©Todos los derechos compartidos

Dos más a Petrobrás

Dos nuevos derrames de hidrocarburos quedaron registrados en la historia de la empresa brasilera Petrobrás en nuestra ciudad. El primero de ellos se produjo la tarde del jueves 28 de febrero en la planta del área portuaria-industrial dejando una mancha de cincuenta metros por seis en los terrenos aledaños al oleoducto. Municipalidad y Provincia infraccionaron a la petrolera. Tres días después se rompían otra vez los caños que unen Loma Paraguaya con Puerto Galván desparramando fueloil por la zona. Municipalidad y Provincia clausuraron el oleoducto.
Gabriel Matarazzo, titular del Sindicato Petrolero y Gas Privado, como tantas veces en 2007, dijo a EcoDias que se trata de la misma receta: “Tiene como ingrediente principal una falta total de presupuesto. Al decir de las empresas, su falta de rentabilidad hace que no inviertan un solo centavo y como venimos denunciando año tras año, esto se traduce en una falta total de inversión en lo que hace a mantenimiento, lo cual hace que también se opere en condiciones inseguras y esta última semana vimos que en el transcurso de 48 horas la pinchadura de un oleoducto con posibilidades de contaminación a la ría”.

“Va a seguir pasando”
¿Qué fue lo que pasó? Según el secretario general de los trabajadores petroleros, hubo dos pinchaduras en el mismo caño con una distancia de unos cuarenta metros entre las mismas.
“En realidad son caños con una antigüedad de unos quince años con falta de mantenimiento. Todo lo que hace a fierros y chapas, para decirlo claramente, trae aparejado un mantenimiento que esta empresa no hace: no esta invirtiendo en reparar, en reponer y fundamentalmente en mantener. No sólo en los caños que salen de la refinería sino dentro mismo de la refinería”, aclaró.
Además, en el gremio se vive con preocupación el ajuste presupuestario traducido ahora en despidos de personal, que si bien hasta el momento no afectó a trabajadores bajo convenio, los pone “en estado de alerta por intenciones de achicar más, no sólo en Bahía Blanca sino en todo el país”. No manejan números concretos por no estar registrados en el sindicato pero aseguran que la cifra es “importante”.
“Nosotros no somos amigos de la clausura porque tenemos más de 250 trabajadores, solamente por mencionar los que están afiliados a este gremio. Sí somos amigos de medidas correctoras para que la empresa empiece a invertir, hemos hecho denuncias en este caso en el Ministerio de provincia, en cuanto a inspecciones a las áreas de Seguridad e Higiene se les dio un cronograma para empezar a reponer o reparar algunas cuestiones que venimos denunciando”, comentó respecto a las medidas que tendría que tomar el Estado.

Creer en Dios
“A Dios gracias, hasta ahora -reitero: solamente a Dios gracias- acá estamos sufriendo la pinchadura de un caño que genera y ocasiona graves trastornos por contaminación ambiental. Pero que no nos pase por favor lo que pasó en Puerto San Martín, en la ciudad de San Lorenzo (Santa Fe), donde no hubo que lamentar heridos ni muertes pero explotó un horno de nafta reformada y hace unos meses atrás se clausuraron un par de tanques en Dock Sud por contaminación de las napas y sí, lamentablemente va a seguir esa historia”, destacó Matarazzo.
Se puede leer sobre este echo en la versión digital del diario “La Capital” de Santa Fe el 19 de febrero: “Afortunadamente, el estruendo fue mucho más fuerte que las verdaderas consecuencias que tuvo la explosión, ocurrida en un horno de procesamiento de combustibles en la planta que la empresa Petrobrás posee en Puerto General San Martín, 40 kilómetros al norte de Rosario, ya que no hubo víctimas ni heridos”.

¿Dónde está el combustible?
En todos los medios de comunicación de país se destaca la escasez de combustibles entre los primeros titulares. Para Gabriel Matarazzo, los problemas de las petroleras “son todos hijos de una misma madre”: su supuesta baja rentabilidad en el país, situación agravada cuando “aumentaron las retenciones a la exportación de combustibles líquidos de un cinco a un 45 por ciento”.
Si bien habría algunos productos como el gasoil que no se estarían exportando, el dirigente explicó que “el país está creciendo desde hace unos años a un promedio de siete, ocho, nueve por ciento anual, y esto obviamente genera un mayor consumo, sin embargo no se incrementó la capacidad de refinación de petróleo en ninguna refinería de este país”.
“Por otro lado, están exportando lo que ellos llaman productos que normalmente no se consumen en el país, algún tipo de nafta pesada, fuel oil, bunkers, pero en realidad el fondo de la cuestión es que la capacidad de refinación no se ha incrementado y obviamente un país que está creciendo, que se está moviendo, ni que hablar con el campo, genera una demanda que la oferta en combustible no satisface en lo más mínimo”, agregó Matarazzo.
El gremialista opinó que “el Estado tiene que generar pautas claras como para que las empresas puedan invertir también, es cierto que si de golpe y porrazo vos incrementas las retenciones a la exportación en un 40 por ciento –no me quiero poner del lado de las empresas ni mucho menos- es cierto que te genera reglas del juego poco claras. En este sentido sí tiene que intervenir el gobierno como para que el sector realmente invierta”.
“En cuanto a su política de precios, el poder de policía que están ejerciendo sobre las estaciones de servicio hace que por atrás te falte el producto. Aparte hay dos países, uno en Capital Federal donde vos podés comprar el gasoil a 1,80 y cruzas la General Paz y lo tenes desde 1,90 hasta 2,30 o 2,40 para los vehículos: no quiero pensar el campo a cuánto puede estar comprando el gasoil”, finalizó.

facebook
Twitter
Follow
2008-03-07 23:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp