©Todos los derechos compartidos

Desocupación y delincuencia
Categoría: Opinión

Supongo que más de un lector se habrá preguntado a lo largo de estas notas por qué si nuestro tema es la democracia hemos incursionado tantas veces en el tema económico. Partiendo de esta suposición me veo obligado a responder a ese cuestionamiento. Nuestra educación, entendiendo por ella tanto la escolarizada como la que recibimos como información pública, nos ha acostumbrado a tratar los temas sociales por especialidad. Por ello, la importancia que adquiere ante nosotros la opinión de los especialistas. Como parte de la respuesta debo decir, aunque no pueda extenderme en estas notas, que la fragmentación de la problemática social en parcelas independientes entorpece la comprensión de un fenómeno, como el social o humano, que es una totalidad inseparable. De allí que nada lo que suceda en una de esas parcelas de conocimiento deja de tener consecuencias en el resto de la totalidad social.
Hemos visto cómo se fue dando en el capitalismo global un desarrollo tecnológico puesto al servicio de la producción masiva, siempre con el objetivo fundamental de incrementar el lucro. De ese desarrollo pudimos percibir la consecuencia social que acarrea la desocupación creciente. Desarrollo tecnológico y desocupación son, entonces, dos caras de un mismo proceso. Avancemos en el análisis de las repercusiones sociales que este tipo de procesos imponen a toda la sociedad, que hoy es global.
Es muy interesante poder pensar en como ciertas consecuencias no aparecen entre nosotros ligadas a las causas que las producen y, que sólo tiempo después, comenzamos a tomar conciencia de la estrecha relación entre ambas. Jeremy Rifkin también repara en las consecuencias de esa descomposición social, aunque él coloca el acento sobre la desocupación. Es tanta la importancia que él otorga a este tema que lo plantea en el capítulo
14 de su libro El fin del trabajo, que tituló “Un mundo más peligroso”, nos informa: “Recientes estudios han mostrado una clara correlación entre el crecimiento del desempleo y de los crímenes violentos. En el estudio de Merva y Fowles… los investigadores encontraron que, en los Estados Unidos, un crecimiento de un 1% en el desempleo se traduce en un crecimiento del 6,7% en los homicidios, de un 3,4% en los crímenes violentos y de un 2,4% en los crímenes contra la propiedad”.
El estudio que cita fue realizado por el Economic Policy Institute, el
16 de Octubre de 1992, cuyas conclusiones llevaba a los autores a afirmar que “el crecimiento del desempleo y la pérdida de esperanzas en un futuro mejor, son algunas de las razones por la que decena de miles de jóvenes incurren en una vida criminal”. Ya he intentado en notas anteriores, cuando trataba el tema de la inseguridad, llamar la atención sobre las consecuencias de la aplicación de políticas recesivas que, en nuestro país, reconocen antecedentes desde Martínez de Hoz durante el proceso militar. Todo ello se acentuó en la terrible y nefasta década de los noventa.
Se puede entender que, para el ciudadano no habituado a incursionar en estos temas, pueda sorprenderle la correlación entre falta de trabajo y delincuencia, pero ello no debe impedirnos prestar atención a investigaciones realizadas en el país del norte por instituciones de prestigio académico. También debemos detenernos a pensar sobre el por qué los medios de información no hablan de estos temas, dado que eso los llevaría a revisar los apoyos que brindaron a esas políticas desde sus publicaciones. Es mucho más sencillo, y más lucrativo, apelar a lo más bajo de la conciencia colectiva y azuzar a la gente contra los delincuentes, haciendo de este problema una especie de forúnculo que se arregla con cirugía.

facebook
Twitter
Follow
2008-03-22 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp