©Todos los derechos compartidos

Celebrar con nuevos espacios
El sábado 2 de julio pasado tuvo lugar un acto donde se celebró el Día Internacional de las Cooperativas. Contó con la asistencia de empresas sociales de una amplia región e incluyó la inauguración de una biblioteca en el lugar, además de la distinción de dos pioneros del cooperativismo en la ciudad.

El sábado 2 de julio pasado tuvo
lugar un acto donde se celebró el Día Internacional de las Cooperativas. Contó
con la asistencia de empresas sociales de una amplia región e incluyó la
inauguración de una biblioteca en el lugar, además de la distinción de dos
pioneros del cooperativismo en la ciudad.

Con orígenes modernos que se sitúan en Inglaterra y hacia 1844, desde 1923 el
cooperativismo celebra su día el primer sábado del mes de julio de cada año.
Así lo determinó, en esa fecha, la Alianza Cooperativa Internacional. En 1992,
la Organización de Naciones Unidas se sumó al criterio, adhiriendo a la
celebración.
Ese fue el motivo por el que el sábado 2 de julio pasado se llevó a cabo en
nuestra ciudad un acto protocolar que reunió a cooperativistas de toda la
región y tuvo como escenario el Salón de Actos de la Cooperativa Obrera ubicado
en Zelarrayán 560.
El acto incluyó la entrega de una distinción a uno de los más destacados
miembros de la entidad, Ángel Pilotti, a la vez que marcó la oportunidad para
realizar la formal inauguración de una biblioteca abierta al público en dicha
sede, que lleva el nombre de Víctor Maronna, recordado cooperativista. En un
mediodía marcado por los libros, se presentó además un volumen que registra el
historial de distintos emprendimientos sociales de este tenor a lo largo del
país.
Entre otras autoridades presentes en la celebración se encontraban el
representante de la Organización Provincial de Desarrollo Sustentable, Pablo
Suárez, y el delegado regional de la Secretaría de Participación Ciudadana de
la Provincia de Buenos Aires, Diego Czerniecki. Los intendentes Cristian
Breitenstein y Néstor Starc, de Bahía Blanca y Coronel Rosales, respectivamente,
se excusaron por su ausencia. En el caso de Starc, por conmemorarse en ese
momento un nuevo aniversario puntaltense.

Desde la historia al presente
La presentación del acto estuvo a cargo del secretario de la Asociación
Intercooperativa Regional (AIR), contador Juan Carrizo, quien comenzó con una
cita del escritor español Miguel de Cervantes, que “ha dicho que ‘la pluma es
lengua del alma’. Nosotros podemos agregar que los libros las encuadernan y los
desalmados las queman. Pero, pese a eso, las ideas no se matan”.
La alusión a la figura de Domingo Sarmiento, en el año del bicentenario de su
nacimiento, le permitió recordar que el ex presidente sanjuanino ya había adelantado
en sus escritos acerca las bondades que el sistema cooperativa implica, al
tiempo que resaltaba la importancia de la generación de espacios de aprendizaje
y pensamiento como, por caso, las bibliotecas.
Por ello, consideró que “es un acierto que, en adhesión al Día Internacional de
las Cooperativas, se habilite en esta sede una biblioteca que es fruto de la
integración”.
A la inauguración del nuevo espacio, que funcionará diariamente en el edificio
de Zelarrayán 560, se refirió el gerente de Cultura y Acción Comunitaria de la
entidad, Enrique Moreno.
En su presentación, prólogo a la inauguración de la biblioteca, Moreno se
remontó a los orígenes del cooperativismo moderno e indicó que “aquellos
pioneros de 1844 no buscaban solamente paliar sus dificultades económicas, sino
también las sociales y culturales, como quedó reflejado en uno de los
principios que elaboraron, que sostenían la educación continua”.
“Por esa causa, cinco años después de constituidos, crean el primer núcleo de
lo que se llamó Departamento de la Educación, fundando una biblioteca que en
poco tiempo llegó a tener cinco mil volúmenes de libros”, historió.
“Dicha decisión no fue casual, ya que una biblioteca es, ante todo, un lugar de
aprendizaje, encuentro y comunicación, que permite, fundamentalmente a los
sectores de bajos recursos tomar contacto con el conocimiento y fomentando
además la difusión de las ideas y su libre debate”, consideró, antes de
presentar formalmente la iniciativa de dejar inaugurada la biblioteca
cooperativa “Víctor Maronna”.
A la misma podrán acceder todos los asociados, dirigentes y empleados de la
entidad, “con el único requisito previo de gestionar el carnet que los
acredite”. Maronna fue el primer gerente de la Cooperativa Obrera, de la que
incluso llegó a ser presidente. Era entonces un joven inmigrante italiano de
veintitrés años, que trabajaba como albañil. En la sala se encontraba una nieta
del cooperativista, quien participó junto al presidente del Consejo de
Administración de la Cooperativa Obrera, Rubén Filotrani, del descubrimiento de
la placa que indica la existencia de la flamante biblioteca.
“Esperamos que se convierta en un sitio privilegiado de la difusión de los
valores y principios cooperativos de nuestra entidad”, afirmó Moreno.

Todos los colores
Rubén Filotrani, también titular de la Asociación Intercooperativa
Regional, se refirió a la importancia de la fecha en el calendario de las
empresas sociales.
En su alocución, Filotrani consideró como “una fecha de alta celebración” el
día conmemorado el sábado 2 de julio y entendió que estaba “destinado a poner
de relieve las virtudes de su doctrina, asentadas en valores y principios con
plena vigencia”.
“Junto con las mutuales, que visten nuestros mismos colores del arco iris, las
cooperativas aportan un movimiento económico que se aproxima al 9 por ciento
del Producto Bruto Interno del país, involucrando en su conjunto a unos quince
millones de compatriotas”, precisó.
En tal sentido, marcó que “nuestra Asociación Intercooperativa Regional es un
aporte original en materia de integración cooperativa horizontal, y desde 1964
nuclea a cooperativas de distintas ramas y se integra, a su vez, en la
Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar)”.

Homenajes y libros
Durante el acto, se procedió a homenajear al cooperativista Ángel Pilotti,
quien en palabras de Filotrani “ha dado cabal ejemplo de renovada juventud en
cada lucha emprendida a lo largo de toda su vida”.
En virtud de su trayectoria, Pilotti recibió una placa recordatoria de parte de
la Cooperativa “Ángel Borlenghi” quien lo incorporaba así como asociado
vitalicio. “Necesita el movimiento cooperativo que se conozca que dentro de
nuestras organizaciones hay referentes de una valía inconmensurable”,
reflexionó su presidente, Vicente Ferrer, antes de hacer entrega de las
distinciones previstas para el nonagenario cooperativista.
Por otra parte, y como continuidad de la jornada, se presentó en la sala el
libro “Economía social, desarrollo e inclusión”, una compilación a cargo del
contador Mario César Elgue. Uno de los capítulos  del volumen detalla la historia de la propia
Cooperativa Obrera bahiense.
 

facebook
Twitter
Follow
2011-07-11 10:49:00
Etiquetas: Economía social.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp