©Todos los derechos compartidos

Un ejército solidario

En una tardecita para remera, volvimos a visitar el sector norte de la ciudad. En este caso nos esperaban en Esquiú 436, preparando las actividades 2006, Eduardo y Claudia Limbozzi o Toro Aguerrido y Águila, tal como se presentan y son conocidos por la Agrupación Scout Curruf Lauquen (que quiere decir “Laguna de viento” en idioma mapuche).

Este grupo comenzó a funcionar allá por 1986, aunque recién lograron el reconocimiento de la Institución Nacional de Scoutismo (INSA), durante 1989. Hasta los 21 años sus integrantes son “miembros beneficiarios”, hoy concurren unos cuarenta chicos y chicas, y cuentan con cuatro ramas divididas por edades: la Manada, de 7 a 10 años, la Tropa, de 11 a 14, la Posta, de 14 a 17, y la Comunidad Clan Rover, para los jóvenes de 17 a 21 años.
Luego de reunirse de prestado en la Sociedad de Fomento, la plaza barrial o la quinta González Martínez, decidieron llevar adelante las gestiones necesarias para lograr la obtención de un espacio físico propio: “Hacía un año que yo había entrado al grupo (primeros años de la década del 90), y fuimos con 49 chicos y los dirigentes al Concejo Deliberante a presenciar la sesión donde se iba a tratar el tema del terreno y gracias a Dios, fueron a votación, con la excepción de un bloque que se retiró, se aprobó el proyecto por unanimidad. A partir de allí comenzamos a trabajar acá”, comenta Eduardo.
Unos meses después pudieron levantar las primeras construcciones precarias, “una vez que logramos alambrar el terreno, pudimos hacer la cabaña para las chicas y para los varones hicimos lo que normalmente se hace en los campamentos, rincones de patrulla, sin techos… esa fue la primera etapa”.
Pasaba el tiempo y los guías iban creciendo y como
la Posta aún no existía, los jóvenes se quedaron trabajando en la Tropa pero con el sistema de equipo correspondiente a su rama. Luego de formar una empresa e idear un pequeño galpón para juntarse, se dieron a la tarea de juntar el dinero para los materiales, labor que resultó mejor de lo pensado y les permitió construir un salón de diez metros por cinco con paredes de madera. Luego vendrían nuevas ampliaciones para cobijar a todas las ramas.
Repasando algunas de las actividades realizadas por
la Agrupación Scout durante el 2005, Toro Aguerrido recuerda la ayuda brindada en distintas carreras pedestres, labores conjuntas con Cáritas y otras instituciones o cuando el grupo se acercó a pintar la capilla de Santos Pedro y Pablo. “Ya te digo, todo lo que sea servicio se hace, todo lo que veamos necesario, ahí estamos para ayudar. A veces ni necesitan venir a pedirlo, pero si solicitan nuestra ayuda, más obligados nos sentimos porque es alguien que necesita una mano”.
Mientras sigue el relato de la historia, va quedando claro que las mejores épocas, en cuanto a la colaboración del municipio para con ellos, han quedado atrás: “Creo que a todas las asociaciones intermedias les pasó lo mismo. Nosotros éramos parte del Consejo Vecinal Norte, y el Consejo existía porque nosotros lo queríamos así y nada más. Trabajábamos con ganas y a pulmón, ninguno cobraba un centavo, lo hacíamos totalmente ad honores para ayudar al gobierno a hacer cosas”, afirma Eduardo.
“Se bajaron un poco los brazos acá, en el grupo, respecto al Consejo porque veíamos que estábamos yendo solamente a charlar porque no aparecían soluciones. No teníamos apoyo fuera del Consejo. Antes decíamos: ‘Bueno, presentemos este proyecto para poner una luz en tal lugar’, lo mandábamos a la Municipalidad y con el mismo fondo del Consejo se colocaba la luz o se hacían arreglos”, recuerda Limbozzi explicando el porqué de los verbos en pasado de la cita anterior, y nos señala como prueba de lo dicho la plaza que tiene unas pocas hamacas y los toboganes rotos.
Para finalizar la charla, resalta la importancia del trabajo voluntario y solidario de las organizaciones intermedias, no gubernamentales, que se desempeñan en la ciudad. “Aunque parezca mentira si todas las ONGs de Bahía Blanca, reconocidas legalmente, un día se cruzan de brazo y no hacen más nada, la Municipalidad se va a ver desbordada totalmente y creo que ahí se van a dar cuenta de la magnitud de esta labor. Me duele ver que no entienden que hay gente dispuesta a trabajar por su ciudad”.

facebook
Twitter
Follow
2006-03-25 00:00:00
Etiquetas: Instituciones.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp