©Todos los derechos compartidos

Foto de Tunessi

Foto de Tunessi

Ley Tunessi x Tunessi

El actual concejal Juan Pedro Tunessi era en agosto de 2000 diputado
provincial. Es el autor de la ley 12.530, conocida como Ley Tunessi en
cuanto las leyes portan el nombre del autor del proyecto. En diálogo con
EcoDias brindó los pormenores de su sanción y la actualidad de una norma
que destaca el rol del municipio como órgano de control.

¿En que contexto surge la Ley Tunessi?
La ley 12.530 era un proyecto que estaba durmiendo en la Legislatura y
fue fruto de aquel desgraciado accidente de 2000, de Indupa, que generó una
gran movilización.

¿Y por qué “dormía” en la Legislatura’?
Cuando en el año 1998 comenzó el proceso de inversión nosotros
presentamos el proyecto. Se había decidido la instalación de un enorme polo
tecnológico industrial, de mucha magnitud, una gran inversión, y no estaba
previsto ningún sistema de auditoría ni ningún control ni monitoreo.
Sabíamos que la Provincia no podría controlar este proceso de manera
seria y responsable: había que crear un organismo. Presentamos la ley que
tenía como particularidades el monitoreo y control en tiempo real de cada
una de las fuentes de emisión y fundamentalmente, y el cobro de una tasa
ambiental. Esto, no para que contaminen sino para que las empresas paguen
el costo del servicio de auditoría, es decir, todo lo que cuesta tener
técnicos, especialistas, aparatología, mediciones y demás, se prorratee por
un costo que es la tasa que tienen que pagar las empresas.

¿Cuáles son los aspectos centrales del proyecto?
La ley tiene tres presupuestos básicos. El primero de ellos es terminar
con el conflicto jurisdiccional, esa eterna excusa jurisdiccional de que
esto es de la Provincia y esto no…
Entonces romper con el conflicto jurisdiccional es el primer punto, es
decir, la Provincia delega pero no renuncia a sus facultades, son poderes
concurrentes. Se lo da a un ente que es municipal, que tiene poder de
policía, pero la Provincia puede seguir ejerciendo ese mismo poder. De
hecho, la idea es que trabajen coordinadamente ambas jurisdicciones.
La segunda cuestión es que se tiene que formar una elite, en el sentido
positivo de la palabra. Para lograr primero un equipo de control muy bien
formado y a la altura de lo que tienen que controlar. Hay que pagarles bien
y capacitarlos, porque si no, son ingenieros, técnicos, especialistas, que
se van al sector privado. Si no tenemos una buena elite de gente formada y
capacitada, que entienda el proceso tecnológico que tiene que controlar y
que pueda tener interlocución, diálogo con los empleados, ingenieros y
técnicos del sector privado, no iba a funcionar nunca. Entonces la segunda
premisa es que tendría que ser un ente bien entrenado, bien calificado,
bien formado, con buenos recursos y con permanente capacitación.
Y la tercera cuestión, la tercera pata, es el control de la comunidad.
Por eso, hay un Comité de Control y Monitoreo, que es el comité que con la
representación de los vecinos, de las entidades no gubernamentales y las
universidades, es el encargado de monitorear y de dictar las políticas, los
programas, las ideas fuerza que se deban ejecutar y aplicar en el entorno.

¿Cómo fue el cumplimiento de la norma?
Fue razonablemente bueno durante los primeros años en la gestión de
Linares.
La gestión Lopes describe claramente una parábola de decadencia porque
él mismo no estaba de acuerdo con el sistema, lo calificó de una elite
negativa, que eran privilegiados, que los principales problemas de
contaminación no estaban en el polo industrial sino en la ciudad, que no
eran necesarios tantos controles, etcétera… A partir de ahí cambió tres
veces de titular del organismo, empezaron a faltar recursos, empezaron a
faltar insumos básicos, empezaron a faltar elementos para los controles
periódicos y aparatología.
Esto es una actividad que requiere de una continuidad en el tiempo, de
llevar estadísticas, de medir, monitorear en gran medida el ambiente. Es
tener parámetros y tener estadísticas, si uno no tiene estadísticas lo que
hace es avizorar fenómenos circunstanciales. Entonces, tener cromatógrafos,
hacer controles, avanzar en los controles de efluentes líquidos, la calidad
del agua de la ría, la calidad del entorno, ir consolidando el proceso. Acá
se hizo exactamente todo lo contrario: se lo desarticuló, se lo desarmó, no
tiene caja chica, no tiene recursos, el personal está en una situación de
incertidumbre…

¿Y cómo se avanza ahora?
Nosotros estamos proponiendo la creación de un ente descentralizado
municipal, que obviamente subsuma la idea de todo el proyecto de la ley
para que ese ente descentralizado tenga cierta autarquía financiera, pueda
manejar la tasa, su propio recurso, pueda complementarse adecuadamente con
el Apell y pueda tener una activa participación de los vecinos. Creo que no
es un problema de costos.
El actual CCyM me parece que es un orgullo, es un sistema inédito de
control y de monitoreo que tiene Bahía Blanca, que puede ser un valor
distintivo para toda la Provincia y para todo el país. Y acá se estuvo
pensando en desarmarlo, en desarticularlo, me parece que es una cosa
increíble, ¿no?

¿Está de acuerdo con el aumento en la tasa ambiental?
Estoy de acuerdo en la medida en que las tasas tengan el correlato de
un proyecto. Es decir, que esto sea para sufragar un objetivo claro de
restitución y restablecimiento del sistema y sepamos adónde apuntamos, qué
es lo que queremos hacer y para qué necesitamos los dineros, sino el
aumento por sí mismo no me dice nada, no me indica nada, porque las
empresas pueden poner plata pero no tener interés en que se hagan los
controles.
Yo creo que la plata tiene que estar para financiar un modelo, un
proyecto de gestión que hay que relanzarlo. A mí me parece que la Ley
12.530 hay que relanzarla con toda la fuerza, con toda la voluntad porque
me parece que es una cosa muy importante. No sólo para la calidad de vida
de las personas sino para garantizar un desarrollo industrial sustentable
en la ciudad.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp