©Todos los derechos compartidos

Teléfonos con menos molestias
Se encuentra vigente en toda la Argentina el Registro Nacional “No llame” que ofrece la posibilidad, a quien lo requiera, de limitar las llamadas y los mensajes de texto de publicidad que se reciben vía telefónica.

Se encuentra vigente en toda la Argentina el Registro Nacional “No llame” que
ofrece la posibilidad, a quien lo requiera, de limitar las llamadas y los
mensajes de texto de publicidad que se reciben vía telefónica.

Quien tenga un teléfono celular y no haya
recibido mensajes de texto o llamadas con diferentes tipos de publicidades,
ofertas, promociones, sorteos y hasta premios otorgados que en realidad no
existen, es una persona con mucha suerte.
Es que con el correr del tiempo esa modalidad publicitaria, a veces
publicitaria y engañosa, ha ido incrementándose llegando a ser molesta para
quien las recibe. Por esa razón es que se implementó en toda la Argentina el
Registro Nacional “No llame” que busca justamente que la persona que así lo
requiera deje de recibir tales llamados y mensajes de texto en su celular, más
allá que el registro alcanza también otras modalidades de comunicación entre
las que se encuentran por ejemplo la línea telefónica domiciliaria.
A través de un trámite sencillo, el usuario se inscribe en el registro logrando
que quienes publiciten, oferten, vendan o regalen bienes y servicios dejen de
hacerlo, teniendo un plazo de 30 días para ello.
El Registro Nacional “No llame” está a cargo de la Dirección Nacional de
Protección de Datos Personales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de
la Nación que es el mismo organismo que debe llevar adelante las actuaciones
administrativas por el posible incumplimiento de la normativa.
Si bien el trámite puede realizarse por Internet o por teléfono, en Bahía
Blanca no fueron pocas las personas que se acercaron a la Oficina Municipal de
Información al Consumidor (OMIC) para interiorizarse sobre el tema.
EcoDias conversó con el director de la OMIC quien brindó detalles sobre el
surgimiento de esta iniciativa que refiere a la defensa de derechos de los
usuarios: “Ante la demanda la verdad de todos los consumidores que se fue
replicando en las distintas oficinas de defensa del consumidor de todo el país,
ha ido evolucionando. Primero, las empresas han empezado a ofrecer packs de
inhibición para los propios usuarios así no reciben más estos mensajes Premium
o contenidos Premium que les generaban descuentos en sus créditos. Se comenzó
reclamando, como decía, a través de distintas oficinas de defensa del
consumidor, la provincia de Buenos Aires en mayo de este año puso en
funcionamiento el registro nollamar.gba.gov.ar y a partir de ahí la Nación a
través de una ley termina organizando y poniendo en práctica el nuevo registro
nollame.gob.ar. Este registro depende de la Dirección de Datos Personales
dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación”.
En palabras de Aiello, el registro viene a dar la posibilidad a los
consumidores de inhibir este tipo de mensajería y llamados: “Es una nueva
alternativa, lo pueden hacer primero ante la propia empresa pero también ahora
este nuevo registro lo que les permite es por si mismos ejercer sus derechos y
bloquear todo este tipo de mensajerías, llamados que tengan que ver con
publicidad, con ofertas, con oportunidades de compra. Así que este es el
objetivo que tiene este nuevo registro”.
Si bien la empresa misma de telefonía puede bloquear estos contenidos enviados,
la alternativa de que se haga desde un ente estatal dice algo en cuanto a las
funciones de las empresas: “Ha habido fallas, en este último tiempo las
empresas en un punto han ido analizando que la medida ya estaba tomando
carácter provincial, ahora carácter nacional para todo el país, las empresas no
tienen otra opción que ofrecer también el servicio. En este sentido el Estado
está presente en el derecho de los consumidores y ofrece esta herramienta para
mejorar aún más el ejercicio de estos derechos”.
Dentro de las características de publicidad que se han mencionado en mensajes y
llamadas deben incluirse aquellos avisos que contienen material que en realidad
resulta engañoso: “Generalmente a la publicidad por ahí le falta algo de
información lo cual hace que al no contarse con toda la información suficiente
uno pueda incurrir en algún tipo de error. La idea es que aquél consumidor que
no quiera recibir ningún tipo de publicidad o de información a su teléfono,
inscribiéndose va a poder lograrlo. Uno espera que haya un cien por ciento de cumplimiento
en esa inhibición pero habrá que ir viendo cómo se va organizando el propio
sistema y la legitimación que le vayamos dando como consumidores”.

Gratis y sencillo
Consultado sobre cómo inscribirse en el registro, Aiello informó que una
posibilidad es ingresando a www.nollame.gob.ar
donde una vez en la página aparecerán cuatro opciones diseñadas de manera clara
y práctica. La primera de ellas ofrece la inscripción: “Me puedo registrar con
mi número, me doy de alta, allí se cargan unos datos personales que tienen que
ver con el código de área, el número de línea, el DNI, apellido, nombre y
correo electrónico. Toda esa información es volcada y es enviada y después el
propio sistema de la Dirección de Datos Personales lo que hace es ponerse en
contacto con quien se quiere registrar para terminar de completar el trámite. O
sea, la persona va a recibir un llamado que va a confirmar nuestra solicitud”.
La segunda opción sirve para anular la inscripción ya que puede haber personas
que se arrepientan de haberse anotado en el registro o bien desean recibir
alguna oferta sobre determinado producto o servicio en el que están
interesadas. La opción siguiente es para denunciar que aún se siguen recibiendo
mensajes o llamadas pese a haber realizado el trámite: “Aquí la alternativa es
poder denunciarlo, se cargan ciertos datos de manera muy simple: el número de
teléfono, la fecha y la hora del llamado y con eso se puede denunciar. En base
a las denuncias, las multas pueden ir desde mil pesos hasta cien mil pesos. Otra
alternativa es poder consultar cómo está nuestra solicitud, para eso tenemos
otro cuadro para poder consultar”.
Además de la página de Internet, el usuario puede realizar la inscripción
llamando al 0 800 444 3360 o bien al 146.
Más allá de la importancia de que es gratis y se hace de manera sencilla, hay
que saber que la inhibición comienza a operar a los 30 días de haber hecho la
solicitud: “Una vez que te inscribís a partir de los 30 días empieza a operar
la inhibición. O sea, podés recibir llamadas o mensajes en ese plazo de 30 días
pero a partir del día 31 no deberías recibir ningún tipo de mensajes o
llamados. Esta inscripción dura dos años y uno se tiene que nuevamente volver a
inscribir, no hay una renovación automática”.
Ese plazo de 30 días refiere al tiempo que precisa cada empresa para tomar
conocimiento de los listados de todas aquellas personas que han decidido no
recibir ni llamados ni mensajería: “Las empresas antes de mandar un mensaje o
un llamado, tienen que chequear los listados de este registro. Los listados se
actualizan cada treinta días”.
Por otra parte, la página web tiene una opción para despejar dudas titulada
Preguntas Frecuentes: “Cuando uno entra a la página tiene la parte
institucional, el paso a paso de cómo inscribirse y también hay preguntas
frecuentes, son más de quince preguntas donde todo tipo de duda puede ser
despejada en ese cuestionario”.
Allí uno de los ítems deja en claro el alcance del registro: “El Registro Nacional No Llame alcanza la
publicidad, oferta, venta o regalos de bienes y servicios que utilicen como
medio de contacto los servicios de telefonía en cualquiera de sus modalidades.
Esto incluye los servicios de telefonía básica, telefonía móvil, servicios de
radiocomunicaciones móvil celular, de comunicaciones móviles y de voz IP, así
como cualquier otro tipo de servicio similar que la tecnología permita brindar
en el futuro.
Quedan entonces cubiertas las líneas de teléfono fijas, tanto las tradicionales
como a través de IP; las llamadas o SMS a teléfonos celulares; la mensajería
instantánea a través de una plataforma móvil (ej: WhatsApp); los radiomensajes”.
Si bien no es posible saber cuánta gente de la ciudad accedió al registro,
desde que éste se hizo público, como ya se dijo, unas cincuenta personas se
acercaron a la OMIC para inscribirse: “Son personas que por ahí no tienen
Internet o han escuchado la noticia y se han acercado porque confían en el
trabajo de la oficina y lo hemos ayudado a poder inscribirse en este registro.
Así que esa es la tarea que hemos desarrollado aparte de la difusión y de la
concientización de esta nueva herramienta que es gratuita, también hemos
colaborado con todos aquellos que se han acercado y han querido inscribirse”.

facebook
Twitter
Follow
2015-02-19 00:00:00
Etiquetas: Sociedad.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp