©Todos los derechos compartidos

Organizarse y participar

Con una amplia jurisdicción que abarca varias localidades de nuestro país, los trabajadores de Luz y Fuerza siguen la línea que les dejaron los viejos dirigentes: trabajar en comunidad enfocando la visión en la problemática regional y en la de otros distritos.

Gustavo Mazzaferro es el subsecretario general del Sindicato de Luz y Fuerza de Punta Alta, cuya sede se encuentra en la cabecera del distrito de Coronel Rosales. Es un gremio organizado con un amplio abanico de secretarías y anexos que se distribuyen en varias localidades que conforman su jurisdicción.
De esta manera, le explica Mazzaferro a EcoDias, Luz y Fuerza de Punta Alta tiene afiliados en ciudades como Sierra de la Ventana, Río Colorado, Viedma, San Antonio Oeste, General Conesa, Ingeniero Jacobacci, El Bolsón y Maquinchao, entre otras, “inclusive en muchos pueblitos cercanos a todos estos lugares mencionados. Es un desarrollo territorial bastante importante, tenemos aproximadamente 1.000 kilómetros de jurisdicción entre lo que comprende provincia de Buenos Aires, La Pampa y sobre todo provincia de Río Negro. Contamos con afiliados a lo largo y ancho de toda esa jurisdicción, tanto afiliados activos como pasivos”.
Esta cantidad de localidades le da al gremio de Luz y Fuerza una gran responsabilidad en el trabajo y en el manejo de la institución. La organización interna consta de varias secretarías que articulan con los distintos delegados, haciendo del gremio un espacio amplio y de apertura respecto a la labor y a la diversidad de opiniones: “Yo conformo el secretariado general junto al secretario general Julio Aparicio. El sindicato está además compuesto por la Secretaría Gremial, la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Previsión, la Secretaría de Servicios Sociales -que maneja la obra social y la parte de turismo-, la Secretaría de Viviendas, la Secretaría de Prensa, y después tenemos compañeros vocales titulares y suplentes”.
El Consejo Directivo, prosigue Mazzaferro, se encuentra integrado por miembros de toda la jurisdicción tratando así de analizar la problemática tanto gremial como de la salud de los trabajadores y sus familias: “Luz y Fuerza acompaña al compañero desde su nacimiento hasta su lecho de muerte”.

Articulación regional
Más allá del estilo de su composición, el dirigente gremial hace hincapié en no quedarse con lo que pasa a nivel local sino mirar hacia lo que ocurre límites afuera, mirar y trabajar con la región: “Siempre la mirada hacia la región nos hace crecer en distintos aspectos. El intercambio de opiniones y de conocimientos de las problemáticas de otros lugares lo hace crecer a uno”. Según explicó, el convenio colectivo de trabajo del sindicato dedica una de sus partes a la comunidad organizada, “donde se explican las bondades de cuando una comunidad se organiza, participa principalmente en las instituciones, y a través de éstas participa en las distintas índoles del transitar y de lo que ocurre en cada uno de los distritos”.
Luz y Fuerza ha sido pionero en esta cuestiones, afirma Mazzaferro, lo cual constituye un legado de los antiguos dirigentes del gremio: “Es lo que nos enseñaron nuestros queridos viejos, nuestros pasivos que nos han marcado un camino, nos han dejado muchas cosas: a ellos les ha costado sangre tener lo que hoy el gremio tiene. Las distintas generaciones tienen la responsabilidad de seguir con esto, con esta bandera que nos dejaron los viejos de Luz y Fuerza. Esto de la organicidad es un punto fundamental para seguir creciendo”.

Nuevos aires tras la tormenta
Cuando los dirigentes repasan la historia de los sindicatos es imposible no frenarse y hacer una sombría reseña de lo que significó la década del 90 con el menemismo en el poder: “Para nosotros fue nefasta y creo que para todo el movimiento obrero. A nosotros nos ha tocado muy de cerca. De un sindicato de casi 700 afiliados pasamos hoy al orden de los 250. Eso es producto de esa década nefasta donde nos impusieron y nos vendieron -y a través de algunos medios nos quisieron vender- un modelo como globalizado. Era como algo que nos iba a poner en el primer mundo cuando fue todo lo contrario, pasó lo que pasó y muchos trabajadores quedaron en el camino, muchas empresas quedaron desmanteladas. Quienes se llevaron la peor parte, quienes más lo sufrieron, fueron los trabajadores”.
Pasados los años y respirando nuevos aires, las cosas han ido cambiando. Sin embargo, opina Mazzaferro, han quedado secuelas de aquellos tristes años: “Algunos tienen la particularidad de decir que lo que nos está pasando es producto del ahora. Nosotros respondemos que no, que lo que nos pasa es producto de la nefasta década del 90 que remató al país, golpeó muy duro a los trabajadores y hoy hay frutos de eso. Tenemos una generación golpeada y después de diez años se están recogiendo esos frutos. Para nosotros el golpe fue duro”.
Y en esto, continúa el gremialista, los argentinos tenemos que hacer memoria, aprender de los errores y las malas elecciones para no volver a caer en lo mismo: “Que cuando nos quieran vender algo, tengamos cuidado con lo que nos quieran vender, analizar bien cuáles son las verdades y las verdaderas campanas de lo que está en cuestión. Hoy en día se están disputando un montón de cosas de dos poderes económicos, y de esto hay que hacer una buena lectura y aprender, y por sobre todas las cosas tener mucha memoria. Las instituciones, y en el caso nuestro la parte gremial, son una herramienta fundamental para proponer, para disentir y discutir”.
No es menos cierta esta última declaración teniendo en cuenta la gran cantidad de trabajadores que nuclea cada sindicato y la importancia del aporte del trabajador en la constitución del país. De allí a que la participación gremial se convierta en una cuestión fundamental de desarrollo: “Debemos estar atentos, organizados, y si todos entendemos que tenemos que ir por ese camino, empezaremos a ver un país próspero para nuestros hijos”.

facebook
Twitter
Follow
2009-10-03 00:00:00
Etiquetas: Instituciones.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp