©Todos los derechos compartidos

Hay foto del hombre este es de chomba amarilla

Hay foto del hombre este es de chomba amarilla

IMPUESTO A LAS GANACIAS
La realidad del Polo

Nuevamente el Impuesto a las Ganancias castiga a los trabajadores. En
este caso los afectados son los empleados de la empresa Dow PBB Polisur que
desde noviembre de 2006 reclaman un monto paliativo para afrontar los
descuentos sufridos por este impuesto irracional que aumenta cuando más
esfuerzo y horas extras realizan.
“Como sindicato empezamos con las tres empresas del polo: Profértil,
Indupa y PBB. Se hizo una oferta global de 500 pesos en diciembre y como
Profértil e Indupa estaban cerca de esos valores, se realizó un plenario de
delegados y se liberaron a las comisiones internas de estas empresas para
negociar. En cambio, con Dow no, porque estábamos muy lejos”, aseguró a
EcoDias el secretario gremial del Sindicato del personal de Industrias
Químicas y Petroquímicas, Roberto Fernández.

Situación en PBB
En PBB el reclamo comenzó con un paro de 24 horas el 24 de diciembre.
“Tras el paro se cortó el diálogo con la empresa y se realizó otro el 31 de
48 horas. Cuatro días después no hubo acercamiento y el sábado 6 de enero
llegan 14 telegramas de despidos y paramos sorpresivamente por tiempo
indeterminado. El lunes se hace un plenario y se decreta un paro general en
el polo. Ahí Profertil e Indupa van al Ministerio de Trabajo y solicitan la
conciliación obligatoria y se decreta. Pero ese lunes llegan 5 telegramas
más a PBB y la lista pasa a ser de 19 despidos”, relató Fernández.
“Entramos en conciliación, ya no se hablaba del paliativo que habíamos
pedido sino de la reincorporación de los compañeros, y en la audiencia no
hubo acuerdo de nada. La empresa adujo que el paro era ilegal y nosotros
les dijimos: ‘Ustedes digan lo que quieran, que es ilegal, que somos locos,
lo que sea, pero el que decreta la legalidad es el Ministerio’ ”, agregó.
Días atrás se realizó una nueva audiencia en la cual la empresa ofreció
reincorporar a 7 trabajadores “pero 12 siguen en la misma; nosotros dijimos
que no. Nuestra postura es por los 19”. Con este estado de cosas, el lunes
5 de febrero será el día clave para la reincorporación de los despedidos o
el comienzo de un nuevo paro.

Maldito impuesto
“Tenemos un acuerdo por parada de planta que económicamente es bueno,
pero lo bueno tiene su lado malo que es el Impuesto a las Ganancias, del
cual decimos que es un impuesto al trabajo”, advirtió el secretario gremial
quien dijo además que “el promedio de descuento supera los $ 5.000 anuales.
Lo que sucede es que hay gente, por ejemplo, que hacía una parada, se
pasaba de escala y al mes siguiente, si el salario es de $ 2.000, cobraba $
1.800. O sea, su salario habitual se veía afectado y eso obviamente genera
disconformismo, un malestar tremendo porque si bien hace la parada y se
lleva unos pesos de más, capaz que está tres meses cobrando menos de lo
habitual. Es un despropósito”.
Mientras tanto, la empresa trabaja con menos personal del necesario.
“La gente se pasó del tope legal que son 200 horas anuales y 30 mensuales,
y esto es repetitivo, viene ocurriendo desde hace cuatro años. La gente
está continuamente haciendo extras, sí obtiene su rédito pero en estos
últimos años fue nulo por la cantidad que se le lleva el impuesto. Y la
empresa se beneficia porque sigue trabajando con poca gente. Los hechos lo
marcan y es una incongruencia porque falta gente y despiden a 19”.
Asimismo, Fernández reconoció que la empresa seguramente no tendrá
problemas en conseguir personal “con estudios” pero “para operar estas
plantas, químicas y petroquímicas, no aprendés en una semana ni en un mes y
es un riesgo grande”.

No es cuestión de dinero
La realidad sugiere que existe un “trasfondo político” y una “puja de
poderes” para expulsar a los 19 trabajadores porque sería más económico
para PBB mantenerlos y aceptar el paliativo reclamado que afrontar el costo
de las indemnizaciones. “Esta empresa cobra en dólares, las inversiones que
hicieron acá la recuperaron en tres meses… Ellos mismos lo han dicho: la
inversión de acá, más una planta que compraron y cerraron en EE.UU. porque
era competencia, la pagaron en seis meses con la ‘guita’ de acá y les quedó
superávit. Es ínfimo lo que se está pidiendo… En producción diaria hablamos
de unos 5.000.000 de dólares. La ganancia que anunciaron el año pasado fue
de 120 millones de dólares, ¡nosotros estamos pidiéndoles 800 mil pesos de
paliativo!”.
Por si todo esto fuera poco cabe resaltar una última curiosidad que
comenta el gremialista: “Como sindicato en marzo tenemos que arrancar a
discutir el salario y estamos evaluando esperar para ver cuánto sube el
mínimo imponible porque por ahí pedimos un 20% y perdemos, capaz que nos
conviene un 7%. Es una locura”.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp