©Todos los derechos compartidos

De espejismos y antipolítica
La historia se repite. Como en el 2013, están intentando mediáticamente hacernos creer que perdimos. Hubo en aquel momento, una operación que hizo aparecer al ganador en la Pcia. de Buenos Aires como el ganador en el país. Esta vez lo único que nos pasó es que no ganamos en primera vuelta, y eso jode claro, porque queríamos terminar rápido con la parodia y las operaciones de la mal llamada oposición. Pero ganamos. Como en las PASO.

La historia se repite. Como en el 2013,
están intentando mediáticamente hacernos creer que perdimos. Hubo en aquel
momento, una operación que hizo aparecer al ganador en la
Pcia. de
Buenos Aires como el ganador en el país. Esta vez lo único que nos pasó es que
no ganamos en primera vuelta, y eso jode claro, porque queríamos terminar
rápido con la parodia y las operaciones de la mal llamada oposición. Pero
ganamos. Como en las PASO.

Las parodias y operatorias de todo orden, difamatorias, criminales,
escandalosas, agraviantes, patéticas, delictivas, falsarias, inhumanas,
despreciativas de la condición humana, fueron armas asesinas en lugar de
utilizarse las herramientas de la dignidad política. Hasta instalaron en muchas
cabezas vacías, que los violentos éramos los que apoyábamos al Proyecto o
nuestros dirigentes, si respondíamos con las verdades que no estaban escondidas
sino a la mano de cualquier bien pensante, aunque no compartiera el ideario
gobernante. Solo era cuestión de pensar, de razonar, de revisar lo que la calle
mostraba, escuchar otras voces ni siquiera oficialistas, solo poner el oído en
el pueblo despojado que había salido a ocupar la calle durante los 90 y en el
2001, y que recibía la alegría de volver a ejercer sus derechos. Pero no
quisieron, prefirieron creer en sus propios verdugos. A los que le robaron sus
ahorros, para que ese gobierno que estigmatizaron se los devolviera, pero ellos
como si nada. A los que les pagaban con papeles sin valor, por trabajar 14 0 15
horas por día, sin seguridad alguna. A los que los sometieron a malvender su
pocas cosas, o a intercambiarlas por otras necesidades. La amnesia, la
indignidad, el síndrome de Estocolmo, la degradación, y tantas otras plagas les
ganó el pensamiento. Ahora la irresponsabilidad de los desagradecidos, ganados
por el odio de los opresores, nos pone a todos en riesgo, solo basta recorrer
la historia porque no es la primera vez. Parecen no escarmentar, parecen
aprendices de masoquismo, parece que les gusta ser violados por los mismos que
violaron los derechos humanos durante la dictadura, y a los que tampoco quieren
juzgar y reclaman por ellos amoralmente, haciendo el juego de los que no
reparan en nada si se trata de su poder y su ambición. En la Bahía lo hicieron
legitimando con la honorabilidad que representa el voto y por primera vez en su
historia, a un candidato del poder golpista local, impulsado y representado por
una de sus figuras destacadas aún libre e impune, Vicente Gonzalo Fue Mi Mamá
Massot, en su empleado destacado, Hector Gay.
Sin embargo y a pesar de esta misma desvergüenza, de operatorias encubiertas de
los que se creen elegidos por el
peronómetro, se manifestó el emergente de un dirigente como
Marcelo
Feliú, hacedor de nuevos derechos en sintonía con la
línea del Proyecto Nacional que nos legó Néstor Kirchner en la legislatura de
la
Pcia. de Buenos Aires, marcando una fuerte impronta que
ha quedado como una marca indeleble hacia adelante cuando este escándalo
electoral pase en no más de los cuatro años que establece la Constitución.
Cuatro años que serán para ellos una pesadilla, y en esa pesadilla estaremos
los que seguimos soñando, esperando y luchando por la Bahía de la Esperanza,
que también nos busca hace muchos años plena de la dignidad, el respeto, y la
justicia que nos merecemos y merecen las generaciones por venir.

Pero aún falta el cierre. Nada terminó ni
terminará así porque sí. El 22 de noviembre de 2015 habrá de hacerse realidad
aquello de que no hay dos sin tres, porque ganamos las PASO, ganamos el 25 de
octubre, y habremos de ganar ese día. Creemos, a pesar de esos que asumen el
espejismo de haber ganado, que los pueblos no se suicidan. No está en nuestras
convicciones la posibilidad de que vuelvan los que nos enterraron en vida.
Al igual que
Nestor Kirchner, que partió hace cinco años, no vamos
a rematar nuestras convicciones ni ceder un tranco de pollo a los enemigos de
las clases populares y sus luchas. Cuando decimos que vamos por todo, vamos por
todo, lo hemos hecho en otros tiempos históricos. Nos lo demandan los que aún
no llegaron, y es el Proyecto Nacional el único que puede incluirlos. Nos lo
demandan los compañeros que cayeron. Nos lo demandan nuestros 30000. Nos lo
demandan nuestras Abuelas y cada nieto que aún espera que lo encontremos. Nos
lo demanda la lucha
inclaudicable de nuestras Madres. Nos lo demandan nuestros
propios sueños. Nos lo demanda la profunda convicción histórica y permanente,
de saber con certeza que la lucha es siempre HASTA LA VICTORIA.

Eduardo A. Hidalgo
Ex Detenido Desaparecido
Actual Secretario General
Asamblea Permanente por los Derechos
Humanos de Bahía Blanca

facebook
Twitter
Follow
2015-11-03 00:00:00
Etiquetas: Política.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp