©Todos los derechos compartidos

Título grande

Título grande
¿Alta tecnología?

Foto 187

Esta foto publicada en la edición 187 de EcoDias tuvo su origen en
información de buena fuente que daba cuenta que el sistema de
estacionamiento medido bahiense estaría padeciendo serias deficiencias. La
información refería explícitamente que los 14 terminales portátiles de
inspectores no estarían funcionando tal como lo establece el contrato entre
Altec S.E. y la Municipalidad de Bahía Blanca.
Luego de aguardar cuatro semanas para que el secretario de Gobierno,
Jorge Otharán, nos recibiera y nos diera respuestas sobre nuestro planteo
del tema parquímetros, impresiona escucharlo reconocer que Altec no estaba
trabajando con todos los equipos.
“Lo que faltaban eran las máquinas para chequearlas”, nos dijo Otharán
aunque no pudo precisar durante cuánto tiempo Altec incumplió la cláusula
del contrato que habla del correcto funcionamiento y mantenimiento de los
equipos.
Mientras tanto, para Gustavo Damiani, presidente de Parsa, que es la
gerenciadora de ALTEC en Bahía Blanca, la responsabilidad es del municipio.
Después de reconocer que actualmente cuenta con “2 de los aparatos viejos
funcionando” y con los 12 restantes llegados en los últimos 60 días a la
ciudad, “hace una semana que el municipio decidió nuevamente enviar al
personal de control de tránsito de parquímetros para que esté bajo nuestra
supervisión”.

Más información en página 3.

¿Alta tecnología?
Viene de página 1.

La locura privatizadora menemista de los años ’90 alcanzó a esta ciudad
gobernada entonces por los radicales. La firma del otrora intendente Jaime
Linares quedó estampada en este estable contrato que luego fuera refrendado
por Lopes y Breitenstein.
No caben dudas que para la opinión pública bahiense el sistema de
parquímetros vino a ordenar un aspecto del tránsito caotizado. Las dudas
aparecen ante la pregunta: ¿a qué costo?
Para ponerlo en números, en concepto de Gerenciamiento del Sistema de
Estacionamiento Medido, la firma Altec S. E. recibe mensualmente de la
Municipalidad de Bahía Blanca la suma de $ 75.395,10. Por otro lado, en
concepto de Alquiler de Equipos para el Sistema de Estacionamiento Medido,
percibe $ 37.134,90 mensuales. Cabe destacar que estos valores se
mantuvieron inalterados los últimos 75 meses (calculadora en mano: algo más
de 8 millones de pesos). En cambio, por el servicio de grúa realizado por
la empresa Parsa S. A. el monto varía.
La cuenta se vuelve más engorrosa todavía si añadimos la información
brindada por un especialista de que a valores de mercado, justamente por la
vetusta tecnología que los opera, cada uno de los 101 parquímetros del
sistema tendría un costo total de aproximadamente $ 600, sin contemplar el
espacio para publicidad cuya explotación no tendría beneficio para las
arcas municipales.

¿Incumplimiento de contrato?
Sin dejar de atender su celular durante la entrevista, el secretario
Jorge Otharán manifiesta un no profundo conocimiento de uno de los
contratos más importantes que mantiene la comuna. Por caso, consultado
sobre cuántos aparatos por contrato tiene que prestar Altec, señala no
recordarlo (“Yo no me acuerdo cuántas establece el contrato”), y menciona
que para la actual prestación del servicio “estábamos creo que con tres o
cuatro máquinas funcionando”.
El “Contrato de locación de equipos y gerenciamiento para sistema de
estacionamiento medido y su mantenimiento entre la Municipalidad de Bahía
Blanca y Alta Tecnología S. E.” (Altec) presenta el desglose de
responsabilidades para cada una de las partes.
Queda así claro que:
• La Municipalidad recibe en conformidad y en perfecto estado de
funcionamiento 101 parquímetros, 14 terminales portátiles de inspectores y
de supervisores, 35 terminales comerciales , 15 transceptores de
comunicaciones con su respectiva base, y un sistema de control y
procesamientos necesario para la operación de los equipos (Cláusula 8º).
• Es obligación del locador mantener el buen estado de funcionamiento de
los equipos, recambiar aquellos equipos que ante reiteradas roturas
afectasen el normal funcionamiento del servicio, mantener la buena imagen
exterior de los equipos, y cumplir y mantener la prestación de los
servicios en los horarios fijados por la Municipalidad, entre otras
(Cláusula 14º).
Como todo contrato, se establecen penalidades para ambas partes en caso
de incurrir en infracciones. De la información brindada por Otharán y la
documentación en nuestro poder, el municipio de Bahía Blanca realizó los
pagos acordados en tiempo y forma. En cambio, surge la duda acerca de si
Altec debería ceñirse a alguna de las penalidades mencionadas en el
contrato, ya que durante un tiempo -no determinado en su duración, pero sí
reconocido por las partes- de 14 terminales portátiles de inspectores sólo
funcionaron unos pocos:
Serán penadas con multas las infracciones que se detallan a continuación:
a) la no reparación en tiempo y forma del equipamiento locado; b) la
desafectación no autorizada de bienes, medios o equipos afectados al
servicio por períodos superiores a los dos días hábiles por unidad en
contravención sin perjuicio de que en el caso de que dejara de prestarse la
totalidad del servicio pueda declararse la caducidad de la locación
(Cláusula 17º sobre penalidades).
La documentación contable que nos entregara el dr. Otharán sobre la
brusca disminución durante 2006 de “Infracciones generadas a cobrar”, es
otro fundamento a considerar a la hora de establecer la cantidad de
equipamiento fuera de servicio y durante cuánto tiempo: de los más de dos
millones de pesos promedio de los años 2003-2005, se cayó a un llamativo $
935.000.

¿Y entonces?
Las difíciles condiciones políticas y sociales que enmarcaron la
asunción de Breitenstein han ido mejorando con el paso del tiempo. Este
2007 -más allá de la competencia electoral- genera expectativas en la
comunidad bahiense respecto a ciertos temas: Cliba y el no tratamiento
domiciliario de los residuos, el transporte público de pasajeros, este
sistema de control de estacionamiento, son los ejemplos claros en los que
puede quedar de manifiesto la decisión de implementar políticas públicas
inclusivas. Más allá del correcto funcionamiento y el necesario control que
debe existir, son ámbitos que bajo otras condiciones pueden generar
numerosos puestos de trabajo.
Por otro lado, es claro que necesitamos un estado con voluntad más
férrea para con el sector privado que en la década menemista. Amplias
pruebas tenemos que la confianza depositada desde el sector público nunca
fue correspondida por aquellos que -con los Macri como paradigma- provocan
desilusión al estado, cuando no hablar de estafa lisa y llanamente.[pic]

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp