©Todos los derechos compartidos

Pensar y accionar el género

“Los caminos de la libertad y la igualdad en la diversidad” es el lema de las IX Jornadas Nacionales de Historia de las Mujeres y el IV Congreso Iberoamericano de Género que se realizarán en Rosario a fines de julio.

Las Jornadas de Historias, como el número que acompaña a los dos eventos lo indica, son más antiguas que el Congreso. Se viene desarrollando desde la década de los ‘90: “A medida que la Jornada se va desarrollando y adquiere determinada evolución académica se vio la necesidad de completar la visión de la historia con otras visiones disciplinarias de las ciencias sociales. Entonces se organiza el Primer Congreso de Estudios de Género que acompaña las Jornada. La problemática de género atraviesa cada vez más el campo de las humanidades y las ciencias sociales. La filosofía es clave para entender lo que significa la mirada de género en todas las problemáticas. Pero también la historia, la economía, la literatura, la comunicación social, informática. La cantidad de trabajos que hemos recibido, atraviesan todos los campos de la vida. Es muy interesante ver como se ha diversificado la mirada. Es lo más enriquecedor”, señala Silvia Levin, integrante del equipo que se postuló para coordinar la organización del Congreso.
Al principios de junio ya habían recibido más de seiscientos resúmenes de ponencias, que predicen una asistencia de alrededor de mil personas. Los trabajos se organizan temáticamente en nueve ejes centrales que son: “Filosofías del género”, “Historia, mujeres y género”, “Producción, reproducción y género”, “Espacios y género”, “Ciencia, tecnología y género”, “Política, derechos y género”, “Bienestar, malestar y género”, “Comunicación, producciones estéticas, literatura y género” y “Culturas, identidades, sexualidades y género”. Al respecto Levin destaca que “igualmente es muy importante la participación de todo aquel que le interese la problemática no sólo académica, sino también política, económica, social, de la justicia, legisladores. Nos proponemos con este encuentro provocar un verdadero impacto en la ciudad, teniendo en cuenta que en nuestra universidad algunas áreas no tienen demasiado desarrollo en la problemática de género. Invitamos a generar conocimiento, a tomar conciencia de lo que implica que se desarrollen investigaciones de este tipo. Por eso tratamos de buscar representación de las doce facultades de la Universidad Nacional de Rosario, y casi hemos logrado una vinculación e influencia significativa”. 
Esta es la segunda vez que el evento se organizo en Rosario. “La primera vez se hizo en la Facultad de Humanidades, y fue organizado por el Centro de Estudios de las Mujeres y la Maestría de Género con la referencia de Hilda Habychain. Esta edición a diferencia de la anterior, propuso en la postulación de Rosario como sede, a la Municipalidad, para comprometer a un gobierno, en este caso el local, en la problemática. Es la primera vez que un gobierno se involucre en la organización. Además invitamos a organizaciones sociales y organizaciones feministas a formar parte de la comisión organizadora. Y por último nos propusimos que este evento no solo tuviera un énfasis en lo académico, sino que también produjera un impacto a nivel político, es decir buscar una vinculación entre los avances académicos producidos en las universidades, con la forma en que los gobiernos implementan y formulan políticas. Que hubiera alguna coherencia en la forma de pensar el género y en la forma de implementarlo, a partir del involucramiento de las distintas secretarías de gobierno municipal”.
Es por ello que la propuesta temática del Congreso tiene una fuerte orientación a las políticas públicas, pero Silvia también destaca otra área enfatizada en la propuesta: la de economía de género, “es decir todos los aspectos vinculados a la relación entre el trabajo productivo y el trabajo reproductivo. De qué manera varones y mujeres distribuyen su tiempo para trabajar en las tareas vinculadas a la familia, de cuidado del hogar y domésticas, y a su vez la participación de los miembros de la familia en el trabajo productivo y remunerado. Si es equitativa la distribución y además que incidencia tiene eso en la economía del país, además de la calidad de vida de la familia. Le dedicamos un espacio significativo a esa problemática».

Fuente: www.enredando.org.ar

facebook
Twitter
Follow
2008-06-14 00:00:00
Etiquetas: Nacionales.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp