en el momento, ellos se comprometen a tener la respuesta en un plazo de 24 o 48 horas a través de sistemas de derivación e interconsultas. Lo importante para destacar es que la información que elevamos al Ministerio de la Nación para este 0-800 es lo que nosotros obtenemos a través del programa durante todos estos años con los consolidados y los resúmenes mensuales que nos mandan los municipios. El 0-800 es ventajoso por la prevención y la posibilidad de levantar el tubo y tener un número de teléfono gratuito, donde todo es anónimo, no se expone a la persona y donde hay un compromiso de respuesta”.

El aborto y sus polémicas
Otro de los temas que fue tratado en las jornadas fue el del aborto no punible. Aquí las opiniones son diferentes y los avances que hay son dispares ya que si bien existe una ley nacional, la reglamentación suele pasar por las provincias.
El aborto no punible señala que para llevarlo a cabo en los casos de violación ya no es necesaria una intervención policial o judicial, “pero los profesionales también tienen que salvaguardar el hecho de que tienen que tener confianza en la declaración de la paciente, que no tiene la necesidad obligatoria de tener en mano una denuncia policial o una denuncia del juzgado por violación”.
Sólo alcanza, explica la doctora, la expresión de la paciente acerca de que fue víctima de una violación y de que ese embarazo es producto, justamente, de esa violación. Es aquí cuando el tema se vuelve más espinoso entre los profesionales: “No es fácil de comprobar, primero por el tiempo pasado en el que físicamente no se puede comprobar la violación. En algunos lugares se está implementando una especie de declaración jurada de la persona para adjuntar en la historia clínica. Esto va a traer ciertos desencuentros, esto fue lo que se discutió y no es fácil de implementar”.

Aborto y la mortalidad materna
Un problema a prestar mucha atención y que tiene relación directa con los abortos -y sobre todo los abortos en condiciones precarias- es el de la mortalidad materna.
La Organización Mundial de la Salud señala al aborto como la principal causa de fallecimientos en la población femenina en edad reproductiva. A nivel mundial, estamos hablando de más de 1.500 mujeres que mueren diariamente por complicaciones que se suceden antes, durante y luego del embarazo y parto.
Ecodias consultó al respecto a la doctora Bonavento, quien señaló que a nivel internacional se está haciendo hincapié para la disminución de la morbimortalidad, que “es donde más quizás se nota la falta de equidad. Tenemos dentro de nuestro mismo país índices que van de 0 a 13, 5 y 20 por mil en algunas provincias. Es donde más se nota la falta de equidad, del acceso a la salud por parte de la mujer embarazada. Incluso más que en lo que es mortalidad infantil”.
Es decir, en esas cifras se incluyen datos que tienen que ver con muertes de mujeres embarazadas pero por causas que no son las que aquí se tocan, como pude ser un accidente automovilístico o una muerte por otra enfermedad. Por ello los profesionales deben seguir con rigor el protocolo para que quede debidamente asentada la causa real de la muerte.
Sin embargo, Bonavento habló de la importancia de las causas por encima de los números: “El problema es que el tercio de la mortalidad sigue siendo por los abortos, esa es la causa más importante por la cual hay que poner más énfasis para evitar la mortalidad materna. Hablamos de abortos en condiciones que no son apropiadas”.
En la Provincia de Buenos Aires hay una media de 40 por cien mil. Además del aborto, un porcentaje importante tiene como causas los problemas hemorrágicos durante el parto. La provincia con más casos es la de Chaco con una media de 130 por 100 mil mientras que Capital Federal es en donde el índice es menor.

Datos en ciudad y zona
Desde el Hospital Penna se informó que allí se registran entre 2.500 y 2.800 partos anuales. Las estadísticas muestran que durante 2009 se contabilizaron 3 defunciones maternas. Una de ellas fue una mamá que murió por electrocución, mientras que los otros casos fueron por infecciones postparto. Respecto a estas dos muertes, una de ellas ocurrió por una gestosis hipertensiva mientras que la restante se debió a la causa mencionada como más importante en la mortalidad materna: un aborto realizado en condiciones no apropiadas.
El análisis que se hace entonces del 2009 es que de tres muertes, una fue a causa de un aborto, dato que podríamos entender que reafirma lo que se difunde sobre la problemática del aborto y las estadísticas que engrosan las mujeres que mueren por hacerlo en precarias condiciones.
En este  2010 aún no se registraron casos de defunción materna.
Cuando hablábamos de los abortos no punibles hacíamos referencia hacia las dificultades de la implementación. Tal vez, una mayor agilidad en ese tema contribuya a solucionar esta problemática: “Una buena implementación en lo que son los abortos no punibles podría ayudar en la disminución de la mortalidad materna. Todo lo que se está implementando está dirigido a eso como principal objetivo”.
Bonavento también habló de las edades más comunes en mortalidad materna. Al respecto, se puede señalar que generalmente se da en los extremos: “Se suele dar en las edades pico para abajo o pico para arriba, esto es, las adolescentes o chicas muy jóvenes o en mujeres añosas. Mujeres que ya han tenido muchos hijos, quedan embarazadas y no pueden seguir sosteniendo otro embarazo más. Y también las adolescentes con todo el conflicto social que esto genera”.

El toro por las astas
La mortalidad materna puede prevenirse. Ese es el punto más importante a tener en cuenta. Por eso, señala Bonavento, es importantísimo realizar concretas tareas de prevención: “Hay que agarrar el toro por las astas, lo principal es evitar los embarazos no deseados. Insumos hay en este momento: anticonceptivos orales, orales de lactancia, de emergencia -como lo que se conoce como la ‘pastilla del día después’-, preservativos cuya cantidad es ilimitada. En Región Sanitaria (NR: Moreno 267) hay un dispenser y cualquier persona puede entrar y retirar la cantidad que necesite”.
Sin embargo, no todo pasa porque se disponga de anticonceptivos y preservativos. Si luego uno no los utiliza, el problema sigue estando. La cuestión pasa también por una toma de conciencia: “Quizás el error es pensar que el hecho de dar los insumos iba a hacer que automáticamente disminuyeran los embarazos no deseados, abortos y demás. Se ha llegado a la conclusión de que esto es bastante más profundo, no pasa sólo por decir tenés y usalo. Si hacés una encuesta en jóvenes, lo que más notás es la falta de iniciativa, de conciencia, de apertura… el conocimiento está pero falta esa iniciativa, y una apertura que debe ir desde antes del colegio. La misma familia debería empezar a tratar esto y fomentar el auto cuidado”.
Hay ciertas costumbres como el hecho de utilizar anticonceptivos pero no preservativos que deben ser modificadas: “Es como que no tuvieron temor al VIH y a las enfermedades de transmisión sexual. Nosotros queremos implementar un trabajo con promotores de la salud, líderes comunitarios que surjan de la misma comunidad y que lleven esto a sus barrios”.
Por otra parte, Bonavento informó que a nivel nacional se va a implementar la campaña del Lazo Blanco en la cual mujeres argentinas famosas darán su mensaje en los medios de comunicación. Todo con el objetivo de disminuir la morbimortalidad: “Cuando hablamos de mortalidad ya no lo podés evitar pero es importante decir morbilidad porque estás incluyendo a los que están en un periodo previo, enfermos pero que no han fallecido, y que son los que evitás tal vez. Hay que tener todas las acciones dirigidas, no sólo a controlar o saber los números de fallecimientos sino a evitar a que lleguen a eso. Por eso son importantes las conformaciones de comisiones de mortalidad materna-infantil en conjunto, así cuando uno descubre la causa de muerte ve después cómo se puede evitar que eso se reproduzca”.
Según la doctora, no es poco común que en una familia con un caso de mortalidad infantil se vuelva a repetir: “Entonces, lo importante es implementar una acción preventiva para contener esa familia y tratar de evitar que esos hechos se repitan”.

facebook
Twitter
Follow
2010-06-19 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp