©Todos los derechos compartidos

Cancer de próstata

Cancer de próstata
Mejor controlarse a tiempo

Qué es. Cómo se cura. Cómo se puede prevenir. En qué momento.
De cómo los varones deben estar atentos al segundo cáncer más frecuente
después del de pulmón.

Así como el cáncer de mama constituye una preocupación para las mujeres, el
de próstata lo es para los varones a determinada edad de la vida.
Ambos requieren de mucha atención. En el caso del de próstata, si se lo
descubre tempranamente tiene más posibilidades de curación.
Hablaremos entonces del cáncer de próstata, ese que empieza a preocupar a
los hombres a partir de los cincuenta años aproximadamente, aquel que, como
su nombre lo indica, se produce en el tejido prostático y que, luego del
cáncer de pulmón, es el segundo más frecuente en los varones.

Prevención a través del chequeo
Para referirnos al cáncer de próstata y a la forma de prevenirlo, tenemos
que dividir los pacientes en dos grupos. Primero, aquellos que cuentan con
antecedentes familiares en esta enfermedad ya que estas personas deben
realizarse un control a una edad más temprana que la habitual. Y aquellos
que no cuentan con esos antecedentes, es decir que no tienen factores de
riesgo: tienen que empezar con los análisis a partir de los cincuenta años.

Damián Borelli, médico urólogo del hospital Penna (Mat. Prov. 1891), agrega
respecto a pacientes del primer grupo: “Cuando se tienen antecedentes
familiares como un padre, tío o hermano con este cáncer, debemos comenzar
un poco antes los chequeos, por lo menos cinco o diez años antes que los
pacientes sin antecedentes”. ¿Qué tipo de control realizan los médicos para
detectar si existe la enfermedad o no?: “El chequeo consiste en un examen
digito rectal, hacer un tacto rectal para tocar la próstata para ver si
tiene algún grado de irregularidad, si es normal, qué tamaño tiene, si
tiene alguna zona de mayor densidad, de mayor consistencia, siempre
comparando los dos lóbulos, o si es una próstata totalmente normal”. Días
después al paciente se le realiza un examen de sangre de PSA (Antígeno
Prostático Específico),que arrojará un valor que puede ser normal o no:
“Habitualmente se tomaba como valor normal menos de 4, ahora se ha bajado a
2,5 y se pide además del PSA total, un PSA libre para ver si de ese 2,5 a 4
hay patología o no. Habitualmente con menor de 4 con un tacto normal, lo
podemos catalogar como un paciente normal que se va a controlar dentro de
un año”.

De causas y síntomas
Según el médico, no se conoce una causa específica que nos lleve a explicar
qué es lo que desencadena el tumor. Sí se puede decir que tiene que ver con
la testosterona que está directamente relacionada con la hormona masculina
en sangre. También se podría hablar de alguna carga genética y de allí la
necesidad de controles más tempranos, pero todavía no se ha descubierto una
causa en sí. De allí la importancia de que todos los hombres mayores de
cincuenta comiencen con los chequeos.
Respecto a los síntomas, no son del todo específicos “porque el paciente
puede tener un adenoma de próstata -o sea un tumor benigno dentro de la
próstata- que cause los mismos síntomas que un cáncer de próstata.
Asimismo, cuando aflora un síntoma quiere decir que puede ser un cáncer de
por sí avanzado. Por eso siempre hay que hacer los controles cuando el
paciente se siente normal porque es la única chance de que si descubro un
cáncer se pueda hacer una curación con una cirugía o algún tratamiento”.
Así y todo puede producir síntomas habituales como disminución del chorro
de orina, ardor al orinar, chorro entrecortado y síntomas más avanzados
como sangre en orina, dolores óseos y fracturas patológicas, aquí es
avanzado porque cuando el cáncer da metástasis generalmente lo da en los
huesos: “Las células cancerosas se pueden distribuir a otras partes del
cuerpo, por lo general huesos y ganglios linfáticos, son los dos sectores
más ávidos. Cuando está en hueso hay metástasis, ya está diseminado, no da
para un tratamiento local como una prostactectomía radical, o sea sacarle
la próstata, porque le estamos dejando tumor en el hueso. Tenemos que hacer
un tratamiento un poco más general, hormonoterapia, quimioterapia o lo que
fuera, como para abarcar el resto de las células”.

Tratamientos y posible cura
“Lo podés tener durante mucho tiempo sin saber que lo tenés”, dice el dr
Borelli e insiste con el tema de los controles tempranos debido a que es
una gran posibilidad de detectarlo y da más posibilidades de actuar en
cuestión. Cuando el cáncer está avanzado ya no hay chances de curación y se
realizan tratamientos para frenar el cáncer: “Hay un alto porcentaje de la
enfermedad, el 70 u 80% viene con la enfermedad avanzada, es mucho. Cuando
vemos pacientes que consultan por otra cosa, tratamos de hacer los chequeos
prostáticos y así a veces hemos descubierto casos en forma temprana. Pero
por lo general si vienen por la consulta, es un cáncer avanzado”.
Respecto a la cura del cáncer, Borelli explicó que es posible si se opera o
se realizan rayos a tiempo: “A partir de ahí puede hacer una vida
completamente normal. Si se opera puede tener alguna chance más de un
efecto colateral de la cirugía que es la incontinencia de orina y una
disfunción sexual eréctil porque los nervios de la erección van pegaditos a
la próstata. Después, una vida completamente normal”.
Acerca de la edad más frecuente para adquirir la enfermedad, por lo general
es entre los 70 y 80 años y la edad también es un dato importante para los
tratamientos a seguir: “Son distintos según la edad y la co-morbilidad del
paciente, o sea si el paciente está en buen o mal estado y depende del
avance de la enfermedad. En un paciente de menos de 70 años, lo que
habitualmente hacemos en cánceres tempranos es lo que se denomina
prostactectomía radical, o sea sacamos la próstata, ganglios y limpiamos
toda la zona del cáncer para darle chance de curación. Si viene un paciente
de 75años, es un cáncer que avanza lento entonces muy probablemente el
paciente se muera de viejo y no del cáncer. Por eso se toma como valor de
referencia los 70 años”.
Esto tiene que ver, vuelve a aclarar el doctor, con que se trata de una
enfermedad lenta y que se hace aún más lenta cuanto más añosa es la
persona: “Cuanto más temprano podamos hacer los chequeos vamos a tener
chances de curación”. Y para hacerse esos chequeos, todos los hombres
mayores de cincuenta años o menores a esa edad pero con antecedentes en la
familia pueden dirigirse al servicio de Urología del Hospital Penna donde
se atiende en consultorio todos los días.

Biopsia prostática
“Cuando tenemos la sospecha de un cáncer por un nódulo o un PSA que está
elevado, hacemos una punción prostática y esa punción arroja una
característica de la célula, son estadíos que indican de 1 a 10 qué grado
de agresividad tiene el cáncer. 10 es el máximo, 2 puede ser el mínimo, el
7 es el que habitualmente vemos, es intermedio, ni bueno ni malo, es un
estadío intermedio”.
“El porcentaje de mortalidad intraoperatoria es mínimo y el de curación va
un poco de acuerdo a qué estadío sea el del paciente que estamos operando,
de acuerdo al PSA y ganglios, de acuerdo a todo eso tenemos tablas que
arrojan porcentajes de curación pero es muy dinámico. Por lo general, a
grandes rasgos andan bien”.

Recomendaciones para prevenir
“Vida sana, ejercicios, caminatas, alimentación sana, dicen que hay que
comer tomate cinco veces a la semana ya que contiene elementos que ayudan a
prevenir este cáncer. Pero lo que más va a ayudar va a ser hacer los
chequeos, con antecedentes a partir de los cuarenta y sin antecedentes a
partir de los cincuenta”.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp