©Todos los derechos compartidos

El diluvio político universal
Categoría: Opinión

Distintas
expresiones recogidas en distintos lugares de la tierra, hablan de un diluvio.
La presencia del Arca de Noé, y lo que nos cuentan de él de que era necesario
“crearlos” para dar continuidad a la vida en el planeta, lo que creó la
naturaleza.
Es una historia o leyenda que aceptamos con cierto grado de credibilidad y, si
hacemos muchas preguntas, el paso de una civilización a otra origina cambios
que aparecen como algo nuevo al que no le asignamos importancia.
Luego se convierte en una tendencia y termina imponiéndose, dando lugar a una
transición, que asume carácter universal.
En todos los casos los motivos son económicos.
La apropiación privada de los medios de producción (capitalismo), dio
nacimiento a las desigualdades sociales y a la división social en clases
antagónicas.
Una nota no es siquiera el iceberg de un témpano.
Estamos viviendo el final de una civilización que concluye porque ya no tiene
respuestas, ni soluciones que ofrecer al conjunto de la sociedad humana.
Más bien se ha convertido en un obstáculo y un impedimento para el desarrollo
del hombre “como ser humano”.
El proceso de la desintegración del mundo actual, avanza y se acelera a la vez.
Los terremotos son producto de movimientos que se producen en las profundidades
de la tierra, son capas que se superponen unas a otras.
El sistema actual no puede impedir que estos acontecimientos se produzcan en la
sociedad humana, y los choques y enfrentamientos van tomando formas diferentes,
lo que sucede con el capitalismo y sus formas de explotación, no condicen con
la realidad e impiden el avance de la sociedad humana, convertida en humanidad
y dividida en pueblos.
Me han leído una extensa nota escrita por quien es considerado sociólogo, politólogo
argentino, Atilio Borón, sobre el estado argentino a 10 meses de haber asumido
Macri en nombre de la derecha del país. Interesante, merece leerla.
Una democracia progresista que llega al poder por elecciones, si no hace
cambios revolucionarios (afectando la lucha de intereses y clases), termina
capitulando.
A un país debe vérselo y estudiarlo en forma integral, la creación de tal o
cual obra se determina por las necesidades actuales y a futuro del país, por
eso su planificación debe ser elaborada científicamente.
Mucho más si estamos por entrar en un nuevo orden mundial económico.
El retraso o impedimento de tales cambios son de carácter irracional,
antisocial y antihumano.
Esta gigantesca obra que se está trazando, el mundo, no puede interpretarse con
los mismos actores; es preciso cambiarlos, si queremos estar a la altura de los
acontecimientos.
Y en eso está el escollo principal que padecemos en cada país, si esto que
parece un milagro se produce, las religiones no tendrían que ofrecernos el
reino de los cielos, pues lo tendríamos aquí en la tierra.
La naturaleza desvincula al hombre del mono y éste se convierte en un producto
de sí mismo, solo depende de que nos lo propongamos y participemos.
Difícil, pero posible.

facebook
Twitter
Follow
2016-11-15 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp