©Todos los derechos compartidos

El problema de siempre

Cuando empiezan los calores intensos y se acerca el verano, en Bahía Blanca se desencadena un problema que se repite y se repite: la falta de agua.

Con la primera escasez de agua en la ciudad comienzan los pronósticos acerca de un posible acrecentamiento del problema durante los meses de verano. Por esa razón se realizó una reunión en el Concejo Deliberante para analizar la situación de los recursos hídricos y lo que puede llegar en poco tiempo.
De la misma formaron parte integrantes de la Agenda de Desarrollo Local, la Comisión de Medio Ambiente del HCD, la Autoridad del Agua representada por el ing. Juan Carlos Scheffer, representantes de ABSA y demás instituciones y particulares interesados en el tema.
Consultado sobre si el segundo acueducto desde la actual fuente de agua para la ciudad sería una solución en cuanto a la distribución del agua, Sheffer explicó que incrementaría las posibilidades de transporte de agua de Paso de las Piedras en una época como la actual en la que el consumo se acrecienta: “Tiene la posibilidad de recoger en su trayecto agua subterránea que es posible de utilizar en la cuenca del Sauce Grande y Napostá, y puede permitir que en algunos momentos en que podamos tener como tuvimos en 2000 algún problema de algas, mezclarle un agua subterránea que es muy buena y que hoy no la estamos aprovechando”.
El ingeniero señaló que, pese a las sequías que se vienen sufriendo desde 2004 y al desperdicio que como población hacemos del agua, el dique Paso de las Piedras se encuentra en condiciones óptimas y la posibilidad de un verano complicado no tendría relación con el embalse: “El volumen disponible que hoy existe de 140 hectómetros cúbicos casi duplica lo que consume la ciudad en un año: la disponibilidad de agua de la fuente todavía está asegurada y garantizada por largo tiempo. Lo que se ha reflejado acá es que hay un tema que recurrentemente aparece todos los veranos y es que empieza a faltar el agua y que existe algún problema que tiene relación con la falta de capacidad de las cisternas. En la medida en que la cisterna no da abasto de los requerimientos de la ciudad, va perdiendo nivel y eso hace que baje la presión. El sistema se va autorregulando solo y da respuesta: la respuesta que no damos nosotros cuando no cuidamos el consumo de agua”.

Dos cuestiones distintas
Esas cuestiones, dice Sheffer, tienen que ver con lo estructural y las obras que faltan actualmente para aumentar la capacidad de distribución. Otra cuestión se relaciona con el uso que hacemos del agua: un cálculo estimativo señala que el desperdicio de agua permitiría duplicar el abastecimiento.
No fue el único que apuntó esas cuestiones, por caso Juan Pedro Tunessi se refirió a problemas de inversiones por parte de la provincia para mejorar la distribución: “Se sabe lo que hay que hacer pero no está la plata para hacerlo”, mientras la concejal Aloma Sartor habló de la concientización y la educación aludiendo a las responsabilidades locales en el problema: “Habrá que exigir en cuanto a inversiones, con el tema de la tarifa que es un aspecto. Pero si la decisión política es que la tarifa sea baja, la inversión pública tiene que hacerse cargo de la obra de agua, y habrá que exigir y tiene que construirse un lobby de la ciudad. Así como logramos, decían, tener una terminal que cuesta no sé cuantos millones, no puede ser que estas cuestiones estructurales no formen parte de la agenda de todos. Las obras más importantes de la ciudad son agua y cloacas: quien pone una agenda de temas y va a buscar plata para arreglar cuestiones tiene que ser el municipio”.

Proyectos
Alguien mencionó la palabra catarsis como espíritu de la reunión mantenida. Quedó la sensación de que sirvió para la enumeración de aspectos de la problemática pero no hubo participación del Ejecutivo que se comprometiera a gestionar soluciones, habida cuenta que algunas cuestiones tienen que ver con decisiones de otros ámbitos gubernamentales y también del sector privado. Más allá de las soluciones técnicas propuestas, es claro que las decisiones políticas pueden significar desde un rol más activo ante esta problemática -que no escapa a una crisis que será mundial- hasta la misma municipalización del servicio de provisión de agua potable y el tratamiento de los efluentes cloacales.
En el transcurso de la reunión, la ing. Olga Cifuentes desarrolló un proyecto para la caracterización de efluentes cloacales. Se trata de para estudiar los fluidos cloacales domiciliarios y evaluar la posibilidad de que sean reutilizados de manera agrícola o industrial: “De acuerdo a la cantidad de efluentes que está llegando a la ría y los parámetros existentes de contaminación, (queremos) ver cuál es la carga que pueda estar yendo contaminante a la ría. Y luego sacar las conclusiones pertinentes respecto a si lo único que se requiere es un tratamiento convencional del efluente o si requiere tratamientos terciarios para ser reutilizado para la industria. (Así) ver si la cantidad de efluentes que tenemos disponibles puede equiparar la cantidad de agua que actualmente viene cruda de Paso de las Piedras hacia Bahía para uso industrial”. De esa manera, se podría liberar ese importante caudal del acueducto que está comprometido para consumo humano.
Por su parte, el ing. Horacio Campaña prefirió hablar de la problemática del agua en términos de solidaridad, opinando que se debe ejercer un mayor control desde el Estado respecto al cuidado del agua: “Lo que viene es complicado por el cambio climático. Hay que reducir los consumos y adoptar prácticas que dentro de cinco años tendrían que ser prácticas comunes para todos”.

facebook
Twitter
Follow
2008-11-21 23:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp