©Todos los derechos compartidos

Tiempo para Zin

Claudio Zin, ministro de Salud provincial, estuvo en el Hospital Penna y se comprometió a que se realice el pasaje de becarios a planta permanente. Desde la Asociación de Profesionales del nosocomio hay optimismo respecto al anuncio, más allá de la necesaria cautela.

La inauguración de una unidad coronaria en el Hospital Penna -que en realidad ya estaba funcionando- fue el motivo que trajo al ministro de Salud provincial, Claudio Zin, a nuestra ciudad.
En el encuentro con distintos actores sanitarios de la ciudad, se abordaron diferentes temas que afectan al área de salud, uno de ellos tiene que ver con el ya prometido pasaje de becarios a planta, tema que viene siendo centro de la polémica desde hace bastante tiempo. Según se informó, habría un compromiso real por parte del ministerio para solucionar esa cuestión a la brevedad.
Fabián Giménez, presidente de la Asociación de Profesionales del Penna, contó a EcoDias que si ese compromiso se hace realidad, de los 26 profesionales becarios actuales pasarían a planta 19, mientras que el resto lo haría a fines de este año o principios de 2009: “Estamos en un stand by a la espera de que cumplan. Tenemos como antecedente, firmado en marzo cuando empezamos con los paros en febrero, que habíamos acordado que pasaban los becarios a planta en junio. Al otro día estaban los becarios preguntando qué pasaba que no habían sido nombrados, de manera tal que uno tiene que tener un compás de espera prudente porque ya sucedió una vez que los iban a pasar y no lo hicieron. Somos optimistas pero por naturaleza… Esto es parte de la lucha gremial, no es una dádiva ministerial y esperamos que se cumpla porque sino volveremos a los paros”.

Reclamos
El día de la visita del ministro, los integrantes de la Asociación pidieron una audiencia para hablar con el ministro Zin acerca del problema del recurso humano y otros de importancia, solicitud denegada por los encargados de Protocolo provincial. Por esta razón esperaron a que el ministro termine con su discurso para entregarle una carpeta “con una sinopsis muy breve de dos carillas con los problemas del hospital y también de problemas sanitarios de la provincia que nos impactan a nosotros. También entregamos una carpeta con firmas de las enfermeras negándose a un proyecto del ministerio con respecto a la precarización de la enfermería. El ministro habló de que hacen falta 9.000 enfermeras, y eso es un número bastante aproximado. Pero la idea era que se formará un nuevo plantel de enfermería estudiando solamente dos años y pagándoles solamente 900 pesos en forma de nuevos becarios… Las enfermeras se oponen a eso porque es precarizar su profesión”.
Según amplió Giménez la entrega de los pedidos se basó en el tema del recurso humano y los concursos, sin lo cuales, señaló, ningún hospital se desempeña adecuadamente: “Éste funciona con la buena voluntad, pero si no hay concursos hay problemas. Ahí tenemos una discrepancia con la Dirección porque ahora, le dijimos al ministro, al inaugurar esta parte de cardiovascular, algo que hace diez años no había, tienen que haber nuevos jefes de sala, de coronaria, hemodinámica, etc. La Dirección pretende sacar jefaturas que ya hay -por ejemplo Alergia, Dermatología, Medicina Nuclear-, sacar los jefes y ponerlos en estas nuevas funciones”. Ante esta idea los profesionales plantean que “si este hospital es más grande que hace cien años, el Estado tiene que entender que tenemos nuevas funciones y que se necesitan nombrar nuevos jefes y no sacar a otras áreas. La teoría de la manta corta no va, sino no lo hubieran hecho, es falta de previsión. No hay que desarmar otros servicios para mejorar estos”.

Ser becario
Al tratar estas noticias, los medios suelen hablar mucho del tema de los becarios pero, ¿qué significa precisamente ser un becario en un hospital? Después de calificarlo con una mala palabra, Giménez explicó el concepto: “Es como estar en negro. Se le paga un dinero y fin de la cuestión, por ejemplo una enfermera 1100 pesos, un profesional 1200, 1400 y nada más, no tiene cargas sociales, cómputos de antigüedad, no puede concursar por un cargo. Tenemos becarios que se han pasado ocho años acá dentro y podrían concursar a una jefatura pequeña y no pueden hacerlo. De manera tal que no solamente están mal pagos sino que no tienen toda la protección de cualquier trabajador en cualquier lugar, aporte, ART, etc., y no pueden evolucionar en su trabajo, están siempre ahí”. De allí la necesidad de que las promesas se cumplan y que haya concursos.

facebook
Twitter
Follow
2008-09-20 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp