©Todos los derechos compartidos

“Si un negocio puede ser sustentable en el tiempo es gracias a la gente que trabaja”
La Bodega Vinecol SA produce y comercializa los vinos Los Médanos y Santa Irene, en el marco de Comercio Justo y con certificación orgánica. Pablo Dessel -integrante de Vinecol- dialogó con Mundo Solidario.
Categoría: Economía social

El segundo sábado de mayo del 2001 los miembros de la Organización Mundial del Comercio Justo iniciaron la celebración del Día Mundial de Comercio justo. Es un sistema comercial solidario que tiene como objetivo mejorar el acceso al mercado de los pequeños productores más desfavorecidos. Sus políticas contribuyen a la lucha contra la pobreza y la explotación, el cambio climático y la crisis económica que impacta mayormente en las poblaciones más vulnerables.

Productores, comerciantes, empresas y políticos responsables de las tomas de decisiones, organizaciones de apoyo y voluntarios han sido protagonistas del crecimiento del comercio justo a nivel mundial.


Inicios

La bodega Vinecol S.A. es una empresa familiar creada en 1998 y radicada en Mendoza sobre la ruta 7 en el km. 903, Departamento de La Paz. En su elaboración no utiliza ningún producto químico, ni pesticida. Comenzó certificando 100 hectáreas de viñedos orgánicos, y en paralelo fue construyendo la bodega. Actualmente, tiene una capacidad de elaboración de 300 mil botellas de vino orgánico al año. Su personal está compuesto por 20 trabajadores de planta permanente en la finca -número que se duplica en época de cosecha-, y un equipo de 10 trabajadores en la bodega.

Desde 2010 a partir del compromiso con el medio ambiente y la sociedad practica el Comercio Justo. Durante 2012 obtuvo la certificación que es de relevancia en mercados externos donde hay una importante cantidad de productos adheridos. Organización alemana, certifica a los países del hemisferio sur en cuanto a las condiciones laborales de los trabajadores, las medioambientales y el precio justo en el producto de la venta. Anualmente, se debe realizar la renovación con auditoría externa


Comercio Justo

Vinecol piensa en los negocios sustentables en el tiempo, y considera sustentable el desarrollo de una comercialización bajo el Comercio Justo. Porque de esa manera cuida a los trabajadores. “Si un negocio puede ser sustentable en el tiempo es gracias a la gente que trabaja. Cómo uno los cuida, cómo uno los trata, que tengan obviamente un buen salario, y después del trabajo unas buenas condiciones de vida en general. Al no utilizar, por ejemplo, productos químicos, el trabajador en ningún momento está en contacto con químicos. Entonces puede llegar a su casa en forma mucho más limpia, mucho más saludable, estar en contacto con sus hijos, porque aunque parezca quizás difícil de entender, uno cuando trabaja con químicos se va de la viña, se va de una fábrica o de una empresa, pero en realidad los tiene en el cuerpo”, expresó Dessel.

Por cada botella vendida con sello de Comercio Justo, se destina un porcentaje a los trabajadores para el mejoramiento de la calidad de vida. Ese dinero es administrado por un órgano mixto creado entre la gerencia y los trabajadores, y depositado en una cuenta bancaria. Mediante asambleas y reuniones se presentan y discuten proyectos para utilizar esos fondos.

El último proyecto llevado adelante por los trabajadores de la viña Vinecol fue la de utilizar esos fondos para propiciar la alimentación saludable. Con asesoramiento de una nutricionista que los ayudó a organizar la compra, armaron bolsones con alimentos que no son fáciles de conseguir en su localidad con el objetivo de lograr una nutrición más equilibrada para ellos y sus familias.

Los trabajadores están comprometidos con lo que significa el Comercio Justo. Realizan asambleas, y la empresa se encarga de brindar capacitaciones de poda, cosecha, trabajo de maquinarias y primeros auxilios, entre otras, para optimizar el trabajo.


Cuidado del medio ambiente

Al tener la certificación orgánica, Vinecol no trabaja con ningún producto químico, pesticida, ni herbicida. Esto favorece al medio ambiente, porque con el paso del tiempo los químicos afectan la raíz de la viña, sus frutos, y por consecuencia al producto final que es el vino. También brinda espacio para una huerta orgánica para el personal, que es mantenida por el mismo, y cuyos productos son para su consumo.

“El cuidado del medio ambiente es fundamental. Y en realidad siempre decimos que un producto orgánico tiene que ser sinónimo de calidad, dar más frescura, más color, más intensidad. Tiene otro cuidado”, manifiesta Dessler, y ese producto es una garantía de calidad para los consumidores. Y continúa: “El producto tiene que ser bueno, ser rico, tiene que gustar. Porque justamente uno cuando toma un vino es para disfrutarlo. Pero si ese vino que consume, que es rico, que a la gente le gusta, que tiene buen precio, además uno sabe que esa bodega trata en forma especial a los trabajadores cuidándolos, dándoles proyectos, dándoles capacitaciones, mejor todavía”.


Oportunidades y dificultades

Al trabajar con distintas certificaciones, Vinecol puede exportar y también vender en el mercado interno productos de calidad óptima. “Entonces con la certificación orgánica, como con la certificación de Comercio Justo, son nichos de mercado que cada vez van aumentando la demanda. Y para competir en mercados tan competitivos como es el mundo del vino, diferenciar el valor agregado es fundamental”, y afirma que “no todo es color de rosa, porque siempre para obtener una certificación no es sencillo, uno tiene que hacer un montón de cambios, las auditorías no son sencillas de obtener, sino cualquier empresa, cualquier bodega lo podría lograr”.

Anualmente reciben auditores externos para mantener la renovación de la certificación. “Son auditorías bastante estrictas, donde por ejemplo la auditora se reúne exclusivamente con los trabajadores, no permite que esté la gerencia en las charlas, y ahí es donde consulta a ver cómo es el trato, la vestimenta que reciben, si tienen un producto químico, cómo lo tienen, la higiene que hay, la limpieza”, concluye Pablo Dessler.

facebook
Twitter
Follow
2016-08-22 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp