©Todos los derechos compartidos

Con sede propia

Luego de varios vaivenes y mudanzas, El Nido, Centro de Prevención y Asistencia de la Violencia Familiar, se estableció en el local N° 2 del Mercado Municipal, frente a la Plaza del Sol.

El Nido es una de las instituciones más reconocidas en el ámbito local. Es una organización no gubernamental sin fines de lucro que trabaja en la problemática de la violencia familiar. Sus tareas consisten en asistir a la mujer maltratada, al hombre violento, a niños y adolescentes víctimas y testigos de situaciones de violencia familiar.
La licenciada en Psicología Claudia Crudele, presidenta de la institución, recibió a EcoDias para hacer un racconto de la actividad y presentar la nueva sede.
El Nido trata todo tipo de violencia, desde la física, hasta la verbal, sexual, psicológica y económica.
“A principios del año 2009 la Cooperativa Obrera nos pide las instalaciones donde estábamos funcionando desde el año 2004. Y ahí empezó nuestro largo recorrido. El que hoy por hoy estemos inaugurando este nuevo espacio es producto del esfuerzo de andar y andar, de llamados telefónicos, y de muchas entrevistas. Al mudarse el HCD dejó las instalaciones del mercado y obtuvimos este local después de algunas complicaciones surgidas por esta cesión y que pudimos solucionarlas”, explicó Crudele.
Junto al logro de contar con un lugar definitivo para el trabajo cotidiano, se suma la posibilidad de acceder de tener un espacio “donde disponemos de libertad horaria y de la unificación de los distintos servicios pudiendo funcionar admisión, grupo y reuniones de la institución paralelamente además de poder realizar algún tipo de evento sin el apremio de buscar un lugar para poder realizar estas tareas”.
Las funciones que cumple esta institución se pueden dividir en tres momentos. Primero, la persona, generalmente una mujer, que se acerca, tiene una entrevista de admisión y de allí se la deriva al apoyo psicológico, a través del grupo de autoayuda; en caso de ser necesario, pasa a recibir la orientación judicial. Todo a cargo de profesionales especializados.
La admisión que se realiza en las sedes de El Nido es el primer contacto que tiene la persona con la institución donde se escucha, contiene y asesora a la persona que atraviesa una situación de violencia.
El equipo de El Nido está integrado por 22 personas voluntarias, y en la actualidad se está preparando a 17 personas en calidad de pasantes.
“El número de personas en nuestra institución oscila año a año ya que el trabajo es voluntario, y al ser voluntario complica el sostenerlo durante un tiempo prolongado; lo cuál no quita el compromiso que mantenemos muchas personas en Nido desde hace muchos años”.
A este nuevo logro, se le suma la sede que funciona en Tarija 1350 del Barrio Spurr y al espacio con el que cuentan en el Hospital Penna en el pasillo 5, consultorio 3.
En cuanto a proyectos, Crudele aclaró que “más allá de nuestra tarea habitual preventiva y asistencial que día a día vamos aprendiendo en base a los errores y mejorándola si es necesario. Nuestro sueño fundamental es tener nuestro Nido propio, una casa que nos posibilitará unificar aun más nuestros servicios y realizar otros tipos de actividades que hoy cuesta concretarlas, como por ejemplo un ciclo de cine para trabajar la problemática que abordamos, charlas y talleres abiertos a la comunidad; ampliar el horario de atención; o la formación de voluntarios dentro de la organización”.

Agradecimientos
En un momento de logros, no podían faltar los agradecimientos, principalmente a los voluntarios que día a día llevan adelante la tarea de asistir y contener los casos que llegan a la institución. “A las autoridades que supieron reconocer nuestra trayectoria y labor para otorgarnos este nuevo espacio, a instituciones como ACOAS que nos donó un subsidio con el cual pudimos restaurar el lugar. Y a todas las personas que en algún momento estuvieron y participaron y hoy se han retirado, o ya no están más con nosotros físicamente, pero desde algún lado nos siguen guiando y dándonos una mano. Tampoco quiero dejar de agradecer a cada una de las familias de los que trabajamos en Nido porque entienden nuestra labor y tiempo dedicado a la organización: sin ellos no sería posible. También a todas las personas que apuestan a pedir ayuda diariamente sabiendo que se puede vivir de otra manera que no sea a través del maltrato”.
 
¿Dónde?
A partir de noviembre, la admisión será los lunes, miércoles y viernes de 9.30 a 11.30 hs. y de 16 a 18 hs. en el local nº 2 del Mercado Municipal, frente a la Plaza del Sol.
También cuentan con un espacio de atención en el Hospital Penna -pasillo 5, consultorio 3-, los días martes de 9.30 a 11.30 hs. y se suma la atención en Tarija 1350, todos los primeros y terceros miércoles de cada mes de 9.30 a 11.30 hs. El teléfono de la Unidad Sanitaria de Villa Serra es el 456-0139.
Para contactarse con El Nido los teléfonos son (0291) 456-6645 y 154-069 771.

facebook
Twitter
Follow
2010-11-19 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp