©Todos los derechos compartidos

Un capítulo más para Plaza

Todos tenemos el recuerdo del último verano bahiense. A raíz de la sequía que atraviesa la región del sudoeste bonaerense, la cota del dique Paso de las Piedras desde donde se suministra agua potable a la ciudad de Bahía Blanca y de Punta Alta descendía a niveles históricos. La empresa ABSA restringía el uso del vital elemento cerrando llaves de paso maestra, provocando acalorados reclamos de vecinos de los barrios afectados, que sabían que en el área céntrica y en determinados barrios “privilegiados” la situación era invariable.
A mediados del primer mes del año, el lic. Federico Weyland, titular del Instituto Cultural de Bahía Blanca, tuvo que recurrir a argumentos trillados y ya publicados en el diario local para hacer frente a los cuestionamientos que recibía desde los distintos bloques del Honorable Concejo Deliberante. Tenía que defender el presupuesto de su área y no convencía
la intención del municipio de alquilar el Cine Plaza para destinarlo a la proyección de películas nacionales.
El concejal Retta (UCR) sostenía que “a pesar de las declaraciones del titular del Instituto Cultural, no existen ni propuesta de alquiler ni siquiera un contrato para analizar”. En tanto, su correligionario Roberto Ursino repetía insistentemente que era excesivo pagar $ 9.900 mensuales por un espacio para el cual no había un proyecto definido. “Estamos tirando plata de los contribuyentes”, se lo escuchaba decir. Un concejal, oportunista, planteó la necesidad de que la operación de alquiler tuviera transparencia porque al parecer un ex funcionario del gobierno municipal -el ahora diputado provincial Iván Budassi- tenía una relación de parentesco muy cercana con los propietarios del inmueble.
Weyland contestó cada una de las objeciones. Planteó que el Instituto Cultural había estudiado otras posibilidades, pero que el Cine Plaza superaba a todas las demás salas, como ser las del ex cine Unión (Almafuerte al 900) y el ex cine teatro Rossini (Mitre 225). Señaló asimismo que el proyecto de alquilar el Cine Plaza a partir de marzo de 2010 era para destinarlo a proyección -cuatro días a la semana- de películas de origen nacional o foráneas que no estuvieran en el circuito comercial.
Cabe recordar que durante 2008 se había planteado adquirir el inmueble, tasado en ese entonces en más de tres millones de pesos, una cifra excesiva para los ediles que objetaron la compra y solicitaron en su momento que el “intendente municipal se abstuviera de firmar acuerdos y/o convenios de compra y/o alquiler del Cine Plaza” hasta tanto el HCD evaluara y se expidiera sobre la conveniencia. A favor se argumentaba el buen estado de la sala, que cumplía con las normativas de seguridad, salidas de emergencia al costado del escenario, y que garantizaba una capacidad de 890 localidades.

Usos y costumbres
Con poder de influencia en el gobierno municipal local, fue una agencia de publicidad la que volvió sobre el tema del Cine Plaza cuando difundiera como rumor que, en ocasión del Día del Niño, se comenzarían a utilizar las instalaciones del cine fundado en 1965. Contrariamente, el gobierno municipal había publicado como actividad para el Bicentenario la proyección de un ciclo de cine mudo argentino como propuesta del Instituto Cultural de Bahía Blanca con el Archivo General de la Nación.
Menos difusión ha tenido el expediente n° 311-3946-2010-0, cuya carátula reza “CONTRATO E/ MBB Y CARLOTA HAYDEE SCHEINES POR LOCACION DE EDIFICIO”. El trámite ingresado por Mesa de Entradas el 7 de mayo de 2010, recibió diez días después su Orden de Pago n° 5823. La descripción correspondiente a “Alquiler de edificios y locales” precisaba que se trataba -como concepto de pago- de “alquiler cine plaza 01/01 a 30/04” (SIC) y que el líquido a pagar ascendía a $ 105.880, contra la presentación de una única factura cuya constancia de inscripción en Monotributo remite como domicilio al de un estudio jurídico de calle Belgrano al 400. Prorrateado, el importe mensual asciende a $ 26.470. Lejos los de los protestados $ 9.900 de Ursino.
Ahora bien, la Orden de Pago n° 7410, que remite al mismo expediente, tiene como concepto “ALQUILER MES DE MAYO Y JUNIO 2010”, por lo que se deduce también corresponde al Cine Plaza. En este caso, dos facturas consecutivas de $ 22.600 cada una vuelven innecesario el cálculo del importe mensual del alquiler.

facebook
Twitter
Follow
2010-07-31 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp