©Todos los derechos compartidos

Frente a los desafíos del presente
Mantener el espíritu solidario de los fundadores y actualizar las propuestas de gestión y servicios a las necesidades de las nuevas generaciones es el desafío que se plantearon mutualistas de todo el país que se reunieron en Rosario.
Categoría: Interés general

Mantener el espíritu
solidario de los fundadores y actualizar las propuestas de gestión y servicios
a las necesidades de las nuevas generaciones es el desafío que se plantearon
mutualistas de todo el país que se reunieron en Rosario.

El encuentro fue en el salón Metropolitano y los dos mil participantes,
provenientes de mutuales de la colectividad italiana diseminadas en todo el
territorio nacional, dieron marco multitudinario a la celebración del 150
aniversario de la fundación de entidad rosarina Unione e Benevolenza, que
motivó la realización del Congreso Nacional de Sociedades Italianas de Socorros
Mutuos.
Lo de honrar el valor de la solidaridad y la ayuda mutua que animó a los
pioneros del mutualismo “gringo” y también de otras nacionalidades -que
fundaron las primeras entidades hace ya un siglo y medio, cuando Argentina daba
sus primeros pasos como Nación- fue una de las apelaciones que rondó tanto los
discursos en los actos de apertura y cierre como las charlas en distintas
comisiones de trabajo en la que cruzaron impresiones y experiencias los
representantes de las mutuales, que al mismo tiempo abordaron la convocatoria a
replantear varios aspectos de su funcionamiento cotidiano.
En este último aspecto, se escucharon muchas voces a favor de empuñar la
consigna del congreso, “integración, apertura, participación”, para definir a
partir de allí nuevas líneas de gestión, prestación de servicios,
funcionamiento institucional y sustentabilidad económica adecuadas a los
distintos tipos de entidades, un objetivo que se viene barajando no sólo en el
mutualismo sino en el conjunto de la economía solidaria.
Estas políticas de “apertura, integración, participación” son respaldadas e
impulsadas por el Estado a través del Instituto Nacional de Asociativismo y
Economía Social (Inaes), cuyo titular, Patricio Griffin, encabezó la apertura y
el cierre del congreso con discursos en los que rescató la historia de las
entidades de las colectividades de inmigrantes y abordó los desafíos a futuro
del mutualismo y el cooperativismo.
“No es mala palabra que las mutuales hagan negocios”, señaló Griffin, que
además abogó por un mayor protagonismo del sector: “No somos un club de amigos
ni una sociedad de beneficencia; tenemos que ser actores en la economía del
país desde el espacio de la economía social”, enfatizó.

Saneamiento y proyección
Además, Griffin abordó en el cierre del encuentro una de las inquietudes que
circuló en las comisiones de trabajo que funcionaron, donde se pidió mayor
celeridad en las diversas tramitaciones que deben realizar las mutuales. En
este sentido, explicó que la duración de los trámites se ve condicionada por la
intensificación de controles sobre la actividad de las entidades de la economía
social.
Esto de los controles fue abordado por Griffin también en diálogo con
periodistas que asistieron al congreso. Y un ejemplo que brindó fue “el del
fraude financiero, que avanzó a través de la desregulación de los años ’90 y
que hizo que por cambios de controles mesas de dinero se hicieran mutuales”.
“Hemos cerrado muchísimas, hemos avanzado en el control y el diagnóstico de
estas entidades, que muchas veces están vinculadas a bancos extranjeros que
tienen canales de financiación a través de falsas mutuales o cooperativas de
crédito; y hemos hecho muchas denuncias penales”, informó el presidente del
Inaes.
“La misión principal que nos dan las leyes de mutuales y cooperativas es la
promoción y el desarrollo. Esta etapa de progresivo rigor fiscalizador era
necesaria, y estamos en condiciones de insistir más en la recuperación de las
actividades económicas que si no las hacen las cooperativas y mutuales cuesta
mucho hacer, como por ejemplo la de construcción de viviendas. La posibilidad
de evitar los efectos de boom inmobiliario es la ayuda mutua”, continuó
Griffin, que recordó que se estima en un 8,7 por ciento la actual participación
de la economía social en el Producto Interno Bruto (PIB).
La avidez por profundizar lazos con referentes de entidades de distintas
provincias aportó a un rico intercambio entre los mutualistas de todo el país
que llegaron a Rosario, que redondeó el sabor a jornadas históricas que se
paladeaba en el ambiente. Los de más trayectoria entre los mutualistas juraban
no recordar una reunión del sector con tantos participantes.

Fuente: www.redaccionrosario.com




facebook
Twitter
Follow
2011-05-28 14:36:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp