©Todos los derechos compartidos

De pura CEPA
La Cooperativa Eléctrica de Punta Alta cumplió en julio pasado sus primeros 85 años de vida. Pasado, presente y futuro de una entidad que ha diversificado los servicios en favor de la comunidad rosaleña.

La Cooperativa Eléctrica de Punta
Alta cumplió en julio pasado sus primeros 85 años de vida. Pasado, presente y
futuro de una entidad que ha diversificado los servicios en favor de la
comunidad rosaleña.

En el
mes de julio pasado, la Cooperativa Eléctrica de Punta Alta (CEPA) cumplió 85 años
desde su fundación, ocurrida en 1926 por iniciativa de un grupo de vecinos que
querían proveerse un satisfactorio y accesible servicio en la materia, hasta
entonces ofrecido por el monopolio del ramo Ítalo.
Con motivo del aniversario, a finales de mes se realizó en esa ciudad el Tercer
Encuentro Intercooperativo de la Federación de Cooperativas de Electricidad y
Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires (Fedecoba), que incluyó una
posterior reunión ampliada abierta a representantes de las entidades asistentes
y una jornada técnica destinada al personal jerárquico de las mismas.
Sobre estos temas, EcoDias dialogó con el presidente del Consejo de
Administración de la CEPA Juan Munuce. El cooperativista trazó además un breve
balance histórico sobre el devenir de la institución y se refirió al conflicto
suscitado por la decisión municipal de permitir un nuevo cableado a la empresa
monopólica Cablevisión.

Inicios con principios
“En el ‘26 un grupo de vecinos decidió empezar a discutir cómo prestarse por
sí mismos un servicio básico como el de la electricidad, y empezaron a gestar quizás
sin quererlo ni saberlo la primera Cooperativa de Servicios Públicos de
Latinoamérica, basándose en el compromiso de cada uno por lo que podían aportar
por sí mismos”, narró Munuce sobre los comienzos de la CEPA.
La primera respuesta de la Ítalo -el monopolio imperante en la época- fue el
corte del servicio a Nicoliche, el impulsor de las primeras reuniones. “Los
vecinos se congregaron y fueron en masa a quejarse, con lo cual se terminó
reponiendo el servicio. Un tiempo más tarde, en el ’27, se empieza a generar
electricidad y para entonces la Ítalo, como los industriales panaderos apoyaban
la formación de la Cooperativa, decide regalar el pan. Y la gente, como
respuesta, sigue comprándolo en sus panaderías habituales”, subraya el
dirigente.
Pasaron los años y, entre otros logros, se consiguió pasar de la corriente
alterna a continua. En dicha oportunidad, las cajas de crédito “facilitaron
créditos a los vecinos para que pudiesen adecuarse a las nuevas normas vigentes
en electricidad”, recordó Munuce.
En 1979 se habilitó el servicio de sepelio para los asociados y su grupo
familiar. En su rica historia, la CEPA supo de otros emprendimientos como
fábricas de hielo, ataúdes y postes para el alumbrado público.
Más adelante, la apuesta pasó por la generación de energía eólica. Para ello se
instalaron generadores en el camino a Pehuén Có y en las afueras de Punta Alta.
De esta manera, el de la CEPA fue el primer parque eólico y de mayor porte de
la provincia.
En 2005 se comenzó a prestar el servicio de internet de banda ancha que hoy
tiene cinco mil asociados, con lo que la CEPA se convirtió en el mayor
prestador cooperativo del servicio en la provincia.
Un año más tarde, después de una licitación pública y en asociación con el
Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, se transformó en concesionario
de una zona franca a nivel mundial. “Yo lo digo como presidente, pero también
lo dicen las cooperativas de toda la provincia: la Cooperativa de Punta Alta
está siempre en la cresta de la ola”, se enorgulleció Munuce.

Celebración con invitados
A finales del mes que marcó el aniversario de la CEPA, se desarrollaron las
actividades que involucraron a la Fedecoba. El 28 de julio tuvo lugar la
reunión del Consejo de Administración de la entidad, en tanto que un día
después se realizó la reunión ampliada, de la que participaron más de cuarenta
cooperativas asociadas del territorio bonaerense. “Incluso tuvimos el
privilegio de tener la concurrencia de cooperativas no asociadas a Fedecoba,
que lo hacen porque saben del compromiso nuestro con la formación del personal
técnico o jerárquico”, resaltó el anfitrión.
las deliberaciones enmarcadas en la mencionada reunión tuvieron como escenario
a las instalaciones de la Biblioteca Popular “Juan Bautista Alberdi”
puntaltense y estuvieron presididas por Ariel Guarco, titular del Consejo de
Administración de Fedecoba.
Máximo referente de la Cooperativa Eléctrica de Coronel Pringles, Guarco había
sido electo a principios de ese mes como nuevo presidente de la Confederación
de Cooperativas de la República Argentina (Cooperar), novedad que fue
comunicada a los presentes.
“Además de ser un luchador del tema cooperativo desde siempre, es un amigo
personal y de la Cooperativa, al que consultamos en cualquier oportunidad en
que fuese necesario”, definió Munuce.
La jornada de actualización técnica, mientras tanto, se desarrolló en el marco
del programa “Saber Más” de Fedecoba y estuvo dirigida a gerentes
administrativos, secretarios, auxiliares de administración, contadores,
tesoreros, asesores legales y síndicos de las entidades participantes. Como
disertantes obraron representantes y profesionales del estudio Ottonello
Panisse y del Banco Credicoop.

Otra traba
Casi en simultáneo con la agenda cumplida en territorio puntaltense, el
juez federal en lo Civil y Comercial Edmundo Carbone ordenó suspender el
cumplimiento del artículo 30 de la nueva Ley de Servicios de Comunicación
Audiovisual. El mismo va en sentido opuesto al artículo 45 de la Ley de
Radiodifusión promulgada por el dictador Jorge Videla, que prohibía a las
cooperativas el acceso a una licencia.
Carbone falló así en favor de un pedido de una empresa de cable de la localidad
cordobesa de Morteros, que objetó que la cooperativa de servicios públicos de
la ciudad implementara el ofrecimiento de televisión por cable a sus asociados.
Los argumentos a que dio luz verde Carbone se vinculaban a que “es probable
que, a mérito de las exenciones impositivas impuestas por ley, una cooperativa
obtenga ventajas que le permitan sostener un precio por el servicio que ha de
prestar”.
Aprovechando la oportunidad, EcoDias quiso conocer la opinión de Munuce sobre
el tema. “No me extraña la decisión del juez Carbone, que fue el mismo que
apañó al multimedios mediático
que venimos sufriendo. Es obvio que los argumentos que utiliza para objetar el
artículo 30 de la ley son los mismos que utiliza Cablevisión para objetar que
la Cooperativa Eléctrica de Punta Alta tenga acceso a una licencia de
televisión por cable”, consideró el cooperativista.
“Las cooperativas son generadas por las necesidades de su propia localidad, así
que estén beneficiadas con no pagar ingresos brutos, cuando esto beneficia a
toda la localidad”, argumentó.
Y respecto a la situación monopólica que se trata de superar desde la sanción
de la nueva ley, expuso un ejemplo como el del “canal Punta Alta Visión, que
tiene hoy fácilmente más de diez programas de componente puramente local, hecho
por jóvenes de la ciudad. Mientras estuvo el grupo Multicanal monopólicamente,
no desarrolló ni la mitad de los programas que hoy hacen, y que haya alrededor
de cien familias vinculadas a lo que es la televisión por cable, entre quienes
trabajan diariamente con los noticieros y los que aportan su creatividad”.

Cablevisión y sus cables
Bajo el argumento del mantenimiento de redes, la secretaria de Obras y
Servicios Públicos del municipio de Coronel Rosales, arquitecta Liliana
Luchessi, autorizó a la empresa Cablevisión la colocación de aproximadamente
cuatro nuevos postes por cuadra, que “afectan el desplazamiento normal y, como
están todas a la misma altura, el trabajo de parte de nuestros empleados en la
red eléctrica, un servicio público, básico y necesario”, se quejó Munuce. “Y
además, sin contemplar lo que es el impacto ambiental que producen en forma
visual y ni siquiera cómo afectan a las personas con discapacidad que andan por
las calles”, agregó.
“El argumento de esta gente es que nosotros nos negamos a ceder el uso de la
postación, cosa que no podemos hacerlo, pero además nunca lo pidieron. Y se
creyeron, tal como venían actuando durante muchos años, que eran los dueños de
la verdad, que hacían y deshacían a gusto. Un buen día la Cooperativa dijo ‘no’.
Por trabajar en las redes, porque OCEBA (Organismo de Control de Energía de la
Provincia de Buenos Aires) lo exige y la seguridad en vía pública es
responsabilidad del prestador”, subrayó.
“Para utilizar las redes de la CEPA vos tenés que tener un plan de trabajo, un
plan de seguridad e informarme qué vas a hacer sobre las redes, por si pasa
algo. Esta gente decidió no hacerlo y nosotros debíamos actuar en consecuencia:
denunciamos ante el OCEBA esta actividad y eso implicó que ellos decidan poner
postes por su cuenta, amparados en una decisión del municipio que por supuesto
no comparto y creo que es errónea”, opinó.
En cuanto a la respuesta que se piensa dar a la nueva situación, Munuce adelantó
que los abogados de la CEPA se encuentran estudiando la posibilidad de elaborar
y presentar un recurso de amparo ante la Justicia, a los efectos de frenar la ya
comenzada obra. La presentación giraría “en función de los riesgos que va a
implicar el no poder trabajar con los hidroelevadores desde la calle, el riesgo
para los empleados, y el de no poder dar respuesta en tiempo y forma al usuario
ante un problema en la red”.
Por otra parte, el cooperativista recordó que la CEPA viene implementando desde
hace años la política de sustituir progresivamente los viejos postes de madera
por los de cemento, en virtud de las superiores condiciones de seguridad que
ofrecen. “Sin embargo, a esta empresa la han autorizado a poner postes de
madera. Dudamos de su capacidad de duración en el tiempo, haciendo referencia a
que en Punta Alta todos los vecinos saben que cada vez que se cae un poste de
madera de otras empresas de servicios públicos, la que sale a sostenerlos es la
CEPA, por el riesgo que implican sobre la red eléctrica”.
En tal sentido, dos proyectos de ordenanza comenzaron su recorrido en el
Honorable Concejo Deliberante rosaleño. Uno, busca fijar las condiciones
efectivas de responsabilidad que caben a las empresas que disponen la
postación. El otro pretende fijar que, de ahora en adelante, la colocación de
nuevos postes deba pasar por el cuerpo legislativo para su aprobación.

Financiación para todos
En un tramo de su extensa charla con EcoDias, Munuce se refirió a los
proyectos de Ley de Servicios Financieros, que buscan reemplazar a la vigente
Ley de Entidad Financieras que también data de la dictadura.
“Desde el movimiento cooperativo creemos que así como en la época de la
dictadura de Onganía se dio una política de destrucción de las cajas de
crédito, la ley actual responde puramente a los intereses de los bancos o sus
dueños. Como dice un conocido mío: ‘los bancos te prestan un paraguas cuando
sale el sol y te lo piden cuando empieza a llover’”.
“Obviamente, la Ley de Servicios Financieros que se plantea es necesaria, es
una de las tantas deudas de la democracia”, resumió sobre su postura ante los
proyectos que buscan modificar la situación que se vive en la materia.




facebook
Twitter
Follow
2011-08-15 14:03:00
Etiquetas: Economía social.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp