©Todos los derechos compartidos

Un tesoro público

Hace 125 años nacía uno de los pilares fundamentales donde se asienta la historia y el presente de la ciudad y una de las fuentes de conocimiento más grandes e importantes del país.
La Asociación Biblioteca Bernardino Rivadavia se fundó en 1882 cuando Bahía Blanca era una aldea de 2000 habitantes, de los cuales la mitad era analfabeta. La inquietud surgió de un grupo de jóvenes de familias tradicionales de la ciudad, los únicos letrados que tenían libros en su casa y el hábito de la lectura. Entre ellos se menciona a Casanova, Caronti y Leónidas Lucero, quienes se reunían en lo que se llamó el Mentidero, un café en la calle Zapiola.
Por esos años se promulgó la llamada Ley Sarmiento que reglamentó la creación de las bibliotecas populares. El sistema que se utilizó fue de aporte por partes iguales: el Estado otorgaba a los vecinos la misma suma para la compra de libros que hubieran podido reunir localmente.
Así comenzaron a delinearse las primeras hojas de esta historia. La sede fue cambiando de lugar, desde un espacio en la propia Municipalidad de Bahía Blanca, hasta una casa en Moreno 86. Hacia 1930 se inauguró el edificio de Avenida Colón 31, donado por Caronti.

La Biblioteca por dentro
Hoy la Biblioteca Rivadavia es la asociación biblioteca popular sin fines de lucro más grande de Sudamérica. Es superada en volumen por bibliotecas como la del Congreso o la Nacional, pero en ambos casos se trata de organismos que dependen del Estado y no de sus socios como es el caso bahiense.
Justamente, el repaso por las finanzas dan cuenta de que nuestra biblioteca depende del aporte de sus socios que con su cuota suman el 95% del presupuesto mientras el Estado cubre el restante 5%.
En diálogo con EcoDias, Néstor Cazzaniga, presidente del Consejo Directivo, presentaba a la entidad como “un centro cultural que tiene como principal actividad la biblioteca, pero además cuenta con un auditorio, una sala de conferencias, una sala de exposiciones y una galería de arte, donde se nuclea todo lo que tenga que ver con el arte”
A disposición de los bahienses la Biblioteca cuenta con un fondo bibliográfico de 160.000 volúmenes inventariados distribuidos en distintas salas seleccionadas por edades.

Donación Biblioteca Weinberg
Tras el fallecimiento del dr. Félix Weinberg, quien fuera miembro de la Academia de Historia, profesor universitario y escritor, su biblioteca personal ha pasado a formar parte del patrimonio de la Rivadavia.
Luego de haber firmado en vida la decisión del traslado hace más de una década, con el lamentable deceso se concretó el legado que ronda la suma de 25.000 libros especializados en historia latinoamericana. La colección también perteneció a la esposa del doctor, Beatriz Fontanella de Weinberg, recordada lingüista miembro de la Real Academia Española.
Los volúmenes donados no han sido aún inventariados, ni catalogados, ni especificados, tarea que está en proceso.
“Prácticamente todo lo que se escribió sobre historia argentina, chilena, uruguaya, paraguaya, y de toda Latinoamérica está entre estos libros. El acervo bibliográfico es increíble, inclusive títulos muy nuevos, lo que nos da la pauta de que Félix hasta último momento siguió dedicándose a la selección de buenos textos”.
 
Hemeroteca
En 1883 Daniel Aguirre, el primer bibliotecario, decidió guardar los diarios del día, y desde ese momento se conservan las 109 publicaciones que hasta la fecha se registran como material gráfico en nuestra ciudad.
Aquí es entonces necesaria la intervención de la recientemente nombrada directora, Norma Bisignano, quien durante muchos años se desempeñó en la hemeroteca y conoce acabadamente su funcionamiento y el material que dispone: “La gente no sabe que en la ciudad se imprimieron 109 diarios, 109 títulos que fueron contemporáneos del actual. Hubo más de 100 diarios en Bahía Blanca, porque en el siglo XIX no había radio ni televisión, entonces las campañas políticas se hacían a través del diario. Pero estos diarios no iban dirigidos al lector, sino a sus adversarios políticos, eran tribunas de expresión de ideas”.
De esta manera la Biblioteca tiene un registro de la evolución de las ideas del sur de la Provincia de Buenos Aires como no hay en ningún otro lugar, con una colección única, conservada además en microfilmes. Se guarda en este formato debido a que el papel de diario tiene una vida útil de 60 años, “además no todos los usuarios son tan cuidadosos como uno quisiera, a veces hay recortes u hojas arrancadas. Entonces ahora los originales están preservados envueltos en papel libre de ácidos y se pueden consultar en microfilm”.
Otro de los servicios para los que quieran bucear en la historia microfilmada es la utilización del lector digitalizador, que permite mirar en la pantalla el diario y digitalizarlo para llevárselo en un CD.
También están a disposición diarios nacionales desde 1951. De hecho, los trabajadores de la entidad son testigos de las innumerables visitas de investigadores provenientes de Buenos Aires y del exterior, a quienes les resulta más cómodo venir a Bahía Blanca que hacer el pedido formal en las editoriales o en la misma Biblioteca Nacional.
 
La cuota a $ 12
A partir del mes de junio los socios de la institución deberán abonar un incremento en la cuota social mensual. La determinación se debe al aumento de los costos de servicio, de mantenimiento y de personal, con el fin de mejorar la atención y brindarle además a los trabajadores mejores condiciones.
En este marco, la Biblioteca lanzó la campaña “Por cada socio, uno más” que permite el nombramiento de un socio anexo que gozará de los mismos servicios que el titular, ambos por el valor de una cuota.

facebook
Twitter
Follow
2007-06-02 00:00:00
Etiquetas: Instituciones.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp