©Todos los derechos compartidos

Caras y caretas
El Consejo Superior Universitario comenzó a sesionar hace algunas semanas. En esta nota, los representantes de cada claustro en el recinto, la correlación de fuerzas entre oficialismo y oposición, y otros aspectos del perfil del máximo órgano de gobierno de la Universidad Nacional del Sur.
Categoría: Locales

El Consejo Superior Universitario comenzó
a sesionar hace algunas semanas. En esta nota, los representantes de cada
claustro en el recinto, la correlación de fuerzas entre oficialismo y oposición,
y otros aspectos del perfil del máximo órgano de gobierno de la Universidad
Nacional del Sur.

Junto a la
Asamblea Universitaria (AU), el Consejo Superior Universitario (CSU) ejerce el
cogobierno de la Universidad Nacional del Sur (UNS), aún más que el rector,
cuyas funciones son meramente representativas.
Este órgano es el encargado de legislar sobre la vida interna de la
universidad. Durante este periodo estatutario, que comenzó a transitar hace
algunas semanas, el CSU deberá decidir, entre otros temas, acerca de la reválida
a la abogada Gloria Girotti -imputada por crímenes de lesa humanidad por la Fiscalía
federal- y la aceptación o rechazo a los fondos provenientes de la empresa
Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), denunciada penalmente por
contaminación en el norte del país.
Por caso, estos dos temas que se ponen de ejemplo se incluyen en un amplio
temario de trajín anual, que toca ciertamente el interés general y despierta
posturas encontradas dentro y fuera de las paredes de la academia.
En un escenario microsocial de fuerte corte personalista, la figura del rector
se destaca por sobre la del CSU, aunque éste tenga ciertamente mayor poder de
decisión sobre lo que habrá de implementarse efectivamente en la UNS. En este
contexto, cabe preguntarse cuál es la composición en 2011 del CSU que resolverá
sobre las temáticas más caras al sentir universitario.

La historia de los nombres
En octubre fueron las elecciones generales de la UNS. Ese día los docentes,
auxiliares, trabajadores de planta y estudiantes regulares que cumplían con los
requisitos establecidos eligieron a sus representantes en el CSU y la AU,
encargada de la elección del rector que se hizo efectiva durante los primeros
días de diciembre.
La ciudad sabe que Guillermo Crapiste y María del Carmen Vaquero fueron
reelectos y continuarán como rector y vicerrectora, respectivamente. Pero pocos
conocen la composición del cuerpo deliberativo que obtuvo su fisonomía durante
la votación de octubre.

Los nombres de la historia
Al cabo del escrutinio, se supo que la oficialista lista Blanca se impuso
entre las que pugnaban por ingresar representantes al CSU, consiguiendo cuatro
bancas en el recinto para 2011. María del Carmen Vaquero encabezaba la nómina,
pero su reelección como vicerrectora determinó que dejara su lugar al abogado
César Lombardi, el quinto hombre del oficialismo. También ingresaron Guillermo
Lucanera, María Teresa González y el asesor inmobiliario Gastón Milanesi, quien
contaba con el antecedente que le daba su gestión como secretario académico del
Departamento de Ciencias de la Administración. Una de sus primeras decisiones
lo llevaría más tarde a negar su apoyo al repudio que el CSU expresó respecto
de la violencia que desató el último golpe cívico militar, del que el 24 de
marzo pasado se cumplieron treinta y cinco años.
Siempre dentro del claustro docente, Línea Phi logró dos lugares en el cuerpo
resolutivo. Andrea Castellano, ex decana del Departamento de Economía y
candidata a rectora por el espacio, encabezaba la lista. Diego Martínez,
proveniente de Ciencias de la Computación, sería el segundo nombre de la
oposición docente en el recinto.
Universidad, en tanto, también ganó dos bancas al cabo de la jornada electoral
de octubre. El ex secretario de la casa de altos estudios ante el MERCOSUR,
decano y secretario del cuerpo, ingeniero agrónomo Miguel Ángel Cantamutto,
ocupa desde hace algunas semanas su banca en el CSU. Lo acompaña Adriana Lista,
quien proviene de Química.

Auxilio, auxiliares
El de los docentes titulares -aquellos de entre los cuales surgen los
rectores y vicerrectores- fue el único claustro en que el oficialismo se
impuso. En todos los demás, ganaron listas opositoras.
Entre los auxiliares, por caso, se impuso Línea Phi. El abogado Sebastián
Arruiz, mentor de la estudiantil Generación UNS, y la economista Valeria
Scherger ganaron dos lugares. Colega de Scherger, Adriana Torre también obtuvo
su lugar, pero lo dejó para acceder a un cargo como funcionaria de la gestión.
En su lugar, Auxiliares del Sur -lista oficialista en su claustro- tendrá a la
abogada María Paula Carlaván.
Las listas Convicción, Reforma Universitaria e Intercentros no consiguieron
asientos en el recinto para 2011.

Estudiantes y no docentes
En el claustro estudiantil, la historia se repitió. Generación UNS, que
había adelantado públicamente su respaldo a la candidatura de Andrea Castellano
para el rectorado, se impuso a las oficialistas Unidad y MNR Desafíos.
La lista ganadora colocó tres consejeros sobre un total de nueve para el
claustro. Aylén Moccia Gonzalo, Federico Martínez Gravino y Josefina González
Martínez serán los representantes de esa mayoría en el CSU durante 2011.
Por Unidad estarán Francisco Romano, proveniente del Centro de Estudiantes de
Derecho, y Miguel Loewy. Por Desafíos, que responde a la fracción del Partido
Socialista de Diego Aldacour, ingresaron como consejeros Juan Manuel Arriola y
Christian Kreber. Este último estudia en Ciencias de la Administración y dirige
el Centro Socialista de Carmen de Patagones, desde Bahía Blanca.
La estudiante de Derecho Antonella Liberati, por Grupo Académico, y Nora Gisela
Piatti completan los nueve lugares previstos para alumnos.
En cuanto al claustro de los trabajadores no docentes -el que menos
representación ostenta en el recinto-, la opositora lista Azul se impuso a la
Celeste y colocó a Romualdo Vera como consejero superior.

Con tutú nuevo
Durante el segundo plenario del CSU, ocurrido el último miércoles 2 de
marzo, se trató y aprobó el expediente elevado al recinto por la Comisión de
Economía, Finanzas y Edificios, que aconsejaba vender cuatro vehículos
propiedad de la UNS con el objeto de comprar un nuevo automóvil para el
traslado del rector Guillermo Crapiste.
Aunque el proyecto enuncia entre sus considerandos “que es necesario modernizar
el Parque Automotor (de la) UNS con vehículos en óptimas condiciones tanto para
el desarrollo de tareas de docencia e investigación como para circulación y
traslado del Sr. Rector”, lo cierto es que “el destino del producido de las
ventas será afectado a la compra de un nuevo vehículo para Rectorado”.

facebook
Twitter
Follow
2011-04-14 11:33:09
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp