©Todos los derechos compartidos

En casa de mamá

Julián “Laucha” Corres, otrora bravo torturador del centro clandestino de detención “La Escuelita”, fue encontrado el lunes 18 arropado en el placard de su madre.

La puerta del ropero del domicilio de Lisandro de la Torre 10 de la santafesina Villa Constitución que desnudó al represor fugado de la delegación local de la Policía Federal 23 días atrás, la abrió un efectivo de Interpol quince minutos después de las 13 del feriado.
El lugar había sido rodeado por una brigada de la Federal y una comisión de la Policía de Seguridad Aeroportuaria luego de detectarse que desde, al menos, los tres o cuatro días anteriores el genocida camuflado de “polilla” se había refugiado allí.
El “Laucha” se entregó sin oponer resistencia y, atado de pies y manos, entró al auto que lo trasladó hasta la sede de Delitos Complejos de la Federal en Cavia 3350 de la Capital. «Era todo un desafío para nuestra fuerza y creemos que hemos cumplido», dijo en conferencia de prensa Aníbal Fernández, ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Al caer la noche el prófugo ya se encontraba en el Penal de Marcos Paz junto a otros camaradas que planearon y ejecutaron el plan criminal posterior al golpe de Estado de marzo de 1976.
Corres, antes de ser procesado por el juez federal Alcindo Álvarez Canale por 47 secuestros, 38 torturas, 17 homicidios y 7 desapariciones forzadas, había burlado a la justicia durante un año y medio hasta ser detenido el pasado 3 de abril en la porteña esquina de Córdoba y Uruguay.
Dos meses antes de la fuga de Rondeau 139 debió haber sido trasladado a la prisión de Campo de Mayo por orden del mismo magistrado. A pesar de no haberse cumplido su resolución, de la precariedad del lugar de detención y los privilegios de que allí gozaban los represores, Álvarez Canale había tomado una licencia por casi dos meses.

“Fue una tarea muy prolija”
La intensa búsqueda de Corres comenzó en “el preciso momento” en que el fiscal general Hugo Cañón y el juez subrogante, Eduardo Tentoni, tomaron conocimiento del hecho e informaron a la Policía de Seguridad Aeroportuaria y al Ministerio de Justicia.
“Con la PSA que dirige el dr. Marcelo Saín y en base a la información que se iba recopilando en los allanamientos y las testimoniales e indagatorias que prestaron los policías, se fue armando un cuadro de situación para poder disponer intervenciones telefónicas y hacer un seguimiento”, recordó el fiscal Cañón.
Luego a la tarea se sumó Interpol -afirmó el titular del Ministerio Público a EcoDias- “para ir atando cabos de dónde podría encontrarse en una tarea muy prolija, muy exhaustiva, se detectaron algunos lugares hasta finalmente llegar a la conclusión con un estudio minucioso el último fin de semana, de que se encontraría en ese momento en la casa de la madre en Villa Constitución, hacía muy poco tiempo porque había estado en períodos anteriores en otros lugares”.
En función de eso se dispuso el allanamiento y se lo pudo ubicar “en un lugar oculto, ya que la madre y la hermana simularon como que ahí no estaba, que hacía muchísimo tiempo que no lo veían, que no sabían dónde podía estar, pero con el registro se detectó que estaba escondido en un lugar camuflado”.
¿Cómo uno de los hombres más destacados de la inteligencia militar durante la dictadura se refugió en la casa de su madre? Esta fue quizás la pregunta que más le han hecho los medios al fiscal a lo cual contestó que “se puede descartar lo obvio desde el primer término y es un lugar donde uno no va a ir a buscar (…) pero por eso también costó mucho trabajo registrar y se cuidaban muchísimas intervenciones telefónicas que podían dar cualquier tipo de datos y hubo que desentrañar pequeñísimos detalles como para poder llegar a conclusión”. De hecho, una escucha sugestiva permitió centrar la atención de la pesquisa en el hogar materno.
Igualmente, Cañón insistió en que “no fue el único lugar porque hubo cobertura que lo mantuvo en lugares diferentes y esa es la información que ahora está siendo analizada para ser emitida y de allí vamos a ver todos los pasos que se dieron en este período largo de más de veinte días que estuvo prófugo”.

Café por medio
Ante semejante despliegue mediático el juez Canale no quiso perder la oportunidad de tener frente a frente al Laucha. Por eso el martes 19 lo citó a prestar declaración indagatoria en la sede judicial de calle Alsina.
Esta medida para los fiscales fue “incoherente” teniendo en cuenta que el magistrado declama “que actúa de forma absolutamente imparcial, independiente, y que solamente ante el requerimiento de la Fiscalía cita a prestar declaración indagatoria”.
“Acá contradijo su propia opinión, le planteamos que en primer término no mediaba pedido de la Fiscalía y en segundo lugar que no hay ningún mérito para sostener que Corres haya cometido ningún delito de evasión”, informó el funcionario.
Para que esto último suceda tiene que haber violencia “en las cosas y en las personas” y en este caso “nada indica que él haya ejercido violencia de ningún tipo».
Entonces, al no corresponder la citación, desde el Ministerio Público Fiscal acercaron un escrito al Juzgado con este planteo que fue respondido con una resolución de Álvarez Canale que hace lugar al pedido: “Deja sin efecto la citación a indagatoria diciendo que respetaba todos los principios constitucionales, los tratados internacionales, etcétera, -todo lo que dice siempre- y convierte esa declaración en testimonial”.
Según dijo la hermana del genocida a medios nacionales apostados frente al lugar de detención de Corres, el prófugo comentó a sus familiares que había escapado sin ayuda, abriendo con un Tramontina la claraboya del baño y trepando a los techos con una soguita -mismo elemento que casualmente encontró el juez en una inspección ocular en la sede de la Policía Federal-
“Acá parece que hay un discurso muy preparado, vamos a ver qué dice Corres, si viene con el mismo discurso de la soga realmente podemos pensar que es una declaración inducida. Pero por ahí dice la verdad”, se esperanzó Cañón.
Por supuesto, los fiscales siguen creyendo que “hay más que suficientes elementos” para pensar en el apoyo económico y logístico a la fuga del represor y como sostuvieron desde el primer día “el juez abortó esa líneas investigativas, citó a testimonial al coronel Cocco, a Lapeirade y ahora hizo esta cosa de buscar las sogas y con eso dio una especie de justificativo a la actuación policial y a un comisario que es amigo de él. Creo que acá el juez está comprometido con todo esto y no está muy limpia la investigación como tendría que estar, por eso lo recusamos”.

El juicio
Más allá de la investigación por la fuga, para la continuidad de la causa madre, por violaciones a los derechos humanos cometidos bajo control operacional del Comando V Cuerpo de Ejército, se esperan las resoluciones de la Cámara Federal por las apelaciones pendientes por los procesamientos de varios represores -entre ellos Corres-.
“Esperemos sea a la brevedad”, dijo Cañón y aseguró que superada esa instancia “ya la causa estaría en condiciones de ser elevada a juicio oral y estamos trabajando desde la Fiscalía en ese requerimiento para todos los que están detenidos o procesados hasta ahora, incluyéndolo a Masson que ya fue indagado. Así que salvo que haya algún obstáculo desde el Juzgado o algún impedimento que se genere, nuestra intención es que sea cuanto antes”.

facebook
Twitter
Follow
2008-08-24 00:00:00
Etiquetas: Nacionales.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp