©Todos los derechos compartidos

Fin de febrero, inicio de clases
Categoría: Opinión

Los
niños saben que comienzan las clases.
Las madres se afanan en comprar desde la mochila hasta el último material
escolar, amén de la vestimenta, el calzado y guardapolvo.
Las estoicas maestras, su vía crucis es más cruel, también tienen hijos y son a
quienes les corresponde enseñar a leer, escribir y darles a los niños los
primeros pasos en su formación educativa y social.
Cumplen un papel importante en la vida de los niños que no se lo reconocen ni
se lo aprecia.
Todos los años, como si fuera un calvario, tienen que sufrir y padecer extensas
y exhaustivas tratativas con el estado patrón para que les conceda un salario
digno que les permita cumplir con sus deberes en la función que cumplen como
docentes y en la vida hogareña.
Este año es mucho más complicado, puesto que por razones inexplicables pero
reales, asumió un nuevo gobierno claramente de derecha, bajo su campaña
electoral en la consigna de “Cambiemos”, a la que muchos se plegaron.
En menos de dos meses el gobierno devaluó el peso, la inflación trepó a más de
un 40 por ciento, los alimentos de la canasta familiar mucho más y nos espera
un tarifazo de mas del 300 por ciento en los servicios públicos: es totalmente
inaceptable.
La propuesta de un 25 por ciento de aumento hecha por el patrón del gobierno a
los docentes, y es totalmente justa su lucha por un aumento que no puede ser
inferior al 40 por ciento.
Si las abuelas y madres de Plaza de Mayo se merecen un lugar en la historia
reciente de la Argentina como “Heroínas del Pueblo”, las maestras que dedican
sus vidas a educar a nuestros niños, también se lo merecen.
En términos generales hemos perdido un 50 por ciento del poder adquisitivo,
esto afecta a la mayoría de la población.
El abanico de la población que vive por debajo del índice de la pobreza, ha
crecido, sectores de la clase media se empobrecen.
Las inmobiliarias aspiran a aumentar los alquileres en un 40 y hasta un 60 por
ciento.
¿De que habló Macri con el Papa Francisco?
Tengo la esperanza de que el pueblo argentino no tolere ese “estado de cosas”
que nos lleva a una mayor pobreza, que nos roba nuestro poder adquisitivo y se
lo transfiere a los grandes pulpos de las grandes corporaciones mundiales.
Si a nivel mundial ya es evidente que la humanidad reclama un Nuevo Orden
Económico Mundial, más justo e igualitario, más social y humano, no creo que
pase mucho tiempo que en la Argentina ocurra algo similar.
Habrá un nuevo reordenamiento de fuerzas sociales y políticas que estén a la
altura de lo que la humanidad se plantea.
Entonces las maestras podrán decirles a los niños que la Gesta de Mayo de 1810,
la alcanzamos: somos un pueblo libre e independiente porque supimos romper las
cadenas de la esclavitud y las escuelas no solo serán nuestro segundo hogar
(para los niños), sino el lugar donde junto al “leer y escribir” aprenderemos a
“hacer Patria”.

facebook
Twitter
Follow
2016-03-15 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp