©Todos los derechos compartidos

¿Por qué las finanzas gobiernan al mundo?
Desde que Ronald Reagan desreguló las actividades financieras en 1982, la especulación empezó a escalar y en los noventa llegó al tope de su influencia. La crisis económica iniciada en 2008 es la expresión de ese dominio.
Categoría: Economía social

Hay países que mandan y países que obedecen aunque lo hagan a regañadientes.

Del mismo modo hay actividades económicas que dominan y otras que se subordinan.

En el capitalismo neoliberal la pirámide está claramente establecida. En el punto más alto se encuentran las actividades financieras, que sembraron el mundo con deudas privadas y públicas, intereses sobre intereses, deuda nueva para pagar deuda vieja, bonos, títulos y una completa batería de instrumentos para el dominio y la opresión.

La denominada “renta financiera” se llama así porque no es una ganancia, aunque produce enormes utilidades. La industria sí obtiene ganancias por la venta de mercancías o servicios, las finanzas, en cambio, acumulan renta por la venta de dinero.

En las fases expansivas del capitalismo, particularmente a partir de la segunda posguerra, la ganancia industrial se volvió dominante y subordinó a las finanzas. La reconstrucción de Europa, el Plan Marshall, las políticas de estímulo al desarrollo fabril y los préstamos promocionales a tasas de interés muy bajas, hicieron posible una expansión fabril que llegó hasta la crisis petrolera de 1973. Nueve años después Reagan encabezaba el gobierno que daría vuelta esa historia.

A 33 años de aquella republicana decisión, el hecho contundente es que los beneficios de la especulación financiera mandan sobre las ganancias de la industria, de la tecnología, del agro, del comercio y de los servicios.

Obtienen las utilidades más altas del capitalismo, que no en vano está en problemas a nivel mundial. La crisis es el producto de ese dominio.

Primero, la prevalencia de la especulación llevó a la crisis de la deuda pública, un fenómeno que afecta a numerosos países, algunos de ellos tan antiguos como Grecia y España. Además Italia, Portugal y Rusia atraviesan enormes dificultades económicas derivadas del endeudamiento. Después, los planes de ajuste internos dispuestos por los organismos internacionales llámense Comisión Económica Europea, FMI o Banco Mundial, hicieron el resto.

Ahora la baja del precio del petróleo golpea a los países productores.

No es casual que en el plano político hayan aparecido movimientos marcadamente contestatarios como Syriza, que lo llevó al gobierno de Grecia, o Podemos en España, con chances ciertas de ganar las próximas elecciones. Es que el ajuste depredador (desocupación creciente, desalojos, reducción brusca del estado de bienestar, retroceso de las prestaciones de salud y educación, incluso hambre) tiene un límite. Y ese límite lo marca la gente.

Aun así las perspectivas continúan siendo preocupantes, porque Italia y Portugal languidecen sin acertar con una respuesta política adecuada. El resto de Europa -salvo Alemania y en menor medida Francia- continúa retrocediendo.

Japón no logra salir del atolladero, el crecimiento de China se ha ralentizado y sólo Estados Unidos se consolida como la economía más pujante, gracias a la revolución tecnológica que le permite obtener una alta rentabilidad, no obstante pagar salarios más altos que los países orientales.

Ante un cuadro tan complejo se impone la pregunta. ¿Cómo se sale de la crisis?

La primera respuesta es que la herramienta para dar ese paso no es la economía sino la política. Para terminar con el predominio de la especulación es necesario que se desinflen los valores ficticios que han alcanzado acciones, títulos, bonos y derivados y se abra paso a los valores reales de fábricas, máquinas, casas y tierras. El cambio depende de una decisión política.

Por Norberto Colominas

facebook
Twitter
Follow
2015-02-19 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp