©Todos los derechos compartidos

Política del idioma
Categoría: Opinión

En general, los gobiernos de la Nación y de las provincias no han establecido una propuesta legal expresa, clara y aplicada, acerca del idioma oficial de la República Argentina.
Tengo noticias y un proyecto de ley, presentado en la Cámara de Diputados después de 1983, que reafirmaba la propuesta del español, como corrientemente, en forma general, se había asumido en nuestra realidad y también en las normas y comportamientos del sistema educativo nacional.
El Congreso de la Nación no ha dispuesto estudiar el tema ni tampoco comisionado a especialistas para que realicen un estudio y un informe para fijar las normas que resuelvan esta cuestión, un poco por desidia y otro por la complejidad de la misma y por la controversia que pueda generar.
Nuestra historia nos dice cosas importantes, antecedentes de políticos y literatos que se han pronunciado en favor de un idioma nacional -argentino- sin dependencias del español, y hasta existen leyes y otras normas inferiores a éstas que consignan la expresión “idioma nacional”, que no han sido tenidas en cuenta.
Sin embargo, todo se ha desenvuelto con una total adhesión al idioma español, y -a más- según las definiciones de la Real Academia de la Lengua Española; y en los textos de lectura se han incorporado prosa y poesía de “autores nacionales”, acerca de los cuales se ha dicho que son “autores nacionales a la española, a la inglesa o a la francesa”, entre los que, consiguientemente, no hay expresiones del lenguaje gaucho y gauchesco, lunfardo y lunfardesco, ni lenguas aborígenes. A este último respecto, el de las lenguas aborígenes, sí, en una oportunidad en Santiago del Estero se estableció el bilingüismo, español y aborigen.
En la oportunidad de dictar un seminario para docentes sobre “El Habla Popular en la escuela”, pregunté qué instrucciones recibieron con respecto al idioma y me contestaron que ninguna, y al preguntar qué idioma se enseñaba, me dijeron que era el español, o el castellano, y algunas docentes no sabían a ciencia cierta que podía aceptarse un punto de vista para lograr coherencia en la enseñanza.
Por supuesto que no puede imponerse por decreto o por ley cómo hay que hablar, o prohibir el uso de una lengua, pero es un problema de soberanía, de autonomía pedagógica y de identidad nacional. Ricardo Rojas proponía que se declararan como idiomas nacionales oficiales el italiano y el español, dada la enorme importancia de la inmigración italiana.
Así como, un poco de hecho y un poco legalmente, se fue respetando el idioma español, como obligatorio, de hecho también y en parte normativamente se fue creando un punto de vista en favor del idioma nacional argentino.
La explicación de esto es posible, como también la exposición de los argumentos a favor y en contra. Me parece que la formación de un idioma nacional argentino es inevitable. Según las leyes de formación de los idiomas nacionales, es una cuestión de tiempo.

facebook
Twitter
Follow
2008-08-31 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp