©Todos los derechos compartidos

Tesoros de Cuba
Invitados por la Asociación de Judiciales Bonaerenses a fin del 2016, Alberto Padrón, cineasta y Aida Rojas, médica, ambos cubanos; dejaron sus experiencias profesionales en una charla debate abierta al público.
Categoría: Locales

Invitados
por la Asociación de Judiciales Bonaerenses a fin del 2016, Alberto Padrón,
cineasta y Aida Rojas, médica, ambos cubanos; dejaron sus experiencias
profesionales en una charla debate abierta al público.

Alberto Padrón, cineasta y Aída Rojas, médica, ambos cubanos dejaron sus
experiencias profesionales en una charla debate abierta al público.
Fueron invitados por la Asociación de Judiciales Bonaerenses en el mes de
diciembre, a sala llena en Ingeniero Luiggi 63 supieron desafiar el calor de la
tardecita, quizás más acostumbrados que los propios bahienses. «En un
momento tan particular del país y del mundo, a un mes de la pérdida de Fidel
Castro es bueno tenerlos hoy con nosotros» dijo al público en la
presentación Walter Rezutti.
«Lo que más importa de un país es su cultura y
su salud, por eso agradecemos la invitación» sumó Alberto Padrón, director
y productor de cine. Cuba es reconocida por su riqueza cultural y reconocida a
nivel internacional por su desarrollo e investigación en medicina.
Después de la bienvenida, Padrón generó expectativa sobre dos ejes temáticos de
la historia de su país, la religión con “La Fe más allá de lo imposible” y la
Revolución a través de “Milicianas del Tiempo”. En el primer caso, el
sincretismo reflejado en una peregrinación religiosa que data de siglos y que
está muy arraigada a la cultura patrimonial del continente africano.
Por otro lado, “Milicianas del Tiempo” documenta una
parte de la historia de la revolución al principio de su triunfo cuando los
desplazados de la burguesía trataron de sabotear, por medio de agresiones, las
conquistas del pueblo. En ese momento es que se crean las milicias femeninas en
Cienfuegos para combatir estas acciones. Las proyecciones generaron comentarios
sobre la novedad de los contenidos y los documentales fueron muy aplaudidos por
los asistentes.
Posteriormente, la Dra. Aida Rojas describió el sistema médico cubano,
destacando la Medicina Familiar, la función del médico de familia, que
conglomera pacientes que son visitados en sus propios hogares. Este sistema
permite un diagnóstico y tratamiento acorde al contexto social y económico de
las familias involucradas. Durante el momento del debate, muchos de los
presentes pidieron detalles sobre el Programa de Atención Materno Infantil, los
programas epidemiológicos y el tratamiento de enfermedades crónicas no
transmisibles, como también la situación de la población de adultos mayores.

Cuba ejemplar

Con un sistema de salud que integra tres niveles, desde la investigación hasta
la atención familiar en los propios hogares, Cuba se constituye en un ejemplo
de experiencia y desarrollo científico. Aída Rojas, médica de familia, habló en
una conferencia sobre la profesión en una visión integral de salud.
Invitada por la Asociación Judicial Bonaerense, Rojas relató su experiencia
laboral, que asciende a 18 años, “nací con la Revolución Cubana, cuando me
recibí de médica estuvo presente Fidel Castro, fue en 1998, tengo un vívido
recuerdo de ese momento” apuntó al inicio de la charla debate. «Trabajo en
consultorio médico de familia, pertenezco a un policlínico que tiene 18
consultorios de médicos de familia. Un médico, una enfermera y un operario de
turno, es un nuevo componente de equipo básico de trabajo que acompaña con las campañas
de Dengue y Zika, es decir, en epidemiología. Tienen, a su vez, una población
asignada, inicialmente eran de 120 familias ahora es un poco más alrededor de
300 familias, se ha incrementado la cantidad porque es un área muy cercana
donde está ubicado el consultorio, a dos o tres cuadras máximo”, describió.

Casa por casa

La visita a las casas permite cumplir con las funciones preventivas, educativas
y sociales. Es una atención directa y personalizada desde el punto de vista
humano, social, “nuestro colectivo se encarga de un amplia visión de programas.
Un médico dedica 4 horas a la atención directa y visita de pacientes y otro
tanto de tiempo para las consultas formales en los hospitales. Los médicos se
convierten en “una persona de confianza, nos cuentan sobre sus problemas,
llegamos a esas casas a dar ayuda, desde una visión de salud comunitaria, es el
primer eslabón donde ocurre el tema salud”. El médico de familia atiende a los
pacientes y sus patologías, como así también los integra a PAMI (programa de
atención materno infantil), enfermedades crónicas no transmisibles, programa
epidemiológicos, atención prioritaria para mujeres embarazadas, programas de
adultos mayores, para niños menores de un año y para mayores de un año como así
también educación sexual.
El sistema nacional de salud tiene tres niveles: la investigación, la atención
secundaria que se brinda en los hospitales y la atención primaria que consta
451 policlínicos, más de 10 mil consultorios de médicos de familia. “Vemos a
las familias en su contexto, establecemos un vínculo muy cercano. En esta labor
fundamental atendemos a la familia, hacemos estudios especiales como
radiografías, tomografías, enseñamos a las mujeres a que se hagan el examen de
mamas y se hace un control por año en consultorio. También se le hace un
análisis de sangre a los hombres mayores de 50 años para detectar a nivel
próstata y en colón. Con todos los programas hacemos un resumen de todas las
enfermedades que han sido detectadas, las clasificamos con tres herramientas
fundamentales, clasificamos si es factible a los pacientes como sanos, si es
enfermo, si es de riesgo, si tiene secuelas de alguna enfermedad. Otra
herramienta fundamental es que cuando termina el año evaluamos cuántos
pacientes tenemos, cuántas patologías atendimos, cómo se han comportado los
programas en los casos de nuestros pacientes, este resumen se lo entregamos al
policlínico y eso sirve para estadística del país”.
Cuba dispone un médico cada 127 habitantes y una enfermera cada 125 habitantes,
además colabora con 65 países del mundo, además cuenta con 707 bibliotecas
médicas, 147 hogares de ancianos, 49 servicios de geriatría y 265 casas de
abuelos. El programa de vacunación cubre todas las edades, “desde el nacimiento
hasta el fallecimiento del paciente, en niños menores de un año se realiza
vacunación en consultorios. Además, las consultas producen derivaciones a
especialistas, aquellas personas que son atendidas en la red médica “permite un
seguimiento diario, sin que corra peligro la vida del paciente, es posible
examinarlo, medicarlo. Es conocer el ámbito del paciente para saber cómo
tratarlo desde su padecimiento”. Estas derivaciones son atendidas en el
policlínico más cercano al domicilio del paciente. “No es lejano y no es de
difícil acceso, la consulta con los especialistas no se demoran, son de pronta
atención, de una semana a la otra o a lo sumo 15 días, previamente son
atendidos por los médicos de familia y además se trata de educar”.

Una historia
Esta concepción de salud comenzó en noviembre de 1966 cuando se oficializó
el funcionamiento de 8 institutos de Investigaciones de Ciencias Médicas, que
se constituyeron en pilares para las investigaciones médicas de ese país y
marcaron la política oficial de desarrollo de la atención médica terciaria en
el país, junto al desarrollo de la atención médica primaria y secundaria, base
estratégica del desarrollo alcanzado por la salud pública cubana. Los objetivos
primordiales de esta aplicación fueron: promover y desarrollar las
investigaciones científicas y la innovación tecnológica, brindar una asistencia
médica altamente calificada y contribuir a la formación de personal de nivel
científico elevado en cada una de las especialidades, con el fin de dar
respuesta a los principales problemas de salud de la población cubana.
Los Institutos creados abarcaron diversas especialidades: Oncología y
Radiobiología, Cardiología y Cirugía Cardiovascular, Angiología y Cirugía
Vascular, Hematología e Inmunología, Nefrología, Endocrinología, Neurología y
Neurocirugía y Gastroenterología. Se destaca el logro de 1500 trasplantes
renales y más de 6 mil pacientes beneficiados con esta atención. En cuanto
desarrollo farmacéutico, se demostró la eficacia y seguridad del PEG- Heberon y
la ribarvirina en el tratamiento de la hepatitis crónica C, además, se
estableció su protocolo de introducción en el sistema nacional de salud. La
formación en investigación se extiende a 13 universidades, que cuentan con 4
facultades de estomalogía, una facultad de enfermería, una facultad de
tecnología de la salud, una facultad de tecnología y enfermería, 15 filiales de
Ciencias Médicas, con 25 facultades de Ciencias Médicas, sumado a la Escuela
Latinoamericana de Medicina, Escuela Nacional de Salud Pública y Facultad
preparatoria de Cojimar.
Algunos de los logros de medio siglo de desarrollo está en el impacto causado
por la aplicación de la terapia de células madre en la medicina regenerativa en
diversas especialidades. Con un amplio reconocimiento de los ensayos clínicos
que posibilitaron la certificación en Buenas Prácticas Clínicas por el Centro
para el control estatal de medicamentos, equipos y dispositivos médicos. En
relación a cirugías se crearon técnicas mínimamente invasivas y
ecocardiografías avanzadas, con avances notorios en el tratamiento de las
arritmias y estimulación cardíaca. Cuenta con un centro de colaboración para la
Educación Integral al Paciente con Diabetes Millitus, exhibe los mayores
índices de control glucémico de la región y fue pionero del empleo de
estimulantes biológicos para el tratamiento de lesiones de las extremidades que
posibilitó la cicatrización de úlceras del pie diabético.
“El sistema de salud de Cuba está buscando la promoción, la atención y la
satisfacción del paciente y del pueblo” asegura Rojas. Se conoce que más de 55
mil médicos han sido formados en Cuba y trabajan en el exterior en misiones que
atienden a más de 65 países del mundo, dando presencia en Latinoamérica,
África, Centroamérica y Asia.

facebook
Twitter
Follow
2017-03-01 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp