©Todos los derechos compartidos

No compra el que tiene ganas, sino quien puede comprar
El Diario de Villa María, empresa cooperativa, con una tirada de 6 mil ejemplares, es el periódico más importante de la zona de influencia de esta rica cuenca lechera. Los villamarienses leyeron su periódico impreso sobre papel chileno, ruso, estadounidense, canadiense, incluso hasta chino.
Categoría: Interés general

El Diario de Villa María, empresa
cooperativa, con una tirada de 6 mil ejemplares, es el periódico más importante
de la zona de influencia de esta rica cuenca lechera. Los villamarienses
leyeron su periódico impreso sobre papel chileno, ruso, estadounidense,
canadiense, incluso hasta chino.

A diferencia de un
diario grande o mediano, de los que son atendidos regularmente por Papel
Prensa, la definición de sobre qué soporte imprimir no es una elección de
estrategia de costos, se trata de imprimir sobre “lo que se consiga”,
“intentado procurar precio”.
Uno de los argumentos que se esgrimen para resistir la declaración de interés
público la producción papelera, es el de la posibilidad de importar. Incluso, a
veces, la importación es más “barata” que la producción nacional. Pero los
buenos precios internacionales pueden obtenerse cuando se negocia en grandes
cantidades, cuestión que está lejos de periódicos que venden 2.000 o 3.000
diarios en poblaciones de 40.000 habitantes.
No obstante, su “pequeñez” ante los ojos de las grande urbes, la sumatoria de
estos periódicos conforman una verdadera red informativa con un profundo anclaje
en las comunidades del interior. Esta red, lejos está de poderse adaptar a las
altas y bajas de los precios internacionales. Lejos está de poder consolidar
proveedores internacionales y más lejos aún está de poder negociar precios.
¿Qué tipo de información no pueden agregar o recortan los diarios del interior
sin acceso “facilitado” al papel? Generalmente, por su firme inserción
comunitaria, la información que se recorta es la nacional. Es decir, se pierde
mirar el país, sus avances y problemáticas, con los “ojos del lugar de
pertenencia”. Y esa mirada se reemplaza por la de los medios capitalinos, que
también son de la región de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Se afecta así, también, la construcción simbólica de un país desde y para cada
aldea. Se impacta sobre la posibilidad de construir un verdadero “federalismo”.
Si no, se acentúa el relato construido desde la Capital Federal. Se influye a
nivel de contenidos desde la capital hacia el interior pero también se lucra en
el mismo sentido. Aún vendiendo 9 a 1, la “sumatoria” de la pauta publicitaria
de los medios gráficos del interior está lejos de la “sumatoria” de los medios
gráficos capitalinos.
Un ejemplo -entre tantos- de la influencia de los medios capitalinos en los
diarios del conurbano bonaerense: Clarín, a través de sus suplementos zonales,
ha dejado en una situación de desventaja a las publicaciones de alcance
comunal. José Cáceres, director del diario Info Sur, de Florencio Varela,
señaló que, desde que Clarín sacó hace un año un zonal que abarca este
municipio, Quilmes y Berazategui, se hizo imposible para aquella publicación
acceder a la publicidad de grandes firmas con interés en anunciar en esa zona.
La alternativa de anunciantes de influencia nacional -oficial y privada-, que
hasta hace algunos años representaba un ingreso con el que podían hacer una
diferencia, se terminó a partir de un mito interesadamente construido, que los
lobbys de algunos diarios editados en la Capital Federal, mal llamados
nacionales, le impusieron a los planificadores de medios, en el sentido que
“pautando con ellos, salen en todo el país”.
El tema de la producción del papel para periódicos tiene varios enfoques
posibles. Desde el Estado, que debe garantizar determinadas cuestiones, desde
los lectores, con su derecho a la variedad de mensajes, desde la necesidad de
una economía de ahorrar dólares (y fomentar la plena producción nacional),
sería interesante una perspectiva desde el punto de vista ecológico o desde el
punto de vista de los productores de madera desde donde se hace la pulpa.
Estos últimos padecen situaciones complicadas, con muy bajos ingresos, pues el
monopolio también impacta hacia atrás en la cadena industrial.
En estas reflexiones elegimos la perspectiva de los periódicos regionales, pues
una de las claves enunciadas por la Presidenta en esta fase del modelo es la
del “agregado de valor local”, es decir el “desarrollo regional”. En general,
la transferencia de Papel Prensa a manos de empresas capitalinas, afectó
negativamente a los medios provinciales, y le otorgó a los primeros la falsa
condición de “nacionales”.

Nahum Mirad es periodista del diario Comercio y Justicia, de Córdoba.

facebook
Twitter
Follow
2012-01-22 09:06:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp