©Todos los derechos compartidos

El mensaje de una presidenta

El mensaje de una presidenta

El martes 9 de junio Bahía Blanca recibió la visita protocolar de la primera mujer en acceder a la máxima magistratura. Qué dijo y qué quiso mostrar Cristina Fernández de Kirchner.

La presidenta inició su discurso remitiéndose a la enumeración de obras públicas que hicieran el intendente Breitenstein y el gobernador Daniel Scioli, señalando en tono federal que “como parte de esa Argentina profunda estas descripciones, estas reflexiones, se suceden a lo largo y a lo ancho del país. Ayer estuve en la otra punta, en Formosa, inaugurando una planta de agua potable ya que databa la que tenía la ciudad del año 1942, es decir que desde hace más de 60 años no se había vuelto a agregar un solo caño, un solo metro cúbico de agua potable. Podría contarles y relatarles a todos ustedes esta noche historias similares a lo largo y a lo ancho del país”.
No se detuvo a confrontar los tibios debates que se escuchan en los medios en estos tiempos electorales, pero sí atacó la remanida “inseguridad” aludiendo a sus causas y proponiendo la necesidad de construir “una sociedad inclusiva y al mismo tiempo protagonista (…)
Muchas veces escuchábamos que este modelo que plantea una matriz diferente a la de acumulación, donde queremos agregar valor a nuestros productos, donde queremos trabajo para los argentinos, porque una de las claves de la inclusión y una de las claves de la mejor seguridad es que nuestros jóvenes puedan ir a la escuela y cuando salgan de allí tengan trabajo, créanme que este es el gran proyecto”.
Cuando destacó que “uno de los ejes fundamentales que nos planteamos fue mejorar el financiamiento de la educación” aludía al aumento presupuestario en materia de educación: “El año que viene cuando lleguemos al Bicentenario la Argentina habrá destinado el 6% por ciento de su Producto Bruto Interno al sector educativo”.


Mirada histórica
“Hubo otro tiempo, otra Argentina, cuando Bahía Blanca fue protagonista del sur, pero pudo ser protagonista porque la Argentina el país en el cual Bahía Blanca está, también era protagonista; cuando desarrollamos nuestras industrias, cuando desarrollamos nuestro perfil industrial, cuando se construyeron los puertos, cuando se extendió esa Argentina que agregaba valor a sus productos, tanto en sus recursos naturales como en sus productos industriales. Bahía Blanca fue expresión de esa Argentina, punto nodal también de la actividad de recursos naturales, del puerto (…).
Era también una Argentina donde el trabajo valía y donde los argentinos estábamos convencidos de que para progresar había que trabajar, y que si además le poníamos estudio y capacitación seguro que podíamos aspirar a cualquier cosa, aspirábamos a lograr el mundo. Esas cosas se acabaron, hubo un país que clausuró las esperanzas y las ilusiones de millones de argentinos, porque creyó que podía vivir siendo un país de servicios, porque apostó a teorías donde nos decían que el ajuste era lo permanente, porque además hasta pasó que nos querían hacer creer que todo lo que se construía en el país era malo y no servía. Por allí debe haber algún comercial de los más viejos en el que un argentino se sentaba en una silla que decía ‘Argentina’ y se rompía, y se sentaba en otras sillas que eran extranjeras y éstas valían; si eso se hubiera hecho en un país como Alemania o como Suecia tal vez hubiera sido deportado el que lo hizo por alta traición a la patria; pero estas cosas ocurrieron aquí en la República Argentina”.

Pierden siempre los mismos
Todas estas ficciones y todas estas teorías tuvieron un costo, que por supuesto pagaron otras generaciones que no tuvieron que ver en esas elecciones, que no tuvieron que ver en esas decisiones. Pero como son los sectores más vulnerables de la sociedad, son los primeros que perdieron el trabajo, los que no pudieron acceder a la vivienda, los que no pudieron tener educación. Finalmente, terminan siendo el objeto y sujeto de la crisis. Y por si fuera poco después esa sociedad que generó eso los convierte en su enemigo. Esto significa que nosotros tenemos que tener una actitud diferente, saber que en la educación y en la capacitación de nuestros jóvenes va a estar la clave para vivir en una sociedad más libre, más democrática. Porque cuando uno puede con educación elegir la vida, cuando uno puede con educación acceder a un trabajo, es entonces absolutamente libre.

Números más allá del INDEC
“Este les puedo asegurar que es uno de los grandes desafíos que tenemos, porque nos ha pasado, sobre todo el año pasado donde culminamos y llegamos a completar el ciclo de crecimiento económico más importante de nuestros últimos doscientos años, que muchos empresarios que por allí demandaban mano de obra, no tenían y no encontraban el personal capacitado. No fue casualidad, precisamente, que uno de los sectores que más se desarrolló durante estos seis años haya sido el sector de la informática y del software donde aumentamos exponencialmente, como en todos los rubros de la producción argentina, nuestras exportaciones. Otra clave también para el desarrollo, no solamente del país, sino también aquí de Bahía Blanca.
El año pasado pudimos batir récord en la historia de exportaciones, más de 71 mil millones dólares exportamos los argentinos con un superávit comercial superior a los 13 mil millones y, al mismo tiempo, fuimos también el quinto país emergente en el mundo en aumento de inversión extranjera directa con respecto al año anterior. Datos de la CEPAL, datos también del crecimiento que ha tenido la República Argentina.

Obra pública
“Hemos hecho el plan de infraestructura más importante del que se tenga memoria, por ejemplo, en materia energética conectando a la Patagonia. Ustedes saben que el Sistema Interconectado Eléctrico llegaba únicamente a Choele-Choel, Río Negro; extendimos la línea de alta tensión de 500 con una inversión multimillonaria para llegar hasta Pico Truncado y estamos lanzando ya la comunicación para llegar a la punta del continente, de modo tal de poder integrarnos energéticamente.
Infraestructura en materia energética, en materia de viviendas, en materia de autovías que también han generado un gran crecimiento de la actividad económica”.


Con la plata de las AFJP
“El otro día estuve en Rosario -seguramente alguno de ustedes me vio- en la planta de General Motors. La verdad es que si a mí alguien me decía que algún iba a ser presidenta de la República Argentina y que cuando lo fuera iba a terminar dándole un crédito para sostener a General Motors porque no se sostenía sola, yo le decía ‘mire, usted está diciendo tonterías, en primer término porque yo no le daría un crédito a una multinacional extranjera y, en segundo término, porque ¿cómo General Motors va a quebrar?’. Pero el mundo ha cambiado y cuando el mundo cambia, exige también, por parte de todos nosotros, tener la suficiente aptitud e inteligencia de cambiar con ese mundo.
Y ahí estaba hace unos días en Rosario dando un crédito perfectamente garantizado de 70 millones de dólares para una empresa como General Motors, con el compromiso de incorporar en materia de autopartes todo lo que se produzca a nivel nacional y desarrollar nuevas autopartes por 300 millones de dólares para sostener también fuentes de trabajo, altamente calificada. Ustedes saben que un trabajador del sector automotriz requiere años de preparación.

El otro tema, lograr que empresas que se iban a cerrar no lo hagan y, tal vez, esas sean compradas por otros empresarios nacionales que tienen deseos de invertir y que siguen apostando al crecimiento del país.

Cuando otra empresa ha tenido problemas, como una papelera, construir un fideicomiso para que seiscientos y pico de trabajadores sigan sosteniendo esa fuente de trabajo y, al mismo tiempo, el papel no se produzca en forma monopólica y de esa manera se distorsionen los precios.

Son diferentes los problemas, diferentes las soluciones pero, por sobre todas las cosas, esto nos exige tener una actitud diferente”.

Convocatoria al Bicentenario
“Por eso yo quiero en este nuevo Bicentenario tener y convocar a esta ciudad que ha crecido junto al puerto, junto a las industrias, junto a los recursos naturales, a celebrar un nuevo Bicentenario donde los ejes sean, precisamente, los del crecimiento económico, los de la diversificación económica y agregar valor a estos productos, la educación, la equidad, la redistribución del ingreso a nivel social y geográfico, el compromiso de construir una Argentina más justa.
Estoy absolutamente convencida de que de distintas historias y de distintas experiencias políticas, podemos confluir en esa Argentina nueva, diferente que todos nos merecemos. Sé que Bahía va a participar de esa Argentina porque ella va a ser también parte y protagonista de esa Argentina. Muchas gracias y buenas tardes a todos”.

facebook
Twitter
Follow
2009-06-20 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp