©Todos los derechos compartidos

Acto en Economía
En noviembre se recordó a un grupo de estudiantes del Departamento de Economía de la universidad, que fueron desaparecidos o asesinados durante la segunda mitad de la década del ’70, en el marco del Terrorismo de Estado instaurado por los gobiernos de facto.
Categoría: Locales

En noviembre se recordó a un grupo
de estudiantes del Departamento de Economía de la universidad, que fueron
desaparecidos o asesinados durante la segunda mitad de la década del ’70, en el
marco del Terrorismo de Estado instaurado por los gobiernos de facto.

Con la
organización a cargo de la Comisión de Apoyo a los Juicios por Crímenes de Lesa
Humanidad ocurridos en nuestra región y la adhesión del Departamento de
Economía de la Universidad Nacional del Sur (UNS), se desarrolló el viernes 25
de noviembre un acto en que se recordó a catorce estudiantes de la mencionada
unidad académica que fueron desaparecidos o asesinados durante la última
dictadura cívico militar.
La cantidad de víctimas habla de la importancia institucional que revestía
dicho homenaje, realizado en el edificio que alberga a la unidad académica, en
12 de octubre y San Juan. Durante su desarrollo, se hizo entrega a los
familiares de las víctimas de los legajos académicos correspondientes a cada
una de ellas. Además, se descubrieron placas recordatorias.

Los nombres
Eduardo Sergio
Korsunsky nació en Bernasconi el 15 de noviembre de 1951. En 1971 ingresó a la
UNS para seguir Licenciatura en Economía. Trabajó en una fábrica fideera en
Bahía Blanca, y como viajante de comercio en San Nicolás. Perteneció al Partido
Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Fue secuestrado el 4 de agosto de
1976 en San Nicolás y continúa desaparecido.
Graciela Romero de
Metz, nacida en Bahía Blanca, ingresó a la UNS en 1971 a la carrera de
Licenciatura en Economía. Fue secuestrada el 16 de diciembre de 1976 en Cutral-Có
junto con su esposo Raúl Eugenio Metz. Ambos tenían 24 años en el momento de su
detención y eran padres de una niña. Graciela estaba embarazada de cinco meses.
Fueron llevados al Centro Clandestino de Detención (CCD) “La Escuelita”, en
dependencias del V Cuerpo de Ejército. Hacía fines de enero él fue trasladado.
Graciela permaneció en el CCD, obligada a estar acostada, vendada y maniatada
como el resto de los detenidos. El último mes de su embarazo se le permitía
caminar vendada alrededor de una mesa. El 17 de abril dio a luz un varón. El 23
de abril fue sacada de “La Escuelita” y continúa desaparecida. Su hijo, según
los guardias, fue entregado a uno de los interrogadores. Continúa desaparecido.
Carlos Alberto Davit
nació el 11 de abril de 1949 en la zona de Guatraché, La Pampa. En 1971 ingresó
a la carrera de Contador Público en la UNS. Integró el Club Universitario,
donde funcionaba el comedor estudiantil, y fue militante de la Juventud Universitaria
Peronista (JUP), siendo presidente de la lista Azul y Blanca del Centro de
Estudiantes. También hizo trabajo social en villas y barrios. En la madrugada
del 20 de noviembre de 1975 fue secuestrado de la pensión donde vivía, en
Yrigoyen 228, por grupos parapoliciales. Una hora y media después, su cuerpo
apareció acribillado por 44 balazos y colgado de un puente de la aún no
inaugurada autopista que actualmente une Bahía Blanca con Punta Alta.
Tomás Horacio
Francisco “Pancho” Carricaburu nació en Capital Federal en 1944, aunque vivió y
estudió en Santa Rosa (La Pampa) hasta que en 1962 se radicó en Bahía Blanca
para comenzar con sus estudios universitarios, en la carrera de Ingeniería
Química para posteriormente estudiar Licenciatura en Economía. Militaba en el PRT.
Fue asesinado por la espalda en diciembre de 1974 en la Plaza San Martín de la
Capital Federal.
José Luis Peralta
nació en 1952 en Neuquén. A sus dos años su familia se mudó a Bahía Blanca. Comenzó
a estudiar Economía en la UNS en 1970. Trabajó como empleado en una empresa
constructora. Militó en la Juventud Peronista (JP). Fue padre de una hija. El 6
de agosto de 1976 fue secuestrado en Mar del Plata, trasladado a Bahía Blanca y
conducido al CCD “La Escuelita”. El 18 de septiembre de 1976 fue asesinado
junto a Alberto Garralda en un enfrentamiento fraguado por fuerzas del Ejército
en Dorrego y General Paz.
Liliana Pizá nació en
Río Colorado, Río Negro, en 1952. En 1970 ingresó en la UNS como estudiante de
Filosofía y, dos años más tarde, comenzó a cursar paralelamente la carrera de
Economía, buscando herramientas para “transformar la realidad”, según decía.
Esta opción fue acompañada con su militancia en la JUP. En 1975, motivada por
la creciente represión y el encarcelamiento de su padre, su hermana y su cuñado
(ver EcoDias 387), se mudó junto a su compañero, Alberto Paira, a Mar del Plata
y, luego, a La Plata, donde militaron en Montoneros. En noviembre de 1976, fue
madre de una niña, Julia, que disfrutó hasta el 26 de abril de 1977, día en que
las fuerzas conjuntas asesinaron a Alberto y secuestraron a Liliana llevándola al
CCD “La Cacha” en La Plata, donde fue vista por muchos compañeros. Julia se
reencontró con sus familiares, Liliana continúa desaparecida.
Norberto Eduardo
“Bocha” Eraldo nació en Punta Alta. En su ciudad, comenzó su militancia en la
JP. Llevó adelante su trabajo territorial en diferentes barrios, donde participó
en la fundación de Unidades Básicas. Generó un proyecto de salud, optimizando
el Hospital Regional. Al momento de su desaparición tenía 24 años, estudiaba
Economía en la UNS, estaba de novio y vivía con su familia en Bahía Blanca. En
su primer secuestro, fue trasladado a la Base Naval de Puerto Belgrano, donde
fue sometido a tormentos y liberado 23 días después. El 31 de agosto de 1976 fue
nuevamente secuestrado por un grupo de cinco personas encapuchadas y armadas y
llevado a un CCD dependiente de la Armada. Aún permanece desaparecido.
Marta María Olga
Frañol nació en Neuquén e ingresó a la UNS en 1973 a la carrera de Licenciatura
en Economía. Militó en el PRT. Era compañera de Eduardo Korsunsky, y movilizada
por la desaparición de su pareja, fue secuestrada tras una ronda de las Madres
de Plaza de Mayo, el 22 de mayo de 1978.
Jorge Daniel
Rochestein nació en Bahía Blanca. Ingresó a la UNS en 1971 a la carrera de
Licenciatura en Economía. Fue secuestrado, igual que su esposa María Graciela
Tauro, en Capital Federal, el 15 de mayo de 1977.
Carlos Alberto Vicente
nacido en Carhué, ingresó a la UNS en 1966 a la carrera de Contador Público.
Cursó su última materia durante el segundo cuatrimestre de 1973 y fue dado de
baja por la UNS en 1977. Continúa desaparecido.
Oscar “Pajarito”
Borobia nació en Viedma, Río Negro. En 1969 ingresó a la UNS para seguir la
carrera de Economía. Se incorporó al PRT, desde donde se volcó a la actividad
política en los barrios carenciados y en los lugares donde trabajó. Fue padre
de un hijo, Pablo. En agosto de 1976 fue secuestrado en Córdoba, donde fue
visto en el CCD “La Perla”. Desde allí fue llevado al CCD “Protobanco” o “Puente
12” o “Brigada Güemes”. Sigue desaparecido.
Hugo Carlos Gisler
nació el 5 de marzo de 1953 en Darregueira, partido de Puan. En marzo de 1974,
comenzó a estudiar en la UNS hasta el segundo cuatrimestre del mismo año. Del 5
al 12 de septiembre de 1975 estuvo detenido en Bahía Blanca. En agosto del ‘76,
se fue escapando a Darregueira y de ahí a Cutral-Co, donde permaneció hasta el
28 de enero de 1977, día en el que se lo llevaron de la capilla “Cristo Obrero”.
Aún sigue desaparecido.  
Gabriel Prado nació en
1954. Fue estudiante de Economía de la UNS y también trabajó como no docente.
Militaba en el Peronismo de Base. Durante la intervención de Remus Tetu, fue
secuestrado en dos ocasiones por la fuerza terrorista conocida como “Triple A”.
A fines del año 1976, se fue a vivir junto a su esposa Mónica a Mar del Plata.
Allí trabajaban como fileteadores de pescado. Se los llevaron el 23 de agosto
1977 y continúan desaparecidos.
Zulma Raquel Matzkin
nació en Francisco Madero. En 1970, ingresó a la carrera de Licenciatura en
Economía de la UNS. Su compromiso social la llevó a integrar la JUP. Se casó
con Alejandro Mónaco, con quien planificaba tener hijos. Fue secuestrada de su
lugar de trabajo, el 19 de julio de 1976, y trasladada a “La Escuelita”. Sus
verdugos la ultimaron dentro del CCD y fraguaron un enfrentamiento en calle
Catriel 321, el 4 de septiembre de 1976. Apareció asesinada junto a Tarchitzky,
Castillo y Fornasari.

Expresiones
Para imponer su plan económico y “anular todo atisbo de resistencia”, la
dictadura recurrió a “la desaparición forzada y la tortura sistemática de
personas. Pero creyeron necesario además dar un sustento perdurable que permita
sostener la continuidad del modelo liberal, y para ello apuntaron contra la
educación en todos sus niveles”, abrió su discurso Néstor Alende, integrante de
la Comisión de Apoyo a los Juicios.
“En la UNS, los grupos de tareas se encargarían de signar el destino de los
docentes, no docentes y estudiantes, apuntados por los agentes civiles
universitarios”, agregó. “El revolucionario plan de estudios de 1972, ya
atacado y cuestionado por gobiernos anteriores, debería ser totalmente
desterrado”, explicó.
“Los compañeros a quienes hoy rendimos homenaje supieron sostener la bandera de
una educación liberadora, reclamada en toda América Latina”, subrayó.

Adhesiones y cartas
“El año y medio que permanecí activo en la UNS, entre 1973 y 1974, fue de
una intensidad excepcional. Entusiasmado por la euforia de la victoria electoral
de 1973, llegué a Bahía Blanca a pocos días de mis 28 años y me encontré en
medio del torbellino de nuestra historia común, propulsado como miles de
compañeros de la época, por una inmensa voluntad de cambio democrático. Una
fresca mañana de mayo del ’73, en un hotel de la ciudad, me encontré por
primera vez con los representantes de los sectores políticos y universitarios
de Bahía Blanca”,
“Mi nombramiento como Delegado Interventor del Departamento de Economía era
casi un hecho y sólo debía ser ratificado formalmente por la administración de
la Universidad, cosa que ocurrió unos días más tarde”, relató Christián
Dimitriu, desde Suiza.
“El 20 de junio de 1973 surtió el efecto de un baldazo de agua helada sobre las
ilusiones de todos los argentinos y marcó el inicio de la aceleración
vertiginosa de la historia del país y de Bahía Blanca, así como el despertar de
una realidad más terrible que una pesadilla. La marcha hacia la dictadura
parecía lenta, en un principio. Acelerada, luego”, escribió Dimitriu en su
carta.
“En la Universidad, en julio de 1974, Antonio Tridenti, nuevo rector
normalizador, y el secretario académico Darío Picco, cediendo a la presión de
los profesores, estudiantes y trabajadores no docentes de la Universidad, me
nombraron delegado normalizador del Departamento de Economía. Esta medida tenía
como objetivo explícito la negociación de una nueva estructura y programa
aceptable para el rectorado y la Asamblea de los tres estamentos”, narró.
“En la realidad, la ilusión de la posibilidad de cualquier tipo de acuerdo fue
breve”, por lo que “ante el carácter inextricable de tal situación, presenté mi
renuncia en septiembre de 1974 y emigré”, indicó.
En similar sentido se expresó, también a través de una comunicación escrita, su
compañero de entonces Bruno Susani. Su mensaje, según su propio pedido, fue
leído por Julia, hija de Liliana Pizá, una de las estudiantes recordadas en el
acto.
En el ejercicio de una “memoria sin rencores”, expresó, “corresponde recordar a
aquellos que sufrieron en el ’76 la tortura, la prisión y fueron enjuiciados
porque eran docentes o estudiantes de la Licenciatura de Ciencias Económicas a
los que se les recriminaba haber aplicado el plan de estudios que había sido
aprobado por el ex rector Malek y por (el ex dictador Alejandro Agustín)
Lanusse, y que según Milton Friedman, John Kenneth Galbraith y otros
economistas de renombre que lo peritaron era un banal programa de estudios de
Licenciatura”, rememoró.



facebook
Twitter
Follow
2012-01-08 20:37:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp