©Todos los derechos compartidos

Usted va a tener que pagar

El Concejo Deliberante de Bahía Blanca aprobó, por mayoría, incrementos en las tasas municipales. Entre ellas se destacan las de Alumbrado, Barrio y Limpieza (ABL), Seguridad e Higiene y Derechos de la Vía Pública.
Desde algunos bloques opositores que votaron en contra de la propuesta oficial, se afirma que el presupuesto no es austero y que se advierte un pedido de esfuerzo al vecino y no una reducción en gastos superfluos.
Además, critican la modificación de la Ley Orgánica de Municipalidades que le da libertad a los intendentes para el manejo de los gastos.

Prepárese. Las famosas ordenanzas fiscal e impositiva que comúnmente se conoce como “el presupuesto”, fueron aceptadas por el cuerpo legislativo. Esas ordenanzas fueron votadas como aprobadas por mayoría en el Concejo Deliberante y otorgan incrementos en las tasas municipales. Igualmente, todavía faltan unos pasos para la puesta en marcha de los aumentos. Es decir, lo que aprobó el legislativo es en realidad una ordenanza preparatoria ya que la ley establece que para que esos nuevos valores de aumento de tasa, entren en vigencia, deben estar convalidados por lo que se denomina Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes. Estos contribuyentes municipales tienen la misma representación que los bloques políticos. Así que, una vez superada esa instancia, los valores aprobados serán puestos al cobro.

Impactos
La ordenanza fiscal es un cuerpo constituido de varios artículos que indica quién debe pagar, qué debe pagar y en qué condiciones. Esto refiere a todos los tributos municipales como los conocidos de ABL, Seguridad e Higiene y las tasas especiales como la de Derechos de la Vía Pública.
A su vez, la ordenanza impositiva determina valores en pesos o módulos que equivalen a ciertas cantidades de pesos. Es decir, cuantifica los montos de lo que hay que abonar.
En el proyecto presentado por el municipio, todas las tasas y derechos presentan incrementos, en especial la mencionada de Alumbrado, Barrio y Limpieza.
El concejal Raúl Woscoff, de Integración Ciudadana, que votó en contra de la impositiva, explicó a EcoDias: “Nuestra preocupación apunta en el ABL a la situación de que hay 2.700 partidas del micro y macrocentro que han sido revaluadas en octubre. Partidas que a su vez están recibiendo un aumento de un 20 a un 40 por ciento de la ordenanza fiscal y en la impositiva, de manera que hay vecinos que pudieran estar recibiendo el impacto doblemente. Por un lado, se les ha revalorizado la valuación y por otro le amplían la alícuota. Y en algunos casos, como el Barrio Patagonia, se incluyen otros factores que vuelven a distorsionar la ecuación y que significa un tercer factor de incremento como la rezonificación ya que se crea una nueva zona”.
Entonces, por un lado está el incremento del 16 por ciento en la alícuota, porcentaje aplicado a la valuación fiscal, y además la rezonificación y variaciones en la valuación fiscal. Por esa razón, muchos vecinos verán aumentado de forma importante el valor final a tributar.
El bloque que lidera Woscoff votó a favor de la ordenanza fiscal con observaciones al ABL, y en contra de la impositiva en cuestión de incrementos generalizados: “Va a haber tasas que se van a modificar a mitad de año, cosa que nunca se hizo. Y, por otra parte, en la tasa de Seguridad e Higiene hay un factor que el municipio consideró con una inflación de un 6 por ciento cuando sabemos que en febrero hubo una cercana a los tres puntos en Bahía Blanca. De manera que el proyectado en el año de la inflación significa casi de un 25, un 30 por ciento. Esto significa que cualquier tipo de comerciante va a pagar más tasa de Seguridad e Higiene por el solo efecto de la inflación. Si además en otros rubros hay un incremento, tendrá un doble incremento”.

Aumentos por todos lados
La edil Elisa Quartucci del Bloque 8 de Septiembre – GEN Radical, también votó en contra de los aumentos y clarificó aún más lo que ocurrirá con la tasa de Seguridad e Higiene: “Se incrementaron las alícuotas de algunas actividades en particular como las fabricaciones de pan y helado, comercialización, tapicería, por ejemplo. Y en el resto de las tasas como la de salud, derechos de cementerio y tasas de habilitación ha habido un incremento de las tasas del orden del 50 por ciento en una primera etapa. Esto es porque el Concejo autorizó incrementos en los módulos que se aplican a esas tasas en el mes de enero pero también en febrero. Los contribuyentes de lo que se denomina tasa modulares van a recibir doble incremento”.
Según Quartucci, el monto total de ingresos locales llegaría a los 330 millones de pesos aproximadamente. Sin embargo, se debe tener en cuenta que a último momento se agregó una alícuota o tasa para los macizos urbanos “que tributaban como baldío y el tributo de la tasa de ABL es más caro para el baldío que para el construido, porque obviamente lo que se intenta es alentar la construcción. Pero en particular se ha contemplado un incremento para los grandes macizos urbanos cuya recaudación rondaría el millón de pesos”.
En este sentido, a la discusión económica habría que sumarle la dilatada especulación inmobiliaria que manejan una veintena de propietarios de estos macizos, denominados vacíos urbanos por el impacto negativo que tienen en la traza de las ciudades, con los consiguientes perjuicios en materia de infraestructura de servicios y de transporte público de pasajeros, por poner dos sencillos e imaginables ejemplos.

Poca soga provincial
Respecto a la administración Scioli, el concejal Woscoff sostuvo que “esta vez se prevé un incremento muy bajo de la coparticipación provincial. La mayoría de los incrementos están en las tasas mencionadas, de entre 99 y 100 millones la de Seguridad e Higiene, y unos 49 en promedio de ABL. Pero también cuando hablemos del gasto vamos a demostrar desde nuestra óptica de que no es un presupuesto austero y que entendemos que hay un uso irracional o no orientado con criterio de austeridad a ciertos gastos”.
En el análisis presupuestario, también se incorporaron a las exportaciones dentro de la base imponible aunque no esté claramente determinado cuánto se piensa recaudar por ese concepto. El vecinalista Woscoff considera que fue planteado sin estudios ni conocimientos previos: “Si se hubieran querido gravar a las exportaciones como un componente de la Tasa de Seguridad e Higiene, la alícuota sería de 0,08 (por ciento) y no de 0,05 como se intentó establecer y se va a establecer. Si se quisiera realmente afectar a las exportaciones bastaba con aplicar la alícuota general, sin embargo se le aplica una menor”.
Las tasas medioambiental y de salud, dijo el concejal, mantendrán sus mismos valores.

Decide el intendente
Además de aumentos en tasas y demás, un presupuesto también lleva incluido gastos, inversiones, subsidios y demás componentes que hablan de los números de la ciudad durante el año. Todo eso también debe pasar por el Concejo Deliberante para su aprobación, aunque después la palabra final la tendrá el intendente. Esto se debe a una modificación en las leyes que les da libertad de acción a los jefes comunales: “En realidad -explica Woscoff- todo lo que hagamos sobre el tema gastos es un ejercicio y un mero entretenimiento porque el año pasado se modifica de manera subrepticia la Ley Orgánica de Municipalidades y le otorga plenas facultades a los intendentes para que muevan las partidas como quieran. Si viene un fondo afectado de Nación lo puede usar para lo que quiera, si tiene asignado en el presupuesto un recurso para un gasto determinado puede usarlo para otro y crear una partida”.
Hay partidas nacionales o provinciales que pueden estar determinadas a una finalidad específica, explica también Quartucci. Sin embargo, el cambio en la ley permite cambiar partidas: “Cuando el Concejo apruebe el presupuesto y establezca un determinado monto en una partida en particular, es probable que el intendente luego decida cambiarlo sin autorización del Concejo”. Quedan después herramientas de contralor como la ulterior aprobación de gastos de los ejercicios y el rol que le cabe al Tribunal de Cuentas.

Conclusiones
Ya habrá oído mucho de alícuotas, tasas, incrementos, valuaciones fiscales y demás conceptos que terminan en una conclusión: el esfuerzo lo hace el vecino: “Creemos -señala el opositor Woscoff- que tenemos que hacer un esfuerzo en conjunto para modificar la política tributaria, si bien tenemos un sistema muy cerrado vigente por la constitución de la provincia, no ha habido esfuerzos serios para modificar el sistema tributario municipal. Debe ser más justo, equitativo, progresivo, debe alentar la inversión y no sorprender con el cambio de las reglas”.
Quartucci, por su parte, presentó críticas por la no reducción de gastos: “Cuando se le pide al vecino un mayor esfuerzo en pagos, quien ocasiona el gasto debe mostrar signos de austeridad. En este caso estamos pidiendo esfuerzo al vecino pero no se advierte que haya un esfuerzo de reducción de gastos superfluos como el caso de viáticos o publicidad”.

A favor
Es sabido que el aumento de tasas fue aprobado por mayoría. Entre los que votaron positivamente, EcoDias dialogó con el concejal Fabián Lliteras del oficialista Frente Para la Victoria – PJ: “Se pudo lograr que el Ejecutivo cuente con la herramienta necesaria para poder gobernar. Las tasas debían aumentar más teniendo en cuenta el efecto inflacionario. El cálculo de recursos cuenta con dos ingresos importantes, que son la coparticipación provincial y los recursos generados en el ámbito municipal. Si la coparticipación proyecta un aumento del 9 por ciento, lo que por un lado no se puede recuperar por el lado de la coparticipación, hay que recuperarlo por otros recursos en este caso municipales. Por eso algunos aumentos son diferentes y más altos que el efecto inflacionario”.
A su vez, Alejandro Curino, del opositor Frente para la Victoria Independiente, también votó a favor aunque tuvo en cuenta a la hora de su decisión los recursos destinados a sectores importantes como el de la salud pública: “Para los que somos oposición seria, es una situación difícil porque por un lado les estás dando o apoyando un aumento de la recolección, de dinero a un municipio con el cual la mayoría de las veces no estás de acuerdo. Para ser muy claro, me interesan más las obras en salas médicas o en el Hospital Municipal o en un barrio periférico que una peatonal en el centro por más que al bahiense medio le encante la peatonal. Pero cierto es también que la estructura municipal, independientemente del ejecutivo que esté a cargo, mantiene determinadas cosas que socialmente son muy importantes como el Hospital Municipal, por ejemplo”.

facebook
Twitter
Follow
2010-03-23 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp