©Todos los derechos compartidos

Comer rico y saludable
Categoría: Salud

Recomendaciones para cambiar hábitos alimenticios y prevenir así enfermedades como hipertensión arterial y otras que derivan de lo mal que comemos.

Semanas atrás la Unidad Coronaria del Hospital Municipal organizó una charla sobre “Alimentación saludable para el corazón e hipertensión arterial” con el objetivo de transmitir cómo seleccionar alimentos que gusten y hagan bien a la salud.
Dentro de ese objetivo hay uno aún mayor que tiene que ver con la prevención de enfermedades frente a la mala alimentación.
En Argentina la primera causa de muerte es el infarto y las enfermedades cardiovasculares. Las estadísticas muestran que el país tiene casi los mismos porcentajes que Estados Unidos, lo cual marca una preocupación en cuanto a números que se deben bajar. De allí la necesidad de empezar a alimentarnos bien, de crear hábitos en los más chicos y educarnos acerca de lo que tenemos que comer todas las personas para gozar de buena salud.

Alimentos variados
La lic. en Nutrición Fanny Yaroshevsky (Mat. Prov. 383) afirma que, en líneas generales, la idea es comer variado.
Cada país tiene un gráfico acerca de lo que se entiende por buena alimentación. En nuestro caso, la licenciada enumera: “Primero, el agua que es la base de la vida para todos los seres vivos, nosotros, plantas y animales. Luego, tenemos los alimentos ricos en hidratos de carbono que son las harinas, cereales, pan, que son el combustible de nuestro cuerpo, es lo que le da a los músculos la energía para poder movernos, y al cerebro la energía para poder desarrollar la actividad intelectual”.
Por otra parte, tenemos las verduras y las frutas, muy necesarias para nuestro organismo debido a su aporte de minerales y vitaminas que nuestro cuerpo no fabrica: “Y también hacemos hincapié en las fibras, están en las partes duras de las verduras, en la cáscara de las frutas, son importantes para barrer el colesterol, estimular el intestino. En el caso de diabéticos favorece lentificando el paso de las harinas”.
Un punto importante juegan los lácteos ya que son vitales para todas las etapas de la vida. En el caso de adultos con relación a enfermedades cardiovasculares, está comprobado que el calcio es un mineral importante ya que interviene en la construcción del músculo cardíaco.

Cuestión de organizarse
Dentro del gráfico para una alimentación saludable, obviamente tenemos las carnes que aportan proteínas y hierro, las grasas y por último azucares y dulces que dan muchas calorías: “Estos dos grupos están en el último lugar por esa razón. Y a eso lo tenemos que acompañar de una actividad física regular. Si incorporamos la actividad física como estilo de vida es algo saludable ya que tiene muchas funciones. No sólo para quemar calorías para el que tiene sobrepeso, sino también para el diabético que sufre una enfermedad asociada a todos estos problemas le ayuda a bajar la glucemia, hace bajar el colesterol, hace subir el HDL que es el colesterol bueno, y también estimula hormonas que nos hacen sentir bien, que es el placer”.
Hasta aquí todo lo que tenemos que comer para estar bien. La cuestión es cómo ir incorporando todo eso dentro de una vida que suele tener horarios difíciles, con comidas al paso y estrés diario: “Así como cada uno tiene organizado su trabajo y tareas, el tema de la alimentación también pasa por una organización. Esa organización comienza con las compras, aprender a elegir. El solo hecho de comer no significa estar bien alimentado sino que tenemos que aprender a elegir los alimentos de acuerdo a las necesidades de nuestro cuerpo. Y si es saludable mejor”.
Esto se traduce en aprender a leer etiquetas de alimentos, focalizar en que no contengan grasas trans y demás: “El desayuno sería importante para empezar el día con algún lácteo, alguna rebanada de pan, pan integral, mermelada, queso, una fruta. La mayoría toma dos mates y sale, pero esos dos mates no sirven para nada. Habría que acostumbrarse a levantarse un rato antes, o dejar preparado la noche anterior. Es bueno empezar con alimentación saludable desde niños para que coman de todo”.
Inclusive si uno come afuera, tiene la posibilidad de elegir para poder alimentarse sanamente. Es cuestión de prestar atención y saber elegir.
Por último, la licenciada afirma que una buena alimentación no tiene que ver con poseer una buena estabilidad económica: “Los pacientes que concurren al hospital en gran porcentaje son de bajos recursos. Cuando me dicen que en su casa hacen pan con grasa, yo les recomiendo que cambien esa grasa por un pocillo de aceite, ahí ya tienen un pan saludable”.

facebook
Twitter
Follow
2009-05-30 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp