©Todos los derechos compartidos

35 días
El 28 de mayo se encontró a Micaela Ortega asesinada. Nada se puede decir que suavice el dolor profundo de esta noticia. Fueron 35 días de búsqueda y angustia para muchas personas. 35 días de intenso trabajo para los organismos estatales involucrados. También fueron 35 días en que se mantuvo en la agenda periodística local y nacional los resultados negativos con que se concluía cada jornada. 35 días de titulares y primicias.
Categoría: Locales

El 28 de mayo se encontró a Micaela
Ortega asesinada.
Nada se puede decir que suavice el dolor profundo de esta noticia.
Fueron 35 días de búsqueda y angustia para muchas personas. 35 días de intenso
trabajo para los organismos estatales involucrados.
También fueron 35 días en que se mantuvo en la agenda periodística local y
nacional los resultados negativos con que se concluía cada jornada.
35 días de titulares y primicias.

Y llegó el 28 de mayo y llegaron los datos de las cuentas de la red
Facebook y el allanamiento y la detención del, hasta ahora, único acusado por
este crimen. Desde un organismo extranjero se obtuvieron los datos que llevaron
a la pareja del Jonathan Luna, de 26 años, por estos días detenido, se negó a
prestar declaración indagatoria. Está acusado de por homicidio, agravado por
alevosía y femicidio, de Micaela Ortega, de 12 años.
Más de un mes le llevó al fiscal de la causa, Rodolfo de Lucía, llegar al
sendero hacia Luna que de casi 2000 contactos en red social casi el 95 por
ciento de la totalidad eran nenas de la edad de Micaela.
The National Center for Missing & Exploited Children, de Estados Unidos, es
la organización que ayudó con la información necesaria para avanzar. Se logró
luego que una mujer que convivía con Luna, María Espinoza, en el barrio
Saladero, brinde mayores datos y ya con la detención de Luna se llegó hasta la
zona cercana a Cerri donde fue hallado el cadáver.

Los medios
Un espacio aparte merece el tratamiento que se le brindó desde el inicio a
la “noticia” de la desaparición de Micaela. Sobre eso esperamos poder reflexionar
en próximas ediciones para compartir nuestras impresiones al respecto.
Lo que si podemos marcar es que, nuevamente, el tratamiento estuvo alejado de
la responsabilidad que conlleva el tratamiento de una situación en la que está
involucrada una niña, situación ante la cual lo más importante para un
comunicador o comunicadora debería ser hacer prevalecer los intereses de la
niña sobre cualquier otra cuestión, respetando su dignidad y sus derechos.

Femicidios
Micaela Ortega pasó a engrosar la larga lista de asesinadas en nuestra
ciudad y en Agentina.
Las cifras de los femicidios anuales en nuestro país no disminuyen. En el año
2015 fueron 286 las mujeres asesinadas
Los datos surgen del informe 2015 presentado por el Observatorio de Femicidios
Marisel Zambrano, de la ONG La Casa del Encuentro, que se realiza en base a las
noticias publicadas por 120 medios nacionales y las agencias de noticias DyN y
Télam.
En 2014 hubo 277 asesinatos de mujeres.
Estos crímenes dejaron sin madre a 214 niñas y niños. Encabezando las
provincias está la de Buenos Aires, aunque la provincia de Salta ostenta la
tasa más alta del delito por habitante.
Cada número es una persona. Cada femicidio arrasa además con una familia.
De las asesinadas durante el 2015 en su mayoría fueron ultimadas baleadas,
apuñaladas, golpeadas e incineradas hasta morir.
Buenos Aires, Santa Fe, Salta y Córdoba son las provincias con más femicidios y
como dijimos que en tasa de femicidios cada 100.000 habitantes ubica a Salta en
el primer lugar, la siguen Formosa, Santa Cruz y Misiones.
La marcha del Ni Una Menos, Vivas nos queremos! Para este 2016 convoca a salir
por todas las víctimas de estos crímenes de género.
Lo necesario además es la aplicación completa de la ley de protección integral
a las mujeres, con un presupuesto acorde a la magnitud e gravedad de la
problemática. También se espera por la reglamentación de la norma para
garantizar el acceso a la Justicia por parte de las víctimas, con los patrocinios
jurídicos gratuitos para los fueros civil y penal.

MICAELA ORTEGA
El día después

Miles de personas se manifestaron el pasado 29 de mayo, al día siguiente del
hallazgo del cuerpo sin vida de Micaela Ortega.

Puntualmente las banderas de “Justicia por Mica” y “Mica: en nuestros
corazones. Q.D.E.P.”, sostenidas por sus compañeras y compañeros de escuela,
amistades y familiares comenzaron a avanzar sobre la calle Alsina frente a la
municipalidad, tomando calle San Martín.
Casi en la esquina de calle Irigoyen la multitud se detuvo y el silencio lo
abarcó todo. Como queriendo completar el vacío que dejó el asesinato de
Micaela, las voces se apagaron, los tambores no sonaron y sin que nadie dijera
“shhhh”, el silencio. A lo lejos se escuchaba un zumbido. Era un dron, único
ruido sobre las cabezas.
La marcha siguió hasta detenerse frente a la catedral, el pedido de justicia y
consuelo para su familia. De allí se continuó hacia la sede de la fiscalía de
calle Estomba.
Allí las persianas bajas. El pedido de “Justicia por Yuli”, grafiteado hace
años, recibió el pedido de justicia por Micaela, asesinada no en el marco de la
violencia institucional como el caso de Giuliano Gallo, sino asesinada por la
violencia machista. El grito espontáneo de dolor ante la injusticia y la
repetición de otra madre, la de Daiana Méndez, asesinada en el año 2003; otra
víctima de lo que sabemos son los violentos hijos del patriarcado.
De allí se marchó hasta calle Rondeau, girando en Vieytes, e ingresando a la
Av. Colón. La avenida llevó a la multitud hasta la plaza Rivadavia, transitando
los mismos espacios en los que unos domingos atrás quienes se manifestaban
pidiendo por Micaela eran observados de costado por los que querían disfrutar del
evento enlatado de cultura, que irreverentemente marcó que no importa mucho a
la gestión actual si una nena desaparece, lo planificado se continúa.
La marcha doliente, siguió hasta desembocar frente a la Municipalidad.
Las banderas subieron a las escalinatas. Luego vendría la desconcentración.
El lunes ya fue distinto, más gris en la ciudad. Y comenzó a llover. Por tres
días la lluvia no cesó inundando a Bahía Blanca como el mismo dolor de tener
certeza de que Micaela no estaba viva, como la queríamos.

facebook
Twitter
Follow
2016-06-07 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp