©Todos los derechos compartidos

El arte de recortar

El arte de recortar
Que se cumpla la ley

Dos de los cuerpos artísticos del sur, dependientes del Instituto Cultural
de la provincia de Buenos Aires, manifestaron que atraviesan un año de
incertidumbre en materia presupuestaria, escasa planificación y desarrollo
de sus actividades y precarias condiciones laborales.

Mientras que desde la Orquesta Sinfónica se ha advertido que parte de sus
componentes “no existen como músicos” y son contratados como
monotributistas, los representantes del Ballet del Sur, con alguna ventaja
en la resolución de sus peticiones, denunciaron que la “falta de gestión” y
el “desconocimiento” de las autoridades impidieron que el público de la
ciudad y la región disfrute sus presentaciones.
La ley que rige a los organismos en cuestión manifiesta claramente, en su
artículo segundo, que “la provincia tiene la obligación irrenunciable de
invertir en el área cultural, garantizando a través de las asignaciones
presupuestarias la preservación, enriquecimiento y difusión del patrimonio
cultural y el funcionamiento de los organismos a los que hace referencia”.

La misma musiquita
Adriana Fernández, intérprete de flauta piccolo de la orquesta local,
comentó a EcoDias que la situación actual del personal contratado se
originó a fines de 2006 cuando “se jubila masivamente a 12 compañeros”.
En marzo de 2007 estos músicos dejaron sus puestos, se realizó una prueba
de alcance nacional e internacional y se cubrió casi la totalidad de los
cargos con artistas locales, nacionales y extranjeros.
“Tenemos ocho personas con un tipo de contratación que es inédita en la
historia del organismo. Se llama de locación y servicios, son
monotributistas en realidad. Desde el punto de vista del personal ellos no
existen como músicos de la Orquesta”, aseguró la vocera del grupo reunido
frente al Teatro Municipal.
Los contratados bajo el amparo de la Ley de Emergencia Económica tienen
todas las obligaciones laborales como músicos pero no pertenecen a los
respectivos planteles con lo cual no pueden hacer ningún tipo de reclamo y
cobraron cuatrimestralmente -“con estos atrasos”- si bien julio/octubre que
vence por estos días, no ha sido depositado.
Por esta irregularidad, “algunos compañeros han tenido que volver a sus
ciudades o países de origen ante la imposibilidad de mantener el alquiler
de sus viviendas entre otras necesidades elementales para vivir dignamente.
Otros directamente ante esta situación y mejores ofertas laborales, han
renunciado, tal es el caso del concertino principal y la solista de
violoncello, cargos difíciles de cubrir”.
“Ayer cuando llegamos al Teatro la noticia era que no les renovaban el
contrato para noviembre y diciembre con lo cual complica totalmente el
final de la temporada de la orquesta, y es muy grave, nunca había sucedido.
Era la incertidumbre de saber en qué momento se arreglaba la cosa para
funcionar”, dijo Fernández.

Funcionarios magos
Esa misma jornada, tras una reunión entre los músicos y el coordinador de
los organismos artísticos del sur, Juan Albanesi, la solución provino tras
un llamado a La Plata. “Esa no renovación por falta de presupuesto se
revirtió mágicamente en poco tiempo y dicen que el 7 de noviembre les
pagarían hasta el mes de septiembre y unos días después el mes de octubre”.
Además, les pidieron un tiempo para buscar algún tipo de procedimiento para
llegar decorosamente al fin de la temporada y les anunciaron que “estaban
preparando los papeles para hacerles firmar en algún momento el contrato de
noviembre/diciembre”.
“Todo esto, por el momento es de palabra, lamentablemente las noticias a lo
largo de todo este tiempo y ya desde hace algunos años atrás jamás vienen
por escrito. Con el peligro de que te digan una cosa y después capaz que no
sucede, esperemos que sí”, se esperanzó la flautista.
En limpio, el pedido de los trabajadores de la orquesta es la
titularización de sus compañeros que, por otra parte, “han rendido una
prueba con todas las de la ley”. Y con respecto al presupuesto, si bien la
Sinfónica tiene asignado el suyo, “lamentablemente nunca llega en su
totalidad, siempre pasa que en la segunda mitad del año está la zozobra de
que no llega el dinero o que se organiza determinado espectáculo, entonces
tienen que llamar a La Plata y decir necesitamos tanto dinero”.

Bailando por un sueño
Un panorama un poco más alentador es el de los integrantes del Ballet del
Sur que luego de sortear varios obstáculos que les deparó el 2008, parecen
reencausar sus tareas. El análisis final, según el delegado gremial de Ate
Walter Coppa, perfila que “en el año tuvimos solamente ocho presentaciones,
de las cuales las últimas fueron en Bahía y las otras en el interior de la
provincia”.
Ya en los primeros meses plantearon el “difícil contexto” en el cual se
iban a manejar “por la falta de director y del Teatro Municipal” -cerrado
por un período de restauración-, e hicieron un proyecto laboral donde
“tenía mucha implicancia la región del sudoeste bonaerense y la provincia
en general”.
“El planteo era un desarrollo interesante pero desgraciadamente no vimos
reflejado en hechos las acciones que pedimos aunque (las autoridades)
estuvieron de acuerdo y les pareció muy rica la propuesta”, recordó Coppa.
Sucedió una serie de reclamos en las convenciones colectivas de trabajo, en
el gabinete del Instituto Cultural pretendiendo también cubrir las
necesidades de director, de maestros y coreógrafos invitados. “Esto
medianamente ahora se está haciendo real, se hizo el llamado a concurso
para el director del Ballet, ya estamos trabajando con un maestro invitado
que está oficiando también de coreógrafo y va a montar algunas obras”,
reconoció.
Las propuestas de actuar en escuelas -“donde no se necesita un alto costo
presupuestario”- después de largas charlas fueron aceptadas porque les
permitiría llegar a muchos jóvenes para incentivarlos en la danza clásica.
En cuanto a las causas de las problemáticas, el delegado explicó que “en sí
el presupuesto es uno más de los recursos de una gestión y, para mí, la
causa principal es la falta de gestión, además hay un desconocimiento
importante y tiene que ver con las acciones que realizan los organismos”.
Los bailarines se sentían “discriminados” económicamente por el Instituto
aunque este año consiguieron una mayor presencia dentro de las propuestas,
por ejemplo, la participación en paritarias y las reuniones con el
presidente del Instituto Cultural provincial.
“Creo que para el próximo año está proyectado un cambio pero igualmente
esta administración es nueva y me parece que entró a un panorama del cual
no tenía mucho conocimiento y esa es la crítica mayor que tendríamos que
hacerle. En sí están aprendiendo más de nosotros, que las puertas que ellos
tendrían que abrir como funcionarios públicos especializados en la
materia”, se quejó Coppa.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp