©Todos los derechos compartidos

FOTOS EN ECODIAS 170

FOTOS EN ECODIAS 170

LO amarillo no va. Media página vertical. 740 palabras

MIRADOR LATINOAMERICANO
Por Carlos Iaquinandi Castro
Agencia SERPAL, Servicio de Prensa Alternativa
www.serpal.info

BRASIL
Domingo 29: Lula o Alckmin

El próximo domingo 29 se realizará la segunda vuelta electoral en la
que casi 126 millones de ciudadanos brasileños están convocados para
decidir quién gobernará el país durante los próximos cuatro años. En la
primera, el presidente Lula Da Silva, quedó a poco más de un punto de
sobrepasar el 50 % de los votos que le hubiera permitido ser re-electo en
primera vuelta. Ahora, debe definir con el socialdemócrata Geraldo Alckmin.
La diferencia de unos ocho millones de votos obtenida por Lula parece
suficiente margen para afrontar la segunda vuelta. Pero ya nada puede
considerarse seguro en la dura campaña que se ha iniciado. En el primer
debate televisivo entre ambos candidatos (Lula no quiso participar en
ningún debate durante la campaña de la primera vuelta), Alckmin sorprendió
por su agresividad. Intentó durante las más de dos horas del programa
televisivo, centrar los debates en torno a los escándalos por corrupción
que afrontó el gobierno de Lula durante este primer mandato. El presidente
se defendió diciendo que nadie imputado o bajo sospecha permaneció en su
cargo o en funciones relevantes en el oficialista Partido de los
Trabajadores. Pero en algunos momentos parecía molesto y falto de práctica
para un debate público cara a cara.
Alckmin dijo que quitaría lastre a la administración, y prometió
reducir el número de ministerios y conseguir una mayor eficiencia en la
gestión pública a través del combate a la corrupción. Lula le recordó que
los socialdemócratas ya gobernaron antes que él, y demostraron que lo que
saben hacer es “cortar donde no se debe cortar, que es en el salario de los
trabajadores”. También recordó las privatizaciones que realizó su
antecesor, el socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso y sugirió que
Alckmin pretende seguir ese camino. Su oponente negó que fuera a realizar
nuevas privatizaciones y justificó como “necesarias” las que en su día
realizó su correligionario.
Otro de los flancos por los que intentó el rival de Lula desacreditar
su gestión, fue la política exterior desarrollada durante este primer
mandato. “En Bolivia, Brasil fue humillado”, dijo Alckmin, en una frase en
la que quizás buscó tocar la fibra nacionalista de los brasileños, pero que
a muchos les resultó demagógica y exagerada. Lula le respondió que Brasil
ganó autoridad moral con su actitud negociadora y recordó que “hubo un
tiempo en que predominaba ser bravucones con los países pobres, pero ahora
no, ahora es cooperación”.
Las encuestas de los principales medios de comunicación dieron como
“ganador” a Alckmin, pero no hay que olvidar que en su mayoría, sus
intereses están próximos al socialdemócrata.

Las perspectivas
En realidad, es de suponer que muchos votos de la segunda vuelta están
ya decantados y que no se producirán vuelcos importantes. Lula tiene muchas
posibilidades de volver a ganar abrumadoramente en el norte y el nordeste
del país, donde más han calado sus planes de ayuda social.
Pero nadie puede dar certezas del rumbo que tomarán los votos de
quienes ocuparon el tercer y el cuarto lugar en las preferencias del
electorado en la primera vuelta. Son casi siete millones de votos que se
pronunciaron por Heloísa Helena, una senadora disidente del PT, y dos
millones y medio por Cristovam Buarque, también ex militante del partido
fundado por Lula.
Un análisis simplista, llevaría a sumar la mayoría de estos votos de
candidatos izquierdistas al actual presidente. Pero no será así. Primero
porque Heloísa ha sido durante la campaña muy dura con Lula Da Silva; le
reprocha haber defraudado a sus votantes y ser en la práctica una
continuidad de Cardoso y de las políticas anteriores. Pero además a nivel
personal le critica utilizar “métodos gangsteriles”. Las encuestas, en las
que tampoco conviene confiar mucho, advierten que esos votos pueden
dividirse en partes iguales o incluso favorecer al desafiante. Otra
incógnita a tener en cuenta es la posibilidad de que votantes de Lula, si
este no afronta y responde claramente las acusaciones de su rival en los
dos debates televisivos que restan, opten por abstenerse en la segunda
vuelta. Aún así, parece difícil que Alckmin pueda sobrepasar a Lula.

Trascendencia continental
Brasil es una de las diez principales economías del planeta, y el
quinto país en número de habitantes. Su peso dentro del continente
americano y en el mundo es significativo. Lo que suceda el domingo 29
tendrá repercusiones que van más allá de las fronteras brasileñas.
Si bien internamente Lula no puede mostrar los grandes avances sociales
que prometió, a nivel internacional se lo considera una parte fundamental
de la corriente transformadora que atraviesa el continente americano.
Chávez, Morales, Bachelet, Vázquez, Kirchner, no forman ningún bloque
homogéneo, pero es indudable que junto con Lula, conforman una tendencia a
la que en los próximos días podría añadirse otro país andino, Ecuador, en
el caso de que Rafael Correa gane los comicios y cumpla sus compromisos.
Desde que fue elegido, Lula fue perdiendo por el camino hombres y
mujeres importantes, algunos militantes históricos del PT o de la Central
de Trabajadores. Uno de ellos, como Frei Betto, un referente para amplios
sectores sociales. También se distanció el Movimiento de los Sin Tierra,
que no encontró la respuesta esperada a sus históricas demandas e incluso
siguió sufriendo embates judiciales y actos represivos de los matones de
los terratenientes. Las fidelidades las mantiene entre la masa de
empobrecidos hacia quienes dirigió los planes sociales que ayudan a mitigar
la miseria. Pero los problemas estructurales siguen casi intactos.
Casi todo lo que había “por hacer” para lograr un país socialmente más
equilibrado, sigue pendiente. Precisamente, este balance que podría
considerarse una manifiesta debilidad de Lula, él intenta revertirla
afirmando que “necesita” un segundo mandato para poder cumplir sus
propósitos. Y muestra como un éxito de la primera etapa haber consolidado
la macroeconomía brasileña, algo que confirman los datos de la bolsa, las
opiniones del mundo financiero, e incluso las alabanzas de los grandes
organismos internacionales (Fondo Monetario y Banco Mundial).
Lula consiguió llegar a esta encrucijada electoral con más
posibilidades de la que muchos le auguraban. Posiblemente gran parte de su
fuerza es la credibilidad que todavía tienen en él millones de brasileños
que lo votaron en el 2002. Pero es indudable que si logra vencer en la
segunda vuelta, los cuatro años próximos serán decisivos para el futuro del
Partido de los Trabajadores. El margen de paciencia de los que esperan se
habrá reducido a mínimos.
Es oportuno en el cierre de esta análisis, recordar que en el envío 194
de Serpal a sus suscriptores refiriéndonos a la primera victoria de Lula
-hace exactamente cuatro años- titulábamos la nota: “Brasil: el tiempo de
la esperanza no tiene seguro contra el fracaso”.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp