©Todos los derechos compartidos

Martes Trece en La Blanca

Martes Trece en La Blanca
“Martes trece: no te cases, ni te embarques, ni de tu casa no apartes…
y no abras la boca porque siempre es pa’ quilombo”, parecería ser el refrán
que se siguió en el caso que tiene a muchos en la cuerda floja.
Raro lugar este de La Blanca. Dicen que sus aguas bajan turbias y eso
sería lo que silencia la lengua de algunos, hace entrar en trance de
predicciones a otros y enloquece a los que quedan.
Entre rumores de cacerolazos y escuchas que pujan por salir al aire, el
silencio de los devenidos funcionarios en desgracia es al menos
inquietante. Mientras la mayoría de los del pueblo queremos escuchar qué
tienen para decir, ellos se amparan en el silencio. Lo que a veces no
sabemos es si es bueno o es malo, ya que -como lo demuestran las
grabaciones-, cuando hablan es pa’ cagada.
Pero bueno mientras tanto acá nosotros como esperando lo que se viene.
El licenciado intendente quiere volver al sillón y está como looooco
defendiendo con palabras sus buenas intenciones y su lugar ganado en el
famoso juego de las elecciones.
Mi tía Eulalia siempre dice que “no sólo hay que ser, sino también
parecer…”, frase que vendría al pelo ahora para el licenciado intendente.
A veces nos preguntamos en La Blanca si creen que los que vivimos acá
somos medios turulecos. Porque vos escuchás lo que dijo la Moni en las
grabaciones esas que la hicieron famosa… y pensás: ¿Cómo le da la cara para
creer que alguien se come su ahora postura de plumas mojadas y frases de
“Soy inocente”? Y no hablo de las cosas que deberá sacar en limpio la
justicia de La Blanca: hablo de cosas más simples -que en realidad son las
que nos interesan -: hablo de la falsedad, del manejo de voluntades a
través de la comida, hablo de la descalificación de la gente, hablo de la
falta de tacto para ocupar con altura un cargo tan importante como el que
llegó a ocupar, esas son las cosas que importan y -como me decía también
otra tía – “hay lugares de donde no se vuelve”, como por ejemplo del
ridículo.
Y si algo hay que decirle a todita esta gente es que es cierto que hay
que vestirse bien, hay que mantenerse bien peinado, es cierto que hay que
ser capaz e inteligente, y hasta astuto. Pero bueno parece que no alcanza
solamente con eso para ser un buen o buena funcionaria en este pueblo de La
Blanca: además hay que ser buena gente… y eso no se compra en ningún lado.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp