©Todos los derechos compartidos

Al Congreso, ida y vuelta
Categoría: Interés general

EcoDias dialogó en su despacho con el legislador oriundo de la localidad de Morón. Un recorrido por sus conceptos sobre la praxis política y su rol como diputado. Además, su visión de nuevas leyes o proyectos: Ley de Medios, Papel Prensa, Servicios Financieros y Reforma Política.

Durante una década intendente de Morón, Martín Sabbatella es desde el 10 de diciembre último diputado de la Nación por el Nuevo Encuentro. Sus cuarenta años atestiguan una dilatada militancia política, que comenzó en el Partido Comunista y continuó en el FREPASO. A través de la Alianza, llegó al cargo de jefe comunal de Morón el 10 de diciembre de 1999. A pesar de esta procedencia, no debió alejarse del cargo cuando la crisis de 2001.
EcoDias ya lo conocía. En 2003, cuando los cuestionamientos a la clase política aún flotaban en el aire, Sabbatella visitó Bahía Blanca y dejó una definición que fue título de la nota que entonces publicó este periódico: “Nadie gobierna distinto de como llega” al poder.
Al comenzar el tiempo del reportaje, EcoDias recuerda la anécdota y vuelve a interrogarlo por el sentido de la frase. “El recorrido que uno hace para llegar a un gobierno y la forma en que llega condicionan al gobierno que uno construye después”, vuelve a sentenciar. Aunque no es un dogma, la frase sirve para avanzar, y caracterizar desde ese encuadre el rompimiento “positivo” que describe el legislador entre el Kirchner presidente y el Duhalde que lo ungió, o el quiebre entre su propio gobierno comunal y la Alianza que le brindó el marco para llegar. “Para poder construir una gobernabilidad distinta tuvimos que producir un corte con ese espacio que nos había ayudado a llegar”, rememora. Sus diez años de trayectoria como intendente parecen refrendar lo positivo de ese paso, máxime cuando luego debió enfrentarse a estructuras que considera “cuasimafiosas” y amenazaban su gobierno naciente.

La política a la vida cotidiana
Hace escasos meses, Sabbatella debió mudar su trabajo hacia el Congreso, luego de haber sido electo diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, en junio del año pasado. Desde el 10 de diciembre ocupa su banca en la Cámara baja.
¿Cómo entiende su rol en el Parlamento? Los proyectos buscados “no empiezan y terminan en el Congreso, sino que nacen en aras de las necesidades y vuelven también a la comunidad”. Esta forma de entender la práctica -enfatiza- se hace necesaria ahora porque “volvió la política con fuerza, está interpelando al poder y corre la frontera de lo posible”.
Con esta base, se puede comenzar un recorrido por las últimas leyes tratadas y sancionadas por el Congreso, de directo e indirecto impacto en la democratización de los medios y la distribución de la riqueza.

Ley de Medios
Consultado por su posición personal respecto a la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, Sabbatella -quien todavía no era diputado al momento de la sanción de la normativa- la caracteriza como “una ley que surge, emana y emerge de un debate muy profundo de las organizaciones”, entre las que mencionó a la Coalición por una Radiodifusión Democrática y otras fuerzas sociales que llevaron a la discusión parlamentaria el tratamiento por una nueva ley que reemplace la impuesta por la dictadura de Jorge Rafael Videla.
“No hay democracia profunda si no se democratiza la palabra. Y el poder tener a todas las miradas me parece que garantiza una democracia más profunda y más fuerte. Y por eso es que la Ley de Medios ha sido un paso extraordinario, que refleja cómo ese debate que viene desde la sociedad interpela al Congreso y lo pone a debatir”, subraya Sabbatella. Se trata, según Sabbatella, del mismo procedimiento que siguió la normativa que hizo igualitarios los vínculos matrimoniales.
“Cuando el debate se da en la sociedad y en el Congreso, e ida y vuelta, eso potencia y tiene, para nosotros, mejores resultados”, opina.

Papel para todos
En cuanto al carácter que debe revestir la distribución del papel para diarios, Sabbatella es terminante. Declarar de interés público un insumo como ese sería “democratizar el acceso al papel e igualar las condiciones del conjunto de los medios gráficos, democratizar la palabra”.
El ideal normativo que el diputado por el Nuevo Encuentro espera sancione el Congreso, estipularía la mencionada declaración de interés público del papel producido por Papel Prensa, la fijación de un marco regulatorio claro y la designación de una comisión bicameral que controle su implementación.
“Que salga lo antes posible profundizaría estas políticas de desmonopolización y determinación de posiciones dominantes que lesionan la libertad de expresión y de palabra”, subraya. Paradójico resulta “cuando uno ve a los sectores de derecha reaccionarios del país decir que se enfrentan a esto (por la normativa propuesta) a favor de la libertad de prensa. Es claramente una hipocresía”, define.
“Creo que la sanción es un paso importante. Ojalá se construyan las mayorías necesarias para avanzar”, se esperanza.

Democratizar el crédito
En este sentido se encuadra un proyecto gestado desde su propio bloque, el que aboga por cambiar la ley “de entidades financieras” que data de la dictadura, por una Ley de Servicios Financieros que promueva el acceso al crédito para pequeños y medianos emprendedores.
Con el decreto-ley actual, redactado con el puño de la última dictadura militar, se pensó “el servicio financiero desde las entidades financieras, los bancos” únicamente. Una nueva normativa legal, regularía el flujo crediticio pensando también “desde las perspectivas del usuario, como un servicio público que el Estado debe garantizar”, diferencia el diputado.
“Básicamente, lo que hace (el proyecto propuesto) es democratizar y universalizar el acceso al crédito y determinar y regular tasas como para ello. Es decir, que hay un porcentaje que tiene que estar puesto para la pequeña y mediana empresa y los microemprendimientos, orientando el crédito para la producción”, explica. Actualmente, los bancos -con excepción de los cooperativos- disponen sólo de un 8 al 12 por ciento de su capital para créditos a pequeños empresarios. De aprobarse, la nueva ley elevaría el piso a un 40.
Además de la diferencia en números, su sanción implicaría acercar el capital a las necesidades sociales postergadas. “Por ejemplo, sobre la necesidad de que haya una entidad bancaria en un pueblo. Si se mira desde la rentabilidad bancaria, quizá no es rentable. Pero sí es necesario para el desarrollo del pueblo. Entonces, es cambiar la mirada. Y por supuesto, se beneficia el país, los sectores productivos, el pequeño y mediano empresario y el conjunto de actores económicos en el sentido de que podrán acceder al crédito”, resume antes de aclarar que no se llevará a las entidades a una pérdida de rentabilidad, sino a una ecuación económica diferente.
“No es que va contra el sistema financiero, (aunque) sí es cierto que dice que el sistema no esté regulado únicamente por la oferta y la demanda del mercado, sino también de una manera que permita entenderlo como un servicio público para garantizar el acceso al conjunto. Y en ese sentido, puede haber menos rentabilidad. Pero nunca deja de ser rentable”.
Como cierre, EcoDias lo consulta acerca de su opinión sobre el proyecto presentado por el diputado del Frente para la Victoria Héctor Recalde, tendiente a distribuir entre los trabajadores parte de las ganancias empresarias por ejercicio: “Estamos de acuerdo. En realidad, es cumplir el mandato constitucional del artículo 14 bis, del derecho de los trabajadores a participar de las ganancias de las empresas. Lo compartimos, creemos que es importante, y habrá que discutir formas de implementarlo y tiempos, pero básicamente es necesario y justo”, concluye.

En (re) forma
Un punto donde el pensamiento de Sabbatella y su grupo toma distancia del gobierno nacional es el referente a la Reforma Política impulsada por el bloque oficialista y la Casa Rosada.
“Nosotros tenemos una discusión con la reforma política tal como fue planteada, porque simplemente era una modificación de algunas cuestiones electorales y del sistema de partidos, pero lesiona la posibilidad de que aparezcan fuerzas nuevas, cristaliza el viejo bipartidismo”, sostiene. El proyecto ha sido, en efecto, el que menor cantidad de críticas recibió de parte de la oposición.
Como contrapartida, Sabbatella -quizá el principal ejemplo de una fuerza incipiente- considera que “una reforma integral tendría que pensar otras cosas: empezar a discutir una democracia semidirecta, organismos de consulta popular, cuestiones vinculadas al financiamiento partidario”, enumera. Desde su óptica, un proyecto alternativo debería considerar la instrumentación de “mecanismos de libre acceso a la información pública, políticas innovadoras en materia de rendición de cuentas, transparencia y lucha contra la corrupción”.


facebook
Twitter
Follow
2010-10-16 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp