©Todos los derechos compartidos

Festejando su día

El 19 de mayo fue el Día del Trabajador Impositivo, festejo que evoca el mismo día de 1973 cuando se consiguiera el primer convenio colectivo de trabajo. Los representantes del gremio cuentan con satisfacción todos los avances y logros que se alcanzaron desde aquella época hasta hoy.

Como preludio a lo que después serían los magníficos festejos populares por el Bicentenario, los empleados fiscales conmemoraron el Día del Trabajador Impositivo, festejo que se repite desde 1973 cuando se logró el primer convenio colectivo de trabajo para empleados públicos de la República Argentina, mejorado dos años después.
En diálogo con EcoDias el secretario general de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos de Bahía Blanca, Luis Serra, hizo una breve reseña de la importancia de aquel momento destacando que “no sólo fue el primer convenio del país sino que también el primero de Latinoamérica. A partir de ahí empieza un trabajo gremial que se lleva hasta estos días. Con ese primer convenio colectivo de trabajo empezamos a consagrar derechos”.
Durante esos años, y al igual que muchas otras reparticiones públicas, la de los trabajadores impositivos no tenía convenios propios sino que se regulaba mediante la ley de contratos de trabajo o el Estatuto del Empleado Público: “Lo que nosotros logramos en ese momento fue mejorar todo eso, mejorar la ley y el estatuto del empleado público a través de un convenio colectivo que consagraba derechos específicos para los trabajadores, en ese momento de la DGI”.
Todos sabemos que los años posteriores fueron sangrientos para nuestro país y perjudiciales para todos los ámbitos, sin embargo los trabajadores no cedieron en la defensa de sus derechos: “Hoy volvimos a recuperar todos esos derechos. Incluso el convenio nuestro actual fue muy mejorado y consagra derechos que obviamente en aquellos años no existían como tales o no estaban contemplados”.

Grandes conquistas
Los cambios han sido muchos, comenta Serra, y hoy pueden verse reflejados positivamente en diferentes puntos que forman parte del actual convenio colectivo de trabajo: “Mejora todo lo que es la protección de la familia, de la maternidad, de la atención de familiares enfermos, incorpora todos los derechos de las personas con capacidades diferentes, también todos los derechos de los ex combatientes de Malvinas. Toda una serie de derechos que obviamente en aquella época estaban muy lejos de lo que son hoy”.
Haciendo un recorrido histórico, puede deducirse que fue la década del 90 la más dura para el gremio fiscal e impositivo. Toda una década y un modelo que no jugó a favor de los trabajadores: “En el año 91 nos quisieron imponer un nuevo convenio colectivo de trabajo que cercenaba mucho los derechos que teníamos consagrados y nosotros no lo aceptamos. En ese momento hubo un laudo por parte del Ministerio de Trabajo, y ese laudo fue a favor de la patronal. Entonces, desde 1991 hasta 2005 aproximadamente, nos vistió el laudo del año 91”.
Los vientos fueron cambiando. Luego de la crisis de 2001 y con la llegada del actual gobierno comenzaron a verse aspectos de una política diferente y con más llegada al sector trabajador: “Sin lugar a dudas, desde 2003 venimos recuperado derechos, mejoras salariales, el organismo en general también ha tenido una clara recuperación desde esa época hasta ahora. Y nosotros como trabajadores del organismo por supuesto que también. Todo esto tiene que ver con el proyecto político que lleva adelante este gobierno. Nosotros estamos muy conformes porque nuestra institución y nuestra gente han recibido todos los beneficios de este modelo, siendo nosotros parte importante de este modelo”.
La recaudación depende de los trabajadores, señala Serra, y el modelo ha crecido en ese sentido, así como “las posibilidades de mejorar jubilaciones, derechos sociales, infraestructura, entre otros. Todo eso tiene que ver con que nosotros recaudemos más, y ahí está el compromiso de seguir en esa línea”.
Actualmente, un trabajador fiscal-impositivo se encuentra en un buen momento en cuanto a lo salarial. Incluso para este año todavía no se ha hablado de mejoras y esa buena situación hace que se admitan ciertas esperas: “Siempre somos prudentes esperando que el Frente de Gremios Estatales defina la pauta salarial. Sobre esa pauta después nosotros trabajamos esa mejora pero todavía falta para eso. De cualquier manera, la situación salarial nuestra es buena por lo cual no es tan preocupante tener que esperar un poco más”.
Esta situación permite enfocar las fuerzas en otros objetivos. Quizás el más importante refiere a poder constituir una caja complementaria para los trabajadores que se jubilen: “Es un proyecto muy fuerte que el gremio está instalando, y que significa la posibilidad de que cuando la gente se jubila tenga un complemento a la jubilación ordinaria, tratando de alcanzar el 82 por ciento móvil al momento de jubilarse”.

facebook
Twitter
Follow
2010-06-05 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp