©Todos los derechos compartidos

Reciclado de papel

Reciclado de papel
Otras maneras de cuidar el planeta

Constantemente estamos usando y tirando papel. Un elemento que para su
fabricación es necesaria la madera de los bosques. Es posible empezar a
realizar acciones personales y hasta comunitarias tendientes a su
reutilización y reciclado.

Existen hasta 70 clases diferentes de papel. Los más conocidos son cartón,
papel prensa o de diario, revista, papel blanco o de oficina, kraft, entre
otros.

Cartón
Es el resultado de aplicar un tratamiento mecánico-químico muy especifico
al papel, lo que configura su color oscuro y textura tan característicos. A
la hora de recuperar y reciclar, este elemento plantea algunos problemas en
la recuperación efectiva del mismo: gran volumen, dificultad de manejo,
poco peso, mal acondicionamiento (necesidad de desmontar las cajas), y las
necesidades específicas de transporte e infraestructuras (grandes vehículos
y dependencias).

Diario
Se compone de fibras de color claro pero de una consistencia y textura de
inferior calidad. Su elevada difusión y cercanía al ciudadano le confieren
una gran ventaja a la hora de promover su recuperación y reciclado.
Presenta, además, una característica fundamental: su gran potencial como
materia prima de sí mismo, por la facilidad de ser convertido en papel
reciclado.

Revista
Al igual que el periódico, la calidad de este tipo de papel suele ser
inferior, aunque por las características de su presentación (cuerpo,
satinado, fotos a color, etc.), constituye una categoría superior. Su gran
difusión lo convierte también en principal objetivo de las campañas de
reciclado. Sin embargo, editoriales y empresas relacionadas con la
industria de la impresión y con los medios de comunicación se resisten a
utilizar papel reciclado para sus publicaciones.

Papel blanco o de oficina
Se compone de fibras vegetales blanqueadas, con una configuración y calidad
muy superior. En este apartado hay que señalar el importante impacto
ambiental que supone el blanqueo de la pasta de papel con elementos
químicos agresivos, como el cloro. Estos elementos se suelen evacuar en
cauces fluviales, provocando el envenenamiento de flora y fauna en extensas
superficies naturales. Existen alternativas válidas, como el blanqueo con
oxígeno, el blanqueo por flotación o por inyección de aire, que hacen
innecesaria la adicción de cloro en la fabricación de papel.
Económicamente, este tipo de papel es el que reporta mejor beneficio para
el recolector informal o cartonero.

Reaprovechar, reutilizar, reciclar.
El ejemplo más claro de aprovechamiento es utilizar el papel de ambas
caras.
Otro podría ser confeccionar cuadernos de notas con hojas escritas de una
sola cara, es un ejemplo claro de reutilización.
En el apartado del reciclado se encuentra la amplia gama de elementos
confeccionados con papel reciclado, que están alcanzando precios y
calidades absolutamente competitivos.

Tips Ecológicos
Qué acciones pueden ser beneficiosas en el uso del papel
Reutilizar al máximo el papel. Hay que usar las dos caras del papel sobre
el que se escribe y buscar nuevas utilidades.
Almacenar todo el papel usado que se genere y ponerse en contacto con
entidades o personas que lo recolectan para su reciclado.
Evitar en lo posible envases, envoltorios y productos que tienen poca vida
útil, conocidos como “úsese y tírese”.
Realizar sólo las fotocopias imprescindibles.
Fomentar que los productos que no requieran una presentación especialmente
refinada, como guías telefónicas, folletos informativos, periódicos,
servilletas, pañuelos, etc., se confeccionen en papel reciclado.
Aprovechar la existencia de un amplio mercado de productos elaborados con
papel reciclado de primerísima calidad, pues, ya es más fácil, accesible y
económico adquirirlos.
Introducir o facilitar sistemas de recolección, almacenaje y recuperación
de papel usado, así como la utilización de papel reciclado.

Sabemos que no es una tarea fácil, dados los malos hábitos que tenemos,
hacer comprender estas consideraciones en defensa del Medio Ambiente. Los
consejos no quieren ir en contra de la comodidad y el bienestar social.
Cuando entendamos que disponer en nuestros hogares de una caja donde
podamos depositar todo el papel que habitualmente tiramos a la basura -y
entregarla periódicamente a una persona que vive de la venta del papel y el
cartón-, significa participar en el ciclo de reutilización y reciclado del
papel, y que con esta acción salvamos bosques enteros, habremos comprendido
el sentido ecológico del consumo, en este caso del papel.

Otra nota
Cómo se fabrica el papel
Para la fabricación del papel que utilizamos diariamente se usan árboles:
su madera, específicamente. Y esta actividad se realiza muchas veces bajo
explotación indiscriminada de bosques.

Datos Técnicos
En la fabricación del papel pueden intervenir los siguientes elementos:
Celulosa química: procede de árboles resinosos de hoja perenne (abeto y
pino, por ejemplo), característicos de zonas frías como el norte de Europa
y Canadá. Se obtiene por tratamiento químico, lo que produce una gran
cantidad de desechos de difícil biodegradación, y un aprovechamiento real
del 50% (de 1 tonelada de madera cortada se obtienen 500 kg. de celulosa
química).
Celulosa mecánica: procede de árboles de hoja caduca (abedul, eucalipto,
haya, entre otros), aunque ocasionalmente se utilizan árboles resinosos. Su
proceso de obtención es puramente mecánico, pero necesita un importante
consumo de energía. Esta celulosa es de color marrón oscuro, por lo que es
necesario blanquearla para obtener el color blanco del papel. Para ello se
puede utilizar agua oxigenada, que tiene la gran ventaja de transformarse
en agua y oxígeno, productos naturales 100%, pero el problema se plantea
cuando se utilizan elementos químicos como el cloro, que blanquean el papel
manchando la naturaleza. Su aprovechamiento es del 95%, es decir, de 1
tonelada de madera cortada se obtienen 950 kg. de celulosa mecánica.
Capa de estuco: se compone en un 80% de un producto mineral (caolín o
carbonato de cal) y en un 20% de un preparado sintético derivado del
petróleo. Tienen como función aglutinar y dar consistencia a las fibras
vegetales.

Después de añadir algunos aditivos químicos, se consigue una pasta química
que sirve de base para la elaboración del papel blanco normal o de fibra
virgen.

Despilfarro de recursos
En este proceso se produce un importante derroche de recursos tanto
materiales como energéticos, y la contaminación ambiental es un resultado
imposible de evitar.
Al estudiar el sistema de fabricación del papel reciclado, vemos que el
proceso es, hasta cierto punto, parecido al del papel blanco. Sin embargo,
en el caso del reciclado la materia prima cambia porque se utiliza residuo
de papel, o sea papel recuperado de los residuos domiciliarios, de oficinas
o industrias.
Es importante aclarar que un método de producción de papel reciclado que se
precie de serlo, evita el blanqueo de la pasta con procesos químicos, por
lo tanto el color “blanco” de la hoja final pasa a ser el color natural de
la pasta una vez preparada.
La última etapa es la formación de la hoja de papel. La pasta es alimentada
y depositada sobre la tela de la maquinaria, eliminando el agua en las
prensas y la zona de secado. Finalmente, pasa por unos rodillos en contacto
entre sí, que proporcionan el acabado superficial idóneo en cada caso.
Una vez conseguido el producto final, es importante descubrir que se ha
reducido el consumo de energía en un 70%, el de agua en un 90%, la
contaminación atmosférica en un 73% y los desechos sólidos en un 39%,
aproximadamente.
Reciclar papel y cartón es primordial para economizar energía, evitar la
contaminación de las aguas y salvar los bosques.

Fuente: Urbano Ambiental

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp