©Todos los derechos compartidos

Política pública

Se firmó la renovación del convenio de colaboración mutua entre la Municipalidad de Bahía Blanca y Cáritas Arquidiocesana Bahía Blanca en el marco del «Programa de Economía Social y Solidaria», que se viene desarrollando desde el 2007. Esta vez se sumó el Centro de Formación Profesional Nº 402 para fortalecer la capacitación en este ámbito.

La rúbrica estuvo en manos del intendente Cristian Breitenstein, el director de Cáritas Guillermo García y el director del establecimiento educativo Pedro Casagrande, mientras un grupo de emprendedores mostraba sus productos en el hall del palacio municipal.
A través del convenio la comuna se compromete a realizar para el desarrollo del “Programa de Economía Social y Solidaria” un aporte de $ 215.000. Al ser consultado por EcoDias dijo el intendente: “Esto es una política de estado que por eso hoy estamos en el tercer año de articulación. En el primer año fue una mecánica de subsidio y ahora ya está en el presupuesto como un programa y vino para quedarse, pasó a ser una cuestión de Estado, una política pública que Bahía la tiene incorporada como algo propio que tiene que ver con romper el paradigma de asistencia para despertar a los que quieran animarse a subsistir en una economía de crisis por un lado, pero también ganar nuevos mercados, encontrar productos que se puedan vender y trabajar ellos mismos con sus propias manos”.
Por otro lado, repasó las acciones desde el primer año de colaboración mutua con Cáritas: “Desde hace unos años junto con Cáritas hemos decidido la creación de un programa de Economía Social y Solidaria que era un programa que Cáritas venía desarrollando, pero entendíamos que había que darle un apoyo e institucionalizarlo. Hemos contemplado en el presupuesto una partida para esto y desde ese punto de vista, en la medida que hay recursos previstos permanentemente, han podido ampliarse los programas de capacitación que han permitido que mucha gente pueda estar vendiendo sus productos con una formación previa en el centro profesional. Lo que se busca es darle una salida laboral rápida para que ellos puedan ver resultados concretos en un corto plazo y luego seguir capacitándose.
La granja, que también está en Cáritas, es una de las herramientas importantes porque hay muchos chicos trabajando en áreas de huerta, tratando de fortalecer los eslabones más débiles de la sociedad con apoyo, con recursos, con capacitación y con estímulo. Y con Cáritas que le da un sentido más trascendente a la propia obra”.

La formación
Por su parte, el nuevo director de Cáritas, Guillermo García, marcó la diferencia con el convenio de años anteriores, ya que esta vez participa el Centro de Formación Profesional Nº 402, ubicado en San Lorenzo y Necochea.
“El Centro de Formación Profesional (se incorpora) por un convenio de Cáritas con la Provincia de Buenos Aires. El esfuerzo del centro que se suma al convenio es adaptarse a las formalidades que implica el sistema provincial para adaptarse a las necesidades de los productores, a partir de lo que ya saben y están en disponibilidad permanente en cuanto a cambio de horario, a lugares. Para nosotros es uno de los pasos importantes del año, que si bien el Centro de Formación ya era de Cáritas, ahora se articula dentro del programa”.
Al respecto, el director del establecimiento, Pedro Casagrande, manifestó que “el compromiso es formar a los emprendedores que ya saben su oficio, pero dándoles formas distintas y más económicas de hacer las cosas, con una mejor presentación y otras ideas, con instructores que ya trabajaron tuvieron experiencia en eso. En la parte de alimentos, la manipulación de alimentos, higiene y seguridad en la transmisión de enfermedades. Los cuatro cursos que ofrecemos son de horticultores; creación de plantines, hierbas aromáticas y ecológicas; artesanías; cocina, con repostería y moldería industrial”.

El convenio se rubricó en el despacho del intendente ante la presencia de integrantes de Cáritas, del Centro de Formación Profesional Nº 402, del secretario de Promoción Social, Ariel Zaballa, y algunos medios de prensa.
Quien también participó de la firma fue una de las emprendedoras, Maira Bobbiesi, quien le comentó al intendente Breitenstein sobre el grupo de emprendedores, los avances que se tuvieron y el trabajo en el Programa de Economía Social y Solidaria.
Se charló sobre la Granja Agroecológica “Los Tamariscos”, la actualidad del centro de formación, y sobre todo el espacio fijo de venta y exposición que es la feria del Parque de Mayo. En ese punto el intendente mencionó la colocación de juegos infantiles en esa zona del parque.
Después de la charla y la firma de los documentos que integran el convenio se realizó un recorrido por la muestra de productos que un grupo de emprendedores exhibió en el hall de Alsina 65.

El programa
El programa de Economía Social y Solidaria surgió desde Cáritas y contó con el apoyo municipal para fortalecer el trabajo de emprendedores urbanos y rurales.
Los emprendedores trabajan por rubros: alimentos, textil, rural y artesanal. Además tienen su espacio de encuentro para compartir vivencias y decidir en conjunto.
Este trabajo se realiza teniendo en cuenta los principios de la economía social que promueve a las personas y pone en ejercicio los derechos humanos en el sector económico.
Por otro lado, el programa busca generar redes y circuitos socioeconómicos basados en la solidaridad y la justicia social en el contacto con los potenciales compradores de productos y servicios.
Las ideas de comercio justo y consumo responsables también se promueven dentro del programa, pensada la primera desde la venta de los productos a un precio justo que incorpore el valor real de la mano de obra; en tanto que el consumo responsable responde a elegir lo que compramos conociendo las condiciones sociales y medioambientales del producto o servicio.

Trabajo del año
Este año se trabajará en la capacitación y organización comunitaria donde se brindarán nuevas capacitaciones vinculando el proceso productivo al de comercialización de los productos realizados por los emprendedores.
El trabajo con los emprendedores será en pos de mejorar la calidad de los productos, tanto para ser ofrecidos en espacios de feria como en instituciones de la ciudad.
A través de la comercialización se busca fortalecer el proceso iniciado en el año 2007 y profundizado el año pasado, buscando espacios de acercamiento entre productores y consumidores. Otro de aspectos en donde se canalizarán las energías es el apoyo financiero mediante la línea de microcrédito para la financiación de materia prima y/o pequeña maquinaria para el desarrollo de los distintos emprendimientos.

Los emprendedores
En la actualidad el espacio de comercialización de los emprendedores del Programa de Economía Social y Solidaria es el Parque de Mayo.
Cada domingo un grupo de 20 trabajadores y trabajadores asisten a los puestos ubicados frente a la pista de bicicletas y ponen en exhibición, y para la venta, los productos de su creación de los rubros de alimentos, artesanías y textil. También participa la granja agroecológica Los Tamariscos.
En la exposición en el hall municipal -realizada en momentos en que se firmaba el convenio-, Maira Bobbiesi mostraba sus trabajos en telar, pintura sobre seda y muñequitos de tela.
“Lo bueno de participar en el programa de Cáritas es que es una buena forma de mostrar lo que uno sabe hacer y te incentiva el hecho de poder venderlo y comercializar tus productos, el trabajo en equipo es positivo, y compartimos mates, charlas y sobre todo las ferias”.
Por su parte, Janette Labial, mientras mostraba sus elaboraciones caseras de masas, pasteles, pan lactal, pan casero y alfajores, comentó: “Yo empecé hace cuatro años y medio, soy una de las primeras. Al principio fue terrible porque andábamos en la calle, a las salidas de las escuelas, en los shows, por ahí llovía o la gente no nos compraba nada y fue difícil llegar a la instancia del parque. En el camino nos especializamos, hicimos cursos, nos capacitamos para mejorar nuestros productos. Lo bueno de estar en grupo es aprender a conocer gente y conversar y hacerse más accesible y aprender a compartir”.
Por último, María Luisa Tolaba, con sus singulares macetas con cactus exhibidos, contó: “Yo empecé con cerámica que aprendí en el Centro de Formación Profesional, después aprendí a hacer las macetas con cemento y a plantar cactus y así logré tener mi microemprendimiento.
Desde hace cuatro meses me ayuda mucho el programa de Economía Social y Solidaria dándome un lugar en el Parque de Mayo para poder vender y exponer mis productos. Lo bueno del programa es aprender a compartir, a conocer gente, es re lindo, me siento feliz. Los cactus los hago en mi casa, en el invernadero que me hizo mi esposo, y con el microclima y la luz tengo la suerte que se reproducen maravillosamente”.

facebook
Twitter
Follow
2009-04-25 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp