©Todos los derechos compartidos

Variadita, la semana
A la espera de una nueva sesión del CSU, la actualidad universitaria incluyó pronunciamientos de los trabajadores no docentes en torno a la Asamblea del Departamento de Complementación Previsional.
Categoría: Locales

A la espera de una
nueva sesión del CSU, la actualidad universitaria incluyó pronunciamientos de
los trabajadores no docentes en torno a la Asamblea del Departamento de
Complementación Previsional y la decisión del cuerpo de aprobar, en su anterior
sesión, la incorporación de un cargo administrativo bajo la forma de pasantía.

Mientras
se suman repercusiones al proyecto presentado por la lista Universidad para
limitar la asistencia de público a las sesiones del Consejo Superior
Universitario (CSU) y se espera por un nuevo plenario ordinario del cuerpo
previsto para esta semana, varias han sido las novedades que se dieron en el
ámbito de la Universidad Nacional del Sur (UNS).
Una de ellas data de la anterior sesión del propio CSU, cuando se aprobó sobre
tablas un proyecto de resolución proveniente de la Comisión de la Comisión de
Investigaciones Científicas y Tecnológicas, tendiente a crear “una pasantía
interna en la Secretaría General de Relaciones Institucionales y de
Planeamiento que será financiada con fondos transferidos por universidades
europeas coordinadoras de los consorcios Erasmus Mundus”, parte de un programa
de becas vigente en la Unión Europea.
La duración de la pasantía será de un semestre, con una remuneración mensual de
mil pesos y una carga horaria de veinte horas semanales.
La polémica surgió a partir de las funciones para las cuales se creaba la
pasantía para estudiantes, que no están vinculadas a prácticas académicas de
ninguna índole sino a la “recepción y seguimiento de los estudiantes
internacionales que llegan a nuestra universidad cada año y con la gestión de
los nuevos consorcios Erasmus Mundus”.
“No nos oponemos a las pasantías en tanto sean educativas. Lo que pasa es que
se utilizan para cubrir funciones administrativas o técnicas que corresponden a
los no docentes. Para nosotros eso es trabajo precarizado, así como los
contratos o las locaciones de servicio”, dijo a EcoDias Roberto Cimatti, uno de
los referentes de la Lista Azul de trabajadores no docentes.
“Si bien reconocemos que la actual gestión ha creado nuevos cargos, esto no es
suficiente para ampliar la planta no docente que no ha crecido al ritmo que lo
han hecho la cantidad de alumnos y docentes de la UNS. Incluso en los próximos
meses entre 20 y 30 compañeros se van a jubilar, lo cual mantiene la planta en
los mismos números que hace poco más de diez años y no acompaña el crecimiento
de la universidad”, agregó.
En el mismo sentido se expresa un comunicado que la mencionada lista emitió
tras el plenario en cuestión. “No aceptamos que se utilice esa práctica
educativa (NdR: por las pasantías) para que los alumnos realicen trabajo de
planta no docente (administrativo o técnico-profesional) en forma temporal y a
menor precio”, subraya el documento.

Del complemento a los préstamos
Por otro lado, para el viernes 12 estaba convocada la Asamblea en que el
Departamento de Complementación Previsional (DCP) de los trabajadores docentes
y no docentes de la UNS, del mismo organismo y de la obra social, que renovaría
las autoridades de su Consejo de Administración.
Originalmente, esta entidad se creó para complementar jubilaciones y, cuando
durante el menemismo se crearon las AFJP, comenzó a funcionar como un organismo
de ahorro y préstamo a sus afiliados, convirtiendo el fondo solidario en fondos
individuales.
La convocatoria a la Asamblea despertó polémica. Ocurre que, de acuerdo a los
estatutos del DCP, se requiere un piso de asistencia del veinte por ciento de
los afiliados para la realización de la misma, lo que exigía la presencia de
seiscientos cincuenta empadronados. Sin embargo, el lugar previsto para la
realización de la Asamblea convocada -la Sala de Situación del edificio
universitario de Avenida Colón 80- no tiene la capacidad necesaria para
albergar esa cantidad de personas, por lo que la Lista Azul consideró que “nuevamente
nos encontramos con una convocatoria que no convoca a nadie”.
“Desde hace años, las listas Solidaridad (de docentes universitarios), Azul (no
docentes) y Solidaridad Previsional (de los docentes de las Escuelas Medias de
la UNS) venimos bregando por una reforma de los estatutos dirigida a
democratizar la institución y facilitar la participación de los afiliados.
Entre otras cosas propusimos la modificación del quórum de modo que, como
sucede en otras instituciones sociales, gremiales, cooperativas, etc., permita
que se sesione con un mínimo de presentes después de pasado un tiempo
prudencial”, dice el comunicado emitido por la agrupación.
Es pertinente aclarar que, de acuerdo a lo estipulado, si la Asamblea de
renovación de autoridades no se puede realizar, la decisión queda en manos del
CSU. Con ello, se quiebra la solidaridad del padrón del DCP, ya que el cuerpo
resolutivo está compuesto por mayoría de docentes y sólo un representante de
los trabajadores no docentes.
Pese a no realizarse la renovación de autoridades del Consejo Departamental de
Administración, “la asamblea del DCP se transformó por primera vez en un
espacio donde pudimos plantear nuestras inquietudes acerca de la falta de
democratización de la entidad en lo que se refiere a lograr una mayor
participación de los afiliados en temas como el análisis de la Memoria y
Balance, o la elección directa de su presidente, dado que somos los que aportamos
los fondos a nuestras cuentas individuales”, expresó Cimatti.
Según el representante de los trabajadores no docentes “el oficialismo del DCP
(de la lista Universidad) visualiza cualquier intento de modificar la Ordenanza
del organismo como una conspiración para destruirlo y se muestran en extremo
refractarios a cualquier tipo de reforma que apunte a generar una mayor
participación de los verdaderos dueños del DCP, que somos los aportantes”.

Soplan nuevos vientos
Para este martes 23 estaba prevista la realización de una reunión abierta a
toda la comunidad universitaria, donde se comenzarían a evaluar y discutir
algunos de los puntos del Régimen de Convivencia que regulará a partir de su
sanción el día a día en los pasillos de la UNS.
Una vez aprobada, la normativa obrará como reemplazo al Reglamento de Admisión
y Disciplina para los Alumnos de la Universidad Nacional del Sur, que promulgó
el interventor militar de la casa de estudios Julio Lucero en setiembre de 1977
y el CSU derogó en mayo pasado, luego de la presentación de un proyecto en tal
sentido por parte de la lista estudiantil Generación UNS.
Como se recordará, dicho proyecto fue devuelto a Comisión en primera instancia,
al objetarse desde el oficialismo el “vacío legal” que la derogación llana
produciría. Por ello, una de las modificaciones con que volvió al recinto fue
la que instruía a la Comisión de Interpretación y Reglamento del CSU para la
elaboración de una nueva reglamentación. Para ello recomendaba “iniciar
instancias de consulta y participación de todos los miembros de la comunidad
universitaria”.
Entre los puntos de tratamiento previstos para la reunión abierta de este
martes se encontraban los relativos a:
Ámbito de aplicación: ¿A qué claustros se aplicará? ¿Es conveniente que sea
sólo para alumnos o que incluya a todos los claustros? En caso de regir a todos
los claustros ¿Qué aspectos se regularían para cada uno?
La instauración de un proceso conciliatorio: ¿Sería conveniente imponer un
proceso de conciliación? En caso afirmativo ¿Dicho proceso sería en el ámbito
del gobierno central o en cada Departamento Académico? ¿Qué normas de
procedimiento y garantías se sugieren para la conciliación?
Las sanciones que eventualmente se dispondrían: ¿Se deben precisar las
conductas a sancionar? ¿Qué conductas y sanciones se sugieren?



facebook
Twitter
Follow
2011-08-22 14:49:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp