©Todos los derechos compartidos

Amor y decepción
Categoría: Interés general

Caminaba yo por una esquina en pleno centro de Bahía Blanca, cerca de la plaza. Y viste como son los amores a primera vista, son un flash. Lo vi y me enamoré, y eso que no me enamoro en todas las esquinas de Bahía.
Lo primero que pensé fue en seguir de largo, hacerme “la que no lo vi…”, pero fue más fuerte el deseo. Me lo imaginaba junto a mí, a mis pies, haciéndome sentir cómoda y acompañándome el resto de la vida. Y sí, soy una romántica empedernida. De repente él también se fijó en mí y quedamos hipnotizados, ahí en pleno centro, mirándonos y deseándonos. Él deseaba mi piel y yo la suya… era el par de zapatos más bello que había visto, en esta temporada.
Entré decidida a la zapatería y lo pedí: “Mostrame, por favor, ese parcito de taquito chino que es abiertito adelante, en 39”.
El vendedor me los mostró, y los describió como “súper cómodos”, y agregó “con esto tenés zapatos para rato, ¡mira este taco! Y me los vendió”.
Y yo compré.
Chocha con mi nuevo par de zapatos decidí estrenarlos en la cena de la noche.
Cenaba con mis tías pero bueno, siempre es bueno un evento donde estrenar zapatos. Me los calcé y sí, eran cómodos. Lo de cómodos fue cambiando con el correr del tiempo porque esperar una hora parada a que desocupen una mesa en el tenedor libre, es para gente que hace yoga, y por lo tanto anda descalza.
Me los aguanté bastante, pero lo malo llegó a la hora de entrar al tenedor libre. Ahí, al bajar un escalón, mis hermosos zapatos de taco chino quedaron en versión zapatos, porque el taco chino se desprendió.
Por suerte una de las mozas se tiró debajo de la mesada de las ensaladas y me lo buscó, mientras yo me trataba de levantar con mis zapatos devenidos en pantuflas sin taco. Las tías se reían (junto a todos los comensales) y tuve que escucharlas toda la noche hacer referencia a que “no hay que comprar cosas baratas… lo barato sale caro”. A mí lo caro me salió una porquería.
A la mañana siguiente, decidida con los zapatos en la mano y la bronca aún resonando, tomé coraje, fui a la zapatería de la esquina y le comenté al vendedor el “problemita” con los zapatos.
Él, muy tranquilo, me dijo: “Y bueno, es falla del fabricante, no sé qué decirte, negri”. Y bueno -pensé yo mientras salía por la esquina vidriada a la calle-, si es culpa del fabricante… todo bien. Y acá estoy: los uso de pantuflas.

NO, NO, NO y NO
Usted como consumidor tiene derechos
Si se da cuenta de que ha comprado productos dañados, riesgosos o en mal estado, debe ponerse en contacto con la autoridad competente. La ley establece que si el consumidor sufre un daño como consecuencia de las fallas de un producto o de la prestación de un servicio responderán ante él: el productor, el fabricante, el importador, el distribuidor, el proveedor, el vendedor y quien haya puesto su marca en el producto o servicio.
Por otra parte, al comprar productos durables (por ejemplo, electrodomésticos, ropa, muebles, etc.) todos estamos cubiertos por una garantía legal por cualquier defecto que impida que el producto funcione normalmente. La garantía legal tendrá vigencia por 3 meses a partir de la entrega
 Estos son derechos fundamentales del consumidor. Toda compra o alquiler a un proveedor, ya sea en un comercio, feria, por catálogo, remate o a un vendedor ambulante, están resguardados por estos derechos. Cuando usted decida quejarse, recuerde cómo fue descrito el producto. Si compra un producto nuevo, éste debe funcionar correctamente.

Si las cosas le salen mal
Si hay algún problema con lo que usted compra, avísele al vendedor lo antes posible. Ya sea que compre en un local céntrico o en su zapatería de barrio.
Si el proveedor no cumple con el contrato o con la oferta, usted puede -a su elección- exigir que se cumpla con lo pactado, aceptar un producto o servicio equivalente, rescindir el contrato o pedir la devolución de lo pagado.
En algunos casos le pueden ofrecer, en vez de la devolución del dinero, una nota de crédito para que la utilice en el comercio. ¡Cuidado con las notas de crédito, porque algunas tienen fecha de vencimiento!
No se deje persuadir por vendedores que intentan “zafar” de sus responsabilidades. No acepte la excusa de que “es culpa del fabricante”.

facebook
Twitter
Follow
2007-09-15 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp