©Todos los derechos compartidos

El hombre como especie humana aún no lo conocemos
Categoría: Opinión

Comparto
que los niños nacen con conocimientos científicos.
El concepto de “Ser humano” se desvirtúa al momento de nacer porque lo recibe
un mundo totalmente corrompido, esto no es atribuible a Dios.
Las desigualdades sociales, la pobreza, el hambre, la desocupación y la eterna
agonía de los pueblos, son producto de la división de clases, la función social
como la función social del trabajo, fueron devorados por “la mercancía” (como
célula virgen del capitalismo).
Desde el momento que podes quedarte con dinero, el trabajo ajeno, desplaza la
función social y se convierte en esclavizador de sus otros hermanos.
Se dio nacimiento al depredador más grande creado en el mundo.
Este sistema que lleva miles de años aplicándole, creó más bien un monstruo
(disfrazado de democracia). Y a una humanidad “sin humanismo”.
Soy un convencido que estamos en plena guerra mundial, del hombre contra el
hombre, de una especie de esclavizados modernos, que son los pueblos del mundo,
y de quienes los esclavizan.
El enorme poder acumulado les permitió crear una infraestructura que no es otra
cosa que cárceles.
Cada país dominado tiene su gobierno y crea sus propias cárceles, ahora sabemos
que el país que más cárceles tiene es Estados Unidos y además son cárceles
privadas, construidas como negocios y, hasta es posible que un delincuente que
pueda pagar 5 mil dólares mensuales, es seguro que obtendrá preferencias frente
a los demás.
Según las leyes del capitalismo, cada país debe tener un 20/25 por ciento de
pobreza y una desocupación dentro del 10 al 15 por ciento , destruir todo tipo
de organización que tienda a la unificación de la protesta (destruir el
concepto de clase obrera), (que lo hace comprando a sus dirigentes).
Este proceso de destrucción (a nivel social), tiene sus límites.
La propia humanidad que se compone de los pueblos del mundo, que aún en forma
desorganizada se rebela en todas partes y bajo distintas formas.
Una hegemonía económica que ya no es única, ahora sabemos que los grandes
bancos del mundo capitalista, son los grandes receptores del dinero de la
droga, y lavan toda la ropa sucia del capitalismo.
Esta guerra no declarada, que no debe ser necesariamente militar, se la
denomina como “Guerras no convencionales”, las tenemos en cada país.
En la Argentina, Macri declara la guerra al pueblo (dirigir un empresa no es lo
mismo que dirigir un país), crea pobreza en gran parte de la población, deja
sin trabajo a 600 mil obreros, aplica tarifazos, lleva la inflación a más de un
50 por ciento, es parte de la guerra.
Se despiden obreros, y si se los vuelve a tomar les reducen sus salarios en un 50
por ciento de lo que debería ganar para poder vivir.
La caldera económica estalló antes que la caldera social.
A pesar de todo lo expuesto, para nada optimista, hay algo que está naciendo,
el hombre puede cambiar la historia, -léase pueblos y humanidad.
Se fue agosto y comienzan a brotar las plantas, es la naturaleza ese orden que
el hombre no puede cambiar.
En cambio, el hombre, como producto de sí mismo, puede hacerlo, no lo hará
voluntariamente.
El Homo Sapiens quedó a medio hacer, hay que obligarlo a que se encamine.
Participo de lo que dijo Mao: primero destruir (al sistema), después construir.
La burguesía como concepto de clase… y parte del capitalismo, no lo hará.
Construir un nuevo mundo, es construir un nuevo hombre.
En las
condiciones actuales, me sentiría satisfecho si supiera que los que vivan en el
año 3.000, lo hagan en ese otro mundo.

facebook
Twitter
Follow
2016-09-12 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp