©Todos los derechos compartidos

EN BAHÍA BLANCA

EN BAHÍA BLANCA
Asesino y torturador

Por Mirta Mántaras

Fue difícil identificar al torturador Santiago Cruciani, factotum de
la Escuelita de Bahía Blanca, ubicada en el V Cuerpo de Ejército, porque
adoptó la técnica de cambiarse el nombre y el grado militar, y se paseaba
por Bahía Blanca en los años de plomo identificándose como un oficial,
Mayor Mario Mancini, pese a ser sargento ayudante, integrante del
Destacamento de Inteligencia 181 que dependía del comandante de la Zona.
Tenía tres documentos de identidad: dos como Santiago Cruciani, uno
falsificado (6.852.918) que, curiosamente, es el que consta en su Legajo
militar. Según el informe oficial remitido a la Cámara de Bahía Blanca por
el secretario del Ejército Daniel Alfonso, utilizó este documento falso
para suscribir contratos de servicios con el Ejército y el de su ficha
electoral es el que está utilizando para cobrar su haber de retiro. No
consta que se hubiera denunciado este delito de acción pública ante la
Justicia.
Con el nombre Mario Mancini y con otro número falsificado (6.862.928)
suscribió un instrumento público en el Registro Civil.
Su apodo era “el Tío”, su rol, torturador, reconocido por sus víctimas
por su fisonomía y por su voz. Tomaba café con liberados y a otros los
visitaba, aprovechándose del terror que les infundía, jactándose de su
poder.
Fue citado a indagatoria por 65 casos de homicidios, tormentos,
lesiones gravísimas y secuestros. Pero la ley de obediencia debida lo dejó
impune durante largos años, hasta que en los Juicios por la Verdad de Bahía
Blanca tuvo que enfrentarse con sus víctimas. Se negó a declarar, adujo
estar enfermo, y tuvo que mudarse de la ciudad de Mendoza cuando los
“escraches” pusieron en evidencia ante sus vecinos -quienes ignoraban su
catadura moral- que era un feroz asesino y torturador.
Hoy está preso en Bahía Blanca y repitió la excusa de su enfermedad,
aunque se trata de la misma dolencia invocada hace 7 años atrás, la que no
afecta su lucidez.
Pero las pruebas de sus actos son contundentes y esta vez no podrá
escapar de la condena que se merece por sus crímenes de “lesa humanidad”.

Mirta Mántaras es abogada de Derechos Humanos.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp