©Todos los derechos compartidos

Sin políticas ambientales

Algo queda claro a 6 años del escape de Indupa. La política ambiental en nuestro municipio no existe. Las buenas intenciones no alcanzan más que para tapizar el camino al infierno de lo que puede ser en alguna ocasión un desastre ambiental.
La política en materia ambiental que alguna vez trató de asomarse fue devastada por acciones directas o indirectas en los últimos años -léase gestión Lopes-.
Tenemos conocimiento de los pasos que se siguieron por pura obligación, sin ningún rasgo de prevención, con el caso de los escapes. La indignación de los vecinos porque en la falta de controles y escapes se jugaban la salud y la vida llevó a apurar los pasos para, al menos, comenzar a caminar en los controles de las empresas. El Comité Técnico Ejecutivo (CTE) es un ejemplo claro. Fue el momento de la capacitación de profesionales y técnicos, quienes se encargarían de realizar el control (en el marco del marginado Programa Intensivo de Monitoreo, PIM, 2002-2005, que establecía objetivos, metas y programas en cumplimiento del Artículo. 9 de la Ley 12.530).
Ocurrió que lamentablemente las iniciativas tendientes a encausar una política ambiental se vio frenada con la llegada de Rodolfo Lopes al poder. Existen puntos concretos en donde desde el Estado se dejaron de hacer cosas: en este “dejar de hacer cosas” se desamparó a toda la población.
Algunos, como la concejala Sartor, señalan al mismo nombramiento del ing. Ortega como uno de los hitos en este desmantelamiento progresivo de la política ambiental, y otros destacan el descenso de rango de Secretaría a Subsecretaría, bajo la dependencia del agr. Botazzi, cuya incompatibilidad en el cargo era manifiesta.
Las sospechas que vertió la gestión Lopes sobre los profesionales del CTE originalmente elegidos por concurso, hizo que los desplazaran de sus puestos o que se fueran por motu propio.
En el comienzo de esta historia -año 2000- quienes iban a estar en espacios de control fueron elegidos con altos requerimientos de formación, sabiendo que luego debían continuar su capacitación para poder articular sus conocimientos y trabajar en la defensa del bien público. Durante la gestión de Lopes eso directamente cambió, se frenó el proceso de capacitación, y se incorporó nueva gente a la cual no se capacitó en la medida de las exigencias.
La industria química acarrea riesgos importantes para la salud de las poblaciones linderas. La dinámica que dirige la producción de las empresas promueve la maximización de las ganancias, en ocasiones utilizando el costo humano como variable de ajuste. El emplazamiento de industrias en el lejano tercer mundo no puede inducir a pensar linealmente en la bondad de los emprendimientos: es imperioso que los profesionales a cargo de los controles estén debidamente capacitados para que se pueda tener un programa de riesgos y se controle correctamente a quienes realizan la actividad industrial.
La Estación de Monitoreo Continuo del Aire de Bahía Blanca (EMCABB), que evalúa la calidad del aire, fue pensada para ser rotada por diferentes lugares de la ciudad. Paradójicamente, en abril de 2006 estaba en el mismo lugar que dos años antes. Esto en realidad sería anecdótico si se verificara que no se habrían procesado los datos que ella extrae.
Otra cuestión que dejó caer el gobierno de Lopes fue la manutención de los elementos, como por ejemplo los cromatógrafos portátiles, y también el monitoreo de particulados.
Asimismo, una de las mayores incoherencias en las que se cayó fue el hecho de cobrar la tasa ambiental como una tasa fija y la preocupación sostenida por parte del municipio en el tema de las multas. Y en esta mentalidad, las multas en última instancia son sobre la seguridad de la gente. Es aquí donde la discusión pasa por la multa y no por la calidad de vida de los vecinos.
Todo esto coronado con la captación de quienes, como algunas ONGs, ingresaron a ser una suerte de vigilantes o veedores, cuando en realidad su rol social debería ser de mayor independencia, de menor cercanía con las empresas y mayor compromiso con quienes representan.
20 de agosto de 2006. Podemos festejar que estamos vivos.

facebook
Twitter
Follow
2006-08-26 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp