Todos los derechos compartidos ©

OPINIÓN
2011-10-25 10:11:13

OPINIÓN
Vale la pena otra bahía… y su esperanza

Cuatro millones de nuevas, sorprendentes y sospechosas historias
atraviesan la tierra del huecufu mapu, del salitre y los vientos como
afiladas hojas de acero, la de los sueños por construir de muchos frente a
los que vuelven con ellos construidos lejos de aquí. Hoy más que nunca es
necesario e imprescindible la realización de la siempre añorada Bahía de la
Esperanza.
El intendente interino Cristian Breitenstein acaba de poner paños fríos
-y aparente solución- a dos hechos que mostraron, por un lado, el maltrato
y desprecio por el proyecto de una parte de la dirigencia empresaria local,
y por otro a lo que podría llamarse para no señalarlo inadecuadamente
“¡ups, me equivoqué el vuelto!”
Pequeños y medianos empresarios organizados en APYME -particularmente
especiales, ya que son los únicos promotores en más de 30 años de un
proyecto original, local y de producción generadora de trabajo genuino- ven
con angustia que un proyecto tambalea. Olimpo, el club más importante del
fútbol local, regional y patagónico, recibió las tierras destinadas a ese
creativo y comprometido proyecto. El club dice que habían sido apoyados y
promovidos por quienes conducían la administración municipal de la ciudad a
fines de 2002 y principios de 2003, o sea la del agrimensor radical Jaime
Linares. La administración que asumiera a fines de 2003, o sea la del
suspendido justicialista dr. Rodolfo Lopes, la reconfirmó.
Los pequeños y medianos empresarios demostraron documentalmente que se
había firmado un acuerdo y hecho público su compromiso, para la concreción
y desarrollo del proyecto en esas tierras, junto a la adhesión del
Sindicato de Químicos y Petroquímicos. El grupo de pequeños y medianos
empresarios muestra a la comunidad cómo se aporta al crecimiento de una
ciudad estancada desde hace también más de 30 años y se los coloca en la
cuerda floja. ¿Cómo es eso de que ahora a los dos sectores involucrados se
les dice que se tienen que poner de acuerdo?
El otro tema enfriado puede ser abordado de muchas formas. Todas
posibles, pero quizá también pasibles, de ser cargadas de sospecha,
conspiración o prejuicios políticos
Por eso, vecino lector de EcoDias, preferimos dejarle preguntas, para
que Ud. que es de estos pagos, está solo y espera, trate de respondérselas
desde su buen saber y entender, desde la responsabilidad, y fuera del statu
quo que generan los que no quieren que nada cambie, o de los que discursean
su deseo de sólo cambiarle el collar al perro, pero que el perro siga
igual.
¿Por qué el agrimensor Jaime Linares, hoy diputado provincial, en
ningún momento habló de esto si había apoyado al club? ¿Por qué la
dirigencia radical, que administró la ciudad durante 20 años, incluidos los
que hoy se proponen para el cargo de intendente 2007, no abrió la boca?
¿Nos querrán hacer tragar el sapo diciéndonos que no sabían nada? ¿Es
posible que la administración frente-para-la-victoria y justicialista del
dr. Rodolfo Lopes, haya montado una puesta en escena de su supuesto interés
por ese proyecto y luego no moviera un dedo por él? ¿No es llamativo el
silencio del Sindicato de Químicos y Petroquímicos frente a la defensa
pública y dura de APYME? ¿Es posible que la administración provincial
priorizara este tema con el mismo interés con que toma otros, como el
derecho a la educación, por ejemplo, y sus resultados devastadores a la
vista? ¿La falta de cuatro millones de pesos puede no haberse notado,
cuando todos dicen que las administraciones desde 1983 han sido tan
prolijas? ¿Es una falta, un error o acaso nunca llegaron a las cajas y sí
los comprobantes de que debían estar y entonces abracadabra? Finalmente y
para ir cerrando ¿No será que los que administraron hasta ahora, que nos
vendieron cuanto sabían de gestionar y administrar, que tenían los equipos
más idóneos no lo eran y entonces estuvimos y estamos al horno?
Vecino de la bahía, si las respuestas lo agobian y angustian, pero al
mismo tiempo lo preocupan y ocupan en pensar como comprometerse por ese
sueño de la Bahía de la Esperanza, hay muchos que lo esperan, súmese. Sino
siga leyendo nomás La Nueva Provincia.

Eduardo A. Hidalgo es secretario general de la Asamblea Permanente por
los Derechos Humanos de Bahía Blanca.

Relacionados
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

Ecodías es propiedad de la Cooperativa de Trabajo Ecomedios Limitada. (Mat. 40.246). (Mat. 40.246).

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp