©Todos los derechos compartidos

Las consecuencias de Malvinas

“Los veteranos necesitan hablar”. Ese es el primer paso que debe dar un veterano de Malvinas para mejorar su calidad de vida según el dr. Alberto Dupén, coordinador de las jornadas organizadas por PAMI, el Centro de Veteranos y Familiares de Caídos, acerca del “estrés postraumático de guerra” destinadas no sólo a excombatientes sino también a familiares y licenciados en psicología.
“Lo que estamos haciendo es una concientización al profesional, a todo el público en general, para que se den una idea de quiénes son los veteranos, cuál es la problemática y de alguna manera formar una red de asistencia. Si bien es cierto que esto se tendría que haber hecho hace muchos años, en este momento hay un interés nacional en que a través de PAMI el veterano pueda recibir la ayuda que necesita”, dijo el profesional que trabaja hace más de quince años en la materia.
Una de los principales problemas con que se encuentra el veterano de guerra es la re-experimentación del suceso traumático: “cuando una persona vivió situaciones de guerra vuelve a aquellas cosas que no tiene resueltas y permanentemente las va reexperimentando. En el momento en que va a su casa, vuelve al continente hace 26 años, no solamente él estaba expuesto a estos recuerdos. Comenzó también a dormir poco, a tener bajo umbral de frustración, a ser más irritable, comenzó a tener una calidad de vida que antes no tenía”.
De esta manera, la gente que lo rodeaba encontró agresión. Manifestó Dupén que “uno agrede a quien más quiere, es decir, cuando está con alguien que sabe positivamente que no le va a devolver el golpe, el veterano -sin pretenderlo- se encuentra en un marco de violencia familiar”.
A todo esto se suman a veces las adicciones -alcohol, psicofármacos o drogas- el veterano se envuelve en un núcleo vicioso que se va sucediendo a través del tiempo y “el familiar se trasforma en el colchón de este tipo de cosas y por eso es tan importante darle asistencia profesional no solamente al veterano sino a su familia”.
Desde el fin de la guerra se suicida un veterano por mes, “significa que para que haya una persona que lo haga, evidentemente hay un entorno muy pesado. El nivel es alto porque cuando una persona pasó el umbral de lo desconocido, de estar codeándose con la muerte, volver a esa instancia es un paso y si encima tiene culpa de sobrevivencia aumenta más la probabilidad”.

Pedir ayuda
“El veterano una de las cosas que tiene es que habla muy poco sobre lo que le pasa. Por lo general son los compañeros los que lo traen. Por eso también la contención de la familia es un buen vehículo para asistencia, muchas veces lo que no se habla es justamente la dificultad que se tiene para pedir ayuda, que es todo un tema en sí mismo”, sostuvo el psicólogo.
En Bahía Blanca y Punta Alta hay profesionales capacitados para realizar este tipo de tratamientos que mejoran al poco tiempo la calidad de vida de los excombatientes, aunque “las vivencias no se pueden sacar, hay cosas que le quedan marcadas. La etimología de la palabra trauma es ‘herida’, lo que significa que uno vuelve a eso, el tema está en que si se mantiene por mucho tiempo abierta no queda tanto la herida en sí sino toda la contaminación que tiene encima y ese es el problema”.
Uno de los mayores problemas de estas iniciativas tiene que ver con la difusión, al decir de Dupén, “a veces el veterano ante el desconocimiento no concurre porque piensa que es más de lo mismo y sin embargo los resultados están demostrando lo contrario”.

facebook
Twitter
Follow
2008-04-05 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp