©Todos los derechos compartidos

Pagina 4

Pagina 4
ASESINATO CARLOS FUENTEALBA
Cuando el repudio se hace sentir

Lunes 9 de abril. Jornada de luto y duelo. Habían pasado 6 días de la
tragedia. En todo el país multitudinarias marchas exigían justicia y
repudiaban el asesinato de Carlos Fuentealba. Al docente lo mató la
policía, después que el gobernador de la provincia de Neuquén, Jorge
Sobich, diera la orden de reprimir a quienes cortaban la ruta.
En Bahía Blanca cerca de 3000 personas se convocaron en la Plaza
Rivadavia para participar de la marcha en repudio a estos actos de
violencia, marcha convocada por los gremios docentes locales, SUTEBA y
ADUNS.
Luego de numerosas adhesiones -sindicales, profesionales,
universitarias, sociales, personales, entre otras-, se recorrieron las
arterias principales del centro.

Alocuciones
De los testimonios brindados, destacó por su claridad el del fiscal
Hugo Cañón, quien habló de responsabilidades, asesinos y citó ejemplos de
represión en todo el país.
En tanto, fue conmovedor el de Jeremías Rivera, un docente de teatro de
Cutral-Có, quien recordó a Teresa Rodríguez, una docente que murió en esa
ciudad, fruto de la represión de una huelga docente el 12 de abril de 1997.
Los integrantes de RukaKimun Mapuche, representados por Olga Curipan,
exteriorizaron su dolor con la promesa de recordar a Fuentealba, y lo
dijeron como lo sienten en lengua mapuche.

El ambiente
En esta ocasión se pudo sentir en el aire de la movilización el dolor,
el duelo, la tristeza por lo acontecido, la impotencia y la bronca por la
impunidad. Quizás porque no sea sencillo en esta ciudad lograr el apoyo
manifiesto y la participación en diferentes reclamos, por más justo que
fuere.
Numerosas instituciones y familias completas se hicieron presentes ese
lunes 9 en la jornada. Rescatamos algunos de los muchos testimonios que
recogimos a medida que se caminaban las calles locales para decir ¡Nunca
Más!

Presencias
Fue importante la participación de representantes de la cultura y del
ámbito de la educación local. Reconocidos profesores y maestros, músicos,
escritores, artistas plásticos, poetas y actores. Estas gratas presencias
no sorprenden ya que cotidianamente se brindan a la ciudad.
Sí fue asombrosa la participación -de cuerpo presente- de varios
concejales, incluso el presidente del HCD, y de funcionarios municipales en
un ámbito como la de una movilización con asamblea tan popular.
Lamentablemente ninguno de ellos, de los que ostentan el poder político,
miembros del legislativo y algunos del ejecutivo; ninguno logró animarse a
poner el mismo cuerpo y su voz ante el micrófono y pronunciarse con algunas
palabras ante semejante hecho de violencia.

Testimonios: se pegan con letra distinta a la que usamos para que quede
bien en claro que son testimonios. Si no entra todo, quedan afuera los
últimos.
“La muerte de un docente tiene un valor agregado porque se mata de esta
forma a quien enseña por la libertad, la democracia, la tolerancia, e
instruye para que seamos libres. Esto es un abuso de poder” (Varón, 56
años).

“Creo que lo que a todo el mundo, no sé si tanto la cuestión laboral
que sí moviliza, sino que han matado a una persona que tiene además una
dimensión simbólica muy fuerte, con mucho peso especifico porque se trata,
amén de la persona, de un maestro, o sea, es muy fuerte en ese sentido. La
movilización de hoy tiene un carácter muy gravoso” (Profesor, 47 años).

“Me movilizó la indignación frente a este rebrote de la represión. Me
espanta la muerte, me solidarizo con el dolor de los docentes, de los
familiares… Pero lo que más me ha impactado es que hay una especie de
consenso social que se está formando acerca de legitimar la represión en
contra de la protesta social: basta con leer editoriales de La Nueva
Provincia para ver cómo están reclamando que no lo dejen solo a Sobich… En
el fondo están hablando de excesos como en la época de la dictadura, pero
en última instancia legitiman el aplastamiento de la protesta social”
(Profesora, 49 años).

“Soy docente, me jubilé hace unos años y realmente me parece horrible
que alguien muera defendiendo algo tan justo como lo que estaba defendiendo
Carlos Fuentealba. Creo que la educación ha sido relegada por todos los
gobiernos, del color político que sea, y en algún momento alguien tendrá
que entender que una buena educación es la base de todo, y del progreso
también” (Varón, 79 años).

“Vine con todos mis hijos porque soy docente y me afectó mucho el
fusilamiento de Carlos Fuentealba, porque no puede seguir el aparato
represivo como estaba en la época del proceso” (Varón, 43 años).

“Vengo a reclamar por los derechos que nos corresponden a todos, y que
todos deberíamos estar acá. Yo vine sola con el nene porque quería estar,
no pertenezco a ningún grupo pero el dolor es el mismo” (Mujer, 32 años,
con su bebé).

“La situación, la represión y el hecho de que esto hay que frenarlo
desde ahora: no hay que permitir que se repita este tipo de situaciones, el
reclamo salarial del trabajador es algo justo” (Integrante del Sindicato de
Químicos y Petroquímicos).

“Uno se moviliza espontáneamente, pero la muerte de un docente es algo
que moviliza a cualquiera y sobre todo la forma de represión a la gente que
está reclamando” (Integrante de la Asociación de Profesionales del Hospital
Municipal, 35 años).

“Acompañamos el dolor no sólo por lo del docente de Neuquén sino por
los docentes de la Argentina que venimos peleando hace muchos años. Vine
con mi hija que es adolescente y quiso acompañarme” (Varón docente, 41
años).

“Vine sola para repudiar la muerte del docente y la lucha por el
salario y por una mejor educación” (Mujer, 64 años).

“Es muy simple: queremos que de una buena vez por todas se termine esta
represión que es una continuación de la época del Proceso, las provincias
siguen exactamente igual. Yo vine solo, salí del trabajo y me vine para
acá” (Varón, 37 años).

“Vinimos en familia. Mi señora es docente, tengo mis hijas en la
escuela, y lo que busco es que no quede impune este crimen” (Varón, 42
años).

“Acompañar a los maestros que están sufriendo y por toda la desgracia
que ha pasado, vine con mi nieta que me acompañó” (Varón, 73 años, con su
nieta de 17).

“Por lo que esta pasando en el país, lo que les pasa a los docentes y
la muerte de este maestro… vinimos con mi marido, mi nena y unas amigas”
(Mujer, 34 años).

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp